Sensibilidad a los ruidos (Hiperacusia): causas y como ayudarse

¿Te molesta el ruido de los coches, las motos, los camiones? ¿Te irritan algunas voces o sonidos como la licuadora? ¿Te perturba el sonido de los cubiertos, latos, etc.? La hiperacusia es una sensibilidad especial a los sonidos que, para una persona, serian normales. Para quienes padecen esta hipersensibilidad los sonidos normales resultan un fastidio y un motivo de irritación.Sensibilidad a los ruidos (Hiperacusia)

Las personas que padecen esta sensibilidad muchas veces se aíslan, van abandonando ciertas actividades debido a que no toleran los ruidos de afuera o del sitio donde estan o trabajan, así que dejan de manejar, de salir a pasear, de hablar por teléfono, incluso de trabajar, etc. En ocasiones usan tapones para menguar el sonido, sobre todo cuando es elevado o muy agudo y retumbante, como los electrodomésticos como la secadora de cabello, la aspiradora, la lavadora, etc.

La hiperacusia suele aparecer en personas que tenían con audición normal o levemente disminuida (hipoacusia ligera), y se acompaña generalmente con acufenos, los ruidos o zumbidos que suceden en el oído que no se originan por causa externa.

Síntomas de Hiperacusia

  • Estrés o irritabilidad constante en la persona.
  • Acúfenos que suelen acentuar o menguar su sonido constantemente.
  • Trastornos de sueño
  • La vida del paciente se afecta debido a esta hipersensibilidad.

Causas de la Sensibilidad a los ruidos o Hiperacusia

Las causas pueden ser varias. Un estrés intenso y constante en la persona aunado a la exposición de sonidos fuertes, usar el volumen alto constantemente o trabajar cerca de sonidos agudos y constantes. Otra causa mas profunda es la emocional, consiste en la  intolerancia a escuchar ciertas cosas que no nos gustan, la sensibilidad se genera cuando la persona se resiste a escuchar ciertas cosas o “verdades” que considera “un ruido” para su vida, por lo que el oído va degenerando y volviéndose muy sensible a las cosas “normales” que siente son un ruido.

¿Qué hacer?

Si sientes que eres muy sensible a los sonidos que para otros no son normales, toma en cuenta que las formas de combatir esto pueden ser varias. Esta el uso de generadores de sonido que con combinaciones de sonidos en bandas amplias puede ayudar a muchas personas. Otra forma es usando sonidos muy suaves que se van incrementando suavemente cada día hasta conseguir un sonido normal.

Dieta

La mayor parte de las enfermedades o desequilibrios en el organismo se debe a que en el cuerpo hay una elevada circulación de toxinas, la cual sucede por muchas causas, ya sea porque le intestino no desaloja los desechos apropiadamente, porque la dieta es deficiente y hay ingesta de muchos alimentos procesados o refinados como harinas blancas, que van desmineralizando el cuerpo y causando desgates innecesarios. Un día comiendo solo papaya puede empezar un tratamiento natural, la dieta se hace comiendo un día o dos sólo papaya, empezando en ayunas con un te de cola de caballo para ayudarle al cuerpo a equilibrar los oídos, los cuales están asociados al riñón.

Después de esta dieta, trata de evitar azucares y harinas, leche de vaca en todas sus formas y de comer carnes rojas. Bebe al día dos litros de agua y practica la siguiente meditación: En un lugar tranquilo, pon música suave y que te agrade y concentrate en sus sonidos, procura que no sea cantada sino instrumental, y que sea suave, trata de disfrutar la música y siente deleite por poder escuchar, esto ayudara a tu oído a relajarse y estar mas receptivo a lo que escucha en su vida cotidiana.

Otras formas de tratar esto son:

  • Trata de salir a hacer ejercicio a lugares tranquilos para desahogar
  • Posible estrés o ansiedad acumulados.
  • Si te sientes estresado o enfadado sin duda procura darte descansos donde puedas meditar las cosas que no te gustan o molestan y ver la forma en como puedes cambiarlas.
  • Si te irritan cosas en tu vida y no sabes cómo cambiarlas, y tus oídos son sensibles, puedes volverlos más sensibles con esto. Es muy importante que aprendas a desahogar tu enojo y a no esperar de los demás, recuerda que tu felicidad es tu responsabilidad, conócete un poco mas cada día y aprende de las cosas que no te gustan. Aprende a escuchar tus propios ruidos (culpas, inseguridades y debilidades interiores) y veras que esta afección muy posiblemente empieza a menguar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 3,56 out of 5)
Cargando…
60 Comentarios
  1. diciembre 30, 2013
    • octubre 19, 2017
  2. diciembre 31, 2013
  3. diciembre 31, 2013
    • diciembre 31, 2013
  4. diciembre 31, 2013
  5. diciembre 31, 2013
  6. enero 7, 2014
  7. enero 16, 2014
  8. enero 17, 2014
    • enero 1, 2015
    • enero 11, 2016
      • febrero 18, 2017
    • marzo 31, 2016
    • mayo 6, 2017
    • agosto 10, 2017
  9. abril 25, 2014
  10. junio 27, 2014
  11. septiembre 6, 2014
  12. diciembre 28, 2014
    • febrero 12, 2017
      • julio 1, 2017
      • julio 1, 2017
  13. enero 1, 2015
    • junio 21, 2016
  14. febrero 13, 2015
  15. abril 21, 2015
  16. abril 22, 2015
  17. junio 18, 2015
  18. julio 2, 2015
  19. julio 22, 2015
  20. septiembre 4, 2015
    • octubre 13, 2016
  21. septiembre 21, 2015
  22. octubre 15, 2015
  23. octubre 26, 2015
  24. octubre 28, 2015
  25. febrero 2, 2016
    • marzo 31, 2016
    • junio 21, 2016
    • febrero 18, 2017
  26. febrero 2, 2016
    • septiembre 14, 2016
  27. febrero 28, 2016
  28. abril 15, 2016
  29. abril 28, 2016
    • enero 13, 2017
      • mayo 7, 2017
  30. abril 30, 2016
  31. mayo 23, 2016
  32. septiembre 24, 2016
    • septiembre 24, 2016
  33. diciembre 4, 2016
  34. diciembre 24, 2016
  35. mayo 5, 2017
    • mayo 6, 2017
      • mayo 7, 2017
    • agosto 10, 2017
  36. septiembre 10, 2017
  37. septiembre 18, 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies