Propiedades del sésamo en la salud, en la cocina y en la belleza

El sésamo, también llamado ajonjolí, es una de las semillas comestibles y oleaginosas de más antigüedad que el hombre conoce. El sésamo es una planta originaria de la India y de África, y llegó a América transportada por los esclavos. En sus inicios, se utilizaban sus semillas para espesar y dar sabor a los alimentos. Actualmente, es una de las semillas más usadas en la cocina y repostería internacional, sobre todo en la oriental.

Las semillas de sésamo poseen:

• Una cantidad elevada de proteínas
• Son ricas en metionina, un aminoácido esencial.
• Las grasas que contiene son «buenas», es decir, insaturadas.
• Éstas, junto a la también presente lecitina, contribuyen a reducir los niveles de colesterol sanguíneo.
• El sésamo es fuente importante de diferentes minerales como el calcio, que interviene en la formación de huesos y dientes, el zinc, mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Y el hierro.
• El sésamo contiene casi 20% de proteínas, un gran porcentaje de vitamina B y un 55% de aceite, lo cual le hace ideal para mantener la piel lozana y brillante.

Uso mecicinal:

• Se aconseja durante el embarazo y la menopausia por su gran cantidad de calcio.
• Es buen colaborador par a aumentar la movilidad en las articulaciones.
• Se recomienda en periodos de debilidad o anemia por su considerable contenido en hierro.
• Se dice que esta semillita previene la infertilidad masculina por su aporte de zinc.
• Las semillas de sésamo poseen buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestinal.
• En la medicina china es utilizado para lubricar el corazón, el hígado, los riñones, el páncreas y los pulmones.
• Su aporte en lecitina (supera en cantidad a la soja) ayuda a reducir y controlar los niveles de colesterol.

Belleza:

Otro de los modos más frecuentes de encontrar esta planta es en aceite. Éste se obtiene a partir del prensado en frío de las semillas. Conviene tener en cuenta que, para poder aprovechar todas las propiedades de este aceite, es importante comprarlo sin refinar.
El aceite es empleado en diversos productos cosméticos para lubricar y embellecer la piel.

¿Cómo consumir sésamo?

La forma más común de adquirir y consumir sésamo es en forma de semillas, ya sea tostadas o naturales. Pueden encontrarse ya incluídas en productos como panes y galletas, como solas.
El sésamo es una semillita muy versátil que puede ser mezclada junto con otras especias para lograr una serie de platillos de todo tipo. Se utiliza sobre todo la semilla entera,  espolvoreada sobre ensaladas, panes, salsas, moles, carnes galletas, dulces, etcétera, y de esta semilla se puede extraer una gran cantidad de aceite.

Es recomendable, una vez abierto, guardar el producto en un lugar seco para preservarlo de la humedad. El sésamo es ideal para guisos de pescado, repostería, soja con ciruelas y almendras, el tofú natural marinado, etcétera.

Otra forma de consumirlo es en forma de gomasio, nombre que recibe la sal de sésamo y con la cual pueden prepararse variados platillos y salsas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
8 Comentarios
  1. diciembre 27, 2008
  2. enero 25, 2009
  3. enero 26, 2009
  4. febrero 13, 2009
  5. octubre 5, 2010
  6. noviembre 21, 2010
  7. junio 23, 2012
  8. diciembre 19, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR