Lengua amarilla, qué significa y cómo curar el mal aliento que ocasiona

En nuestro cuerpo existen zonas que, al estar más expuestas que otras, merecen que les prestemos mucha más atención. Sin lugar a dudas, la zona de la boca es una de ellas. Para una buena salud bucal, mantener un buen aliento y una lengua limpia es fundamental. Pero, ¿qué sucede si tienes la lengua amarilla y mal aliento?

¿Cómo se puede evitar estas molestias? ¿Qué hacer para devolver el color natural y normal a la lengua? ¿Cómo combatir el mal aliento? Después de consultar algunos sitios especializados en halitosis hoy te traemos las respuestas a todas estas preguntas. Veremos las claves para tratar este problema de la lengua amarilla que lleva asociado el mal aliento.

lengua amarilla

Lo que debes saber sobre la lengua

La lengua es uno de los músculos más usados de todo el cuerpo, es un órgano que interviene en importantes funciones del organismo como la alimentación, el sentido del gusto y, además, es un órgano imprescindible en el habla, si no que se lo digan a esa vecina que sabe hasta el chisme más reciente del vecindario.

La longitud promedio de la lengua en un adulto es de unos diez centímetros, el color normal de la lengua es de un tono rosado, cualquier coloración diferente a esta es sinónimo de que algo no anda bien.

La lengua y el aliento son dos cosas que van de la mano, es mucho más probable que exista buen aliento cuando la lengua se encuentra en condiciones óptimas.

Tengo la lengua amarilla ¿Qué sucede?

Generalmente, la lengua presenta este tipo de coloración cuando ha ocurrido una acumulación de bacterias, esto es algo que puede suceder por más de un motivo, por ejemplo:

  • Hongos en la boca y/o garganta.
  • Consumo de ciertos medicamentos que disminuyen la producción de saliva.
  • No cepillar la lengua debidamente.

Cabe señalar que cuando existe una gran cantidad de bacterias en la lengua, el aliento también se modifica y se puede percibir un olor fuerte y desagradable.

También se debe considerar que si tienes hábitos de consumo de alcohol y tabaco la lengua y el aliento sufren alteraciones como estas debido a la resequedad en la boca.

Estos síntomas no suelen ser consecuencia de algo grave, pero si además están acompañados por inflamación, dolor, y sangrado es conveniente que acudas a tu doctor para descartar algún problema mayor.

Cómo evitar la lengua amarilla

La mejor recomendación en estos casos es que mantengas una limpieza adecuada de tu boca y de tu lengua utilizando productos que te favorezcan, por ejemplo, no a todos les conviene utilizar un cepillo de cerdas duras, en estos casos es mejor usar un cepillo de cerdas suaves.

A la hora de cepillar los dientes se suele pasar por alto que la lengua también necesita limpiarse y, la manera correcta de hacerlo es con movimientos rectos desde atrás hacia adelante.

cómo evitar la lengua amarilla y el mal aliento

Haciendo esto también evitas que se genere el mal aliento causado por bacterias.

Como combatir el mal aliento

Si con el cepillado habitual de los dientes no se lo logra entonces puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones.

  1. Utiliza aceite de menta y té de manzanilla para realizar un enjuague que elimine las bacterias y elimine el mal aliento. Esto lo logras vertiendo en un vaso de cristal cuatro cucharadas de té de manzanilla junto con cinco gotas de aceite de menta, en cuanto estén mezclados los dos ingredientes ya puedes utilizarlo. Debes de tenerlo en tu boca, mínimo, treinta segundos.
  1. Haz una crema especial para lavar únicamente tu lengua después de cepillar tus dientes. Para esto necesitarás una cucharadita de bicarbonato de sodio y media cucharadita de miel de abeja. Debes de mezclar los dos ingredientes hasta que se integren bien y tengan una consistencia más sólida que líquida, luego cepilla tu lengua como te indicamos anteriormente. Hazlo dos veces al día.
  1. Limpia tu lengua con aceite de árbol de té. Este aceite tiene muchos beneficios, pero especialmente es conocido por combatir a las bacterias con mano fuerte. Para esto necesitas usar una gasa o un trapo limpio de algodón. Colócalo en tu dedo índice y esparce tres gotas de aceite de árbol de té en él, luego procede a limpiar tu lengua desde atrás hacia adelante por unas cinco ocasiones, cambia de gasa o de trapo y repítelo una vez más.

Esto debes de hacerlo una vez al día después de haber cepillado tus dientes.

Además de estas tres recomendaciones es muy importante beber suficiente agua, que lleves una dieta equilibrada y que evites hábitos que perjudiquen tu salud, como fumar o beber en exceso.

Si consideras que la lengua amarilla y el mal aliento son un efecto secundario de algún medicamento que debes consumir debes de comunicárselo a tu médico para que te proporcione una solución, pero hasta eso no debes de suspender ningún tratamiento.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…
2 Comentarios
  1. diciembre 25, 2017
  2. enero 7, 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies