Humectantes naturales para una piel suave. 5 remedios caseros

Sin importar si nuestra piel es seca o no, la hidratación siempre es necesaria para mantenerla radiante y saludable. Muchos recordamos humectar nuestra piel sólo cuando notamos que está áspera o seca. Sin embargo, es importante adoptar una rutina para mantener nuestra piel sana. Los humectantes naturales pueden convertirse en buenos aliados. En este post veremos algunos humectantes naturales o hidratantes que podemos hacer en casa.Humectantes Naturales para mantener tu Piel Suave

Piel, un reflejo de nuestra salud

La piel es el órgano de mayor extensión de nuestro cuerpo y al igual que nuestro cuerpo, se nutre de nuestra dieta, por ello, es indispensable que nuestra alimentación sea la adecuada para que pueda reflejar salud y que luzca radiante.
Consumir líquidos suficientes será necesario si queremos que nuestra piel esté hidratada, es por ello que es aconsejable beber agua natural durante el día como parte de nuestra hidratación, por regla general, suele aconsejarse beber dos litros de agua al día, sin embargo, nuestras necesidades de líquidos pueden variar, siendo a veces menores o mayores.
Por otro lado, las vitaminas y minerales son esenciales para que nuestra piel se mantenga hidratada desde el interior, estos nutrimentos se encuentran tanto en frutas como verduras.

5 Humectantes naturales

Es posible encontrar una variedad de productos cosméticos que nos ayuden a conseguir una piel mas tersa, suave y nutrida, sin embargo, hay elementos que muchas veces tenemos en casa que nos sirven para humectar nuestra piel.
Se recomienda preparar poca cantidad ya que a diferencia de los humectantes comerciales, estos productos no tienen conservadores por lo que pierden algunas de sus propiedades.

1. Humectante de miel y avena

Tanto la miel como la avena son ingredientes que ayudan a nuestra piel. Los tipos de aceite que se encuentran en la avena suelen ser buenos aliados para nuestra humectación.
Es posible realizar una mascarilla hidratante con una cucharada de harina de avena y una cucharada de miel, en caso de ser necesario puedes añadir un poco de leche para suavizar la mezcla.
Esta mascarilla es ideal para hidratar el rostro, aplícala con tus dedos con tu rostro limpio, y deja actuar por 15 minutos, enjuaga con agua templada y seca con una toalla limpia, repite tres veces a la semana.

2. Humectante de Aceites

Si quieres tener una piel suave y tersa es posible de conseguir con distintos aceites naturales, claros ejemplos son el aceite de almendras, el aceite de coco, y el aceite de rosa mosqueta.
Si deseas humectar tu piel naturalmente, puedes tomar un poco de aceite de almendras entre tus manos y aplicar sobre las zonas que quieres humectar, incluyendo el rostro, recuerda utilizar tan solo par de gotas en esta zona, especialmente si tiendes a ser de piel grasa, el aceite de rosa mosqueta puede ser otra opción aunque menos económica, pero es de muy rápida absorción.
En cuanto al aceite de coco, es ideal para resequedad evidente, por ejemplo, para nuestras manos en temporada de frío, también se puede aplicar en distintas zonas del cuerpo, utilizando poca cantidad para evitar alguna sensación incómoda. Estos aceites pueden emplearse diariamente para mantener una piel sana y radiante.

3. Humectante para pieles grasas

Cuando tenemos una piel grasa nos preocupa que al aplicar algún agente humectante a base de aceite se acentúe el problema, sin embargo, es posible tener una alternativa natural para mantener un rostro limpio y fresco.
El pepino nos ayuda a humectar nuestra piel, para aprovechar su potencial, corta unas rebanadas delgadas de pepino y mójalas en un poco de yogurt natural antes de aplicar sobre tu rostro, distribuyendo las rebanadas, en el área de los ojos puedes aplicarlas sin el yogurt, deja actuar por 15 minutos, retira y enjuaga. Notarás una piel suave, fresca y limpia.

4. Crema casera para humectar

Si deseas preparar una crema casera corporal, es posible con los siguientes ingredientes:

  • 1 parte de manteca de cacao
  • 1 parte de aceite de coco
  • Un recipiente con tapa para reservar
  1. En una cacerola a baño maría, ponemos nuestros ingredientes y dejamos que se fundan.
  2. Una vez líquidos, mezclamos bien y retiramos del calor, dejando reposar un poco hasta que se enfríe, bate con la batidora para suavizar la crema y colócala dentro del recipiente.
  3. Recuerda reservar en un lugar fresco o, en caso de que haga mucho calor, reserva en la nevera.

5. Aloe Vera

Si tienes una piel grasa pero quieres mantener la hidratación, el aloe vera puede ser tu mejor opción.
  • 1 cristal pequeño de aloe vera limpio
  • 1 cucharadita de aceite de almendras
  • 1 gota de aceite esencial de tu elección (opcional)
Preparación:
El cristal de aloe vera lo podemos extraer de la planta, cortando un pedazo y eliminando la cáscara, una vez realizado, lavamos bien bajo el chorro de agua fría.
Después, machacamos el cristal de aloe vera y añadimos el aceite de almendras y el aceite esencial de tu preferencia, mezclamos bien y aplicamos en las zonas que queremos humectar, dejamos secar y enjuagamos con agua fresca.
Te gustaron estos humectantes naturales? Conoces otros remedios para hidratar la piel? Puedes contarnos o darnos tu opinión en los comentarios de abajo!  🙂

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
8 Comentarios
  1. abril 18, 2017
    • junio 5, 2017
  2. abril 18, 2017
    • junio 5, 2017
  3. mayo 30, 2017
    • junio 5, 2017
  4. julio 17, 2017
    • septiembre 13, 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies