Rutina de emergencia: abdomen de modelo en 2 semanas

¿Crees que es imposible? Bueno, eso depende de cada quien, de que tantas ganas y voluntad tengas para poner tu abdomen espectacular para las fiestas de fin de año. Poner tu abdomen firme y plano es posible y lo podrás lograr en poco tiempo si estás decidida a todo, así que ánimo y no te des por vencida, ya verás que si sigues al pie de la letra estos tips, tu abdomen lucirá como nuevo en muy poco tiempo y podrás ponerte lo que se te antoje en estas fiestas decembrinas.

Rutina para moldear y rebajar abdomen en dos semanas

Dieta

La dieta es importantísima, pues el abdomen y cintura son zonas donde se guardan y acumulan grasas extras, por eso es unan zona que es difícil de mantener en forma. Sin embargo, con esta dieta, ya veás como tu abdomen empieza a perder talla

Ayunas: bebe un vaso de jugo de arándano fresco, bayas de goji, toronja o un vaso de te verde tibio, con el jugo de un limón exprimido. No comas nada más durante media hora. Estos jugos son excelentes para quemar grasa extra y desalojar el intestino de toxinas, gases y sustancias tóxicas acumuladas, son estupendos depuradores.

Desayuno: Come un plato de papaya y una taza de avena, o un plato de piña y una barrita energética de amaranto algún otro cereal. Haz el esfuerzo por evitar durante este tiempo, panadería refinada y azúcar blanca, los cuales solo causas sobrepeso en tu cuerpo. Evita en el desayuno cualquier tipo de pan, prefiere siempre barritas de cereales o una taza de avena o atole.

Entre el desayuno y la comida: si te da hambre, come un plátano, el cual contiene mucha fibra y, además, da unan sensación de saciedad. También puedes comerte una naranja o un jugo de zanahoria con apio.

Comida: se permite solo un guisado (un plato caliente), el cual deberá ser siempre acompañado de una ensalada y una taza de te verde, te rojo o de marrubio. El guisado no debe contener ningún tipo de carne roja, se permite el pollo y el pescado. Si comes sopa, la sopa se cuenta como un platillo. Si comes carne, no debe ser frita, sino asada, y debes acompañarla con una ensalada de vegetales frescos o al vapor (sin cocinar mucho). No bebas ninguna otra bebida que no sean las infusiones recomendadas. No se debe comer postre ni fruta en este momento pues el azúcar de las frutas fermenta todo el alimento y genera alcohol, lo que no ayuda en este momento. En este momento puedes comer 1 o 2 tortillas, o una pieza de panadería integral.

Entre la comida y la cena: come cualquier jugo de frutas o verdura, pero recuerda no combinar frutas con verduras. También puedes comer una barrita de avena o de otro cereal.

Cena: se puedes comer una sopa o caldo de verduras, media papa al horno sin mantequilla, margarina ni aceite, (sólo se permite el aceite de oliva extra virgen), o una taza de avena. Bebe infusión de alpiste o leches vegetales de de alpiste, avena o almendras.

Antes de dormir: come dos manzanas, te ayudarán a depura tu cuerpo y aportaran mucha fibra.

Rutina de ejercitación:

Muy bien. Ya que estás dispuesta a todo, y que has pensado seguir esta dieta emergencia, ahora hay que combinarla con una rutina de ejercicio para que le des forma y fuerza a tu abdomen.

La rutina es así:

Corre o haz caminata durante 15 minutos. Después, haz series de abdominales como se indica. Si no haz hecho abdominales últimamente, empieza con series de menos, no te esfuerces de más pues entonces puede resultar contraproducente el ejercicio o podrías lastimarte. Siempre es recomendable que inicies poco a poco.

Abdomen 1: acostada en el suelo, dobla tus piernas y pon tus manos en tu nuca. Ahora, trata de levantarte y de llegar hasta tus rodillas. Si no puedes, hazlo hasta donde llegues. Haz series de 10 repeticiones, aunque seas principiante. Si ya has hecho abdominales, sube las repeticiones hasta 20 0 30.

Abdomen 2: acostada en el suelo y con los pies estirados, pon tus manos debajo de tus glúteos y sube tus piernas verticalmente sin doblarlas, hasta que formen un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. Sube y baja lo más lento que puedas. Repite 10 veces o adecua según la fuerza de tu abdomen.

Abdomen 3: acostada en el suelo en forma lateral (de costado). Sube y baja tu cuerpo de manera que sientas que trabaja la zona de tu cintura. Haz repeticiones de 10 de cada lado.

Abdomen 4: acostada en el suelo, con las piernas estiradas y las manos debajo de los glúteos. Sube las piernas lentamente a unan altura no muy lejana del piso (unos 10 cm) y mantén las piernas en esta posición un minuto. Luego, sube tres centímetro más y mantén otro minuto. Ve subiendo así poco a poco hasta que llegues a 90 grados. No bajes tus piernas de golpe. Bájalas repitiendo el mismo ejercicio.

Postura:

Recuerda que tu postura es un punto clave para que tu abdomen se vea más estirado y esbelto. Pon tu espalda derecha y aprieta el abdomen, incluso si estás sentada, no dejes que el abdomen cuelgue o se afloje, mantenlo en su lugar. Una forma de empezar a corregir la mala postura y el abdomen flojo, es poniendo una marquita en la parte posterior de tu mano (puede ser un circulito o lo que desees). Cada ves que lo mires, corrige la postura y aprieta el abdomen y ponlo en su lugar.

Y para finalizar esta rutina emergencia, debes beber 2 litros de agua al día como mínimo. El agua ayudará a que tus intestinos trabajen adecuadamente y a eliminar desechos de grasa y tóxicos.  ¡Ánimo y adelante!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 3,50 out of 5)
Loading...
11 Comentarios
  1. diciembre 15, 2010
  2. diciembre 15, 2010
  3. diciembre 17, 2010
  4. diciembre 17, 2010
  5. abril 22, 2011
  6. junio 6, 2011
  7. octubre 4, 2011
  8. febrero 29, 2012
  9. febrero 29, 2012
  10. octubre 5, 2015
  11. diciembre 30, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR