Propiedades del Melón y usos terapéuticos

El melón, esta fruta, de cáscara rugosa y de un color verdoso y grisáceo, es una de las frutas más refrescantes que hay, por eso es común encontrar melones en los lugares cálidos o en época de calor. Existen algunos tipos de melón: el melón verde, color naranja, blanco, amarillo, etcétera. El melón, fruto de la melonera, contiene mucha agua rica en minerales, su carne, de un color naranja muy peculiar, es dulce y muy jugosa.

Propiedades Terapéuticas del Melón

Propiedades y usos terapéuticos del melón:

• Neutraliza la acidez.
• Es laxante y diurética.
• Destaca por su composición de 80% de agua.
• Tiene pocas calorías, así que esta recomendado en dietas para bajar de peso.
• Contiene: vitamina A, B, C y E.
• Rica en antioxidantes (por su alto contenido en betacaroteno).
• Es rico en minerales como calcio, magnesio, zinc y potasio.
• Contiene ácido fólico, muy indicado para las embarazadas.
• Muy útil para personas que tienen insuficiencias hepáticas y renales.
• Ayuda para bajar la fiebre, su jugo muy beneficioso.
• Bueno para hidratar la piel.
• Útil en casos de hipertensión.
• Excelente tónico para deportistas de alto rendimiento.
• Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y puede colaborar en la formación de huesos, dientes, colágeno y glóbulos rojos.
• Ayuda en casos de reumatismo, hemorroides, cefaleas, artritis, deshidratación, acumulación de ácido úrico, intoxicaciones, acné, tifus, gota, obesidad.

Cómo comerlo

Para que saques los mayores beneficios de esta fruta, debes procurar comerlo cuando este maduro y dulce. El que no esta maduro puede provocar indigestión. Si comes los trozos de la fruta, debes masticarla muy bien y despacio, y procura no combinarlo con ningún otro alimento (como legumbres, carnes, leche, etcétera) ni con frutas cítricas o ácidas.  Evita comer esta fruta después de la comida o tomar agua de melón mientras comes, pues el azúcar del melón fermentara los alimentos y no permitirá que ninguno se aproveche del todo, irritando al estómago.

Aprende a detectar un melón maduro

• Ponlo cerca de tu nariz: entre más penetrante es el aroma, más maduro está.
• Si tocas los extremos de un melón y estos están blandos, es que ya puede comerse.
• Elige siempre el que tenga más peso.

Evita comerlo en caso de:

Estreñimiento, diabetes (por su alto contenido de azúcar) y en niños menores de dos años.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3,00 out of 5)
Cargando…
7 Comentarios
  1. Septiembre 28, 2009
  2. Octubre 22, 2009
  3. Julio 25, 2011
  4. Septiembre 17, 2011
  5. Mayo 5, 2013
  6. Octubre 31, 2014
  7. Noviembre 19, 2014

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies