Terapia de luz contra la Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel en la que se presenta descamación e inflamación de la misma.
En condiciones normales, nuestra piel se renueva produciendo células en un proceso que dura alrededor de un mes, sin embargo, quienes sufren de psoriasis atraviesan este proceso de renovación celular en cuestión de días por lo que las células muertas se acumulan en la superficie causando descamación y otros síntomas como escozor e inflamación. La fototerapia es una alternativa que puede ayudarnos a combatir la psoriasis.

Terapia de luz contra la PsoriasisTerapia de luz, una terapia accesible

Dependiendo de las necesidades del paciente, la fototerapia puede aplicarse en casa o bien, en una clínica, sin embargo, se debe tener en cuenta que el tratamiento requiere de constancia para poder observar sus beneficios, es posible que un par de sesiones no resuelvan el problema, pues deberán aplicarse varias sesiones con la constancia recomendada por su médico.
Si se opta por llevar a cabo la fototerapia en casa, se debe adquirir el equipo especializado para lo cual en algunos lugares puede requerirse receta médica. Para aplicar la fototerapia en casa será importante seguir las indicaciones del experto y además, tener una valoración de los resultados, es decir, un chequeo habitual.

Tipos de Fototerapias

Se conoce como fototerapia, o terapia de luz al uso de luz ultravioleta para obtener efectos beneficiosos en nuestro organismo. Existen distintos tipos de terapias de luz mismos que van a tener diferente efecto sobre enfermedades como la psoriasis.

Luz ultravioleta B o UVB

Se encuentra presente en la luz natural del sol, y puede ser empleada para combatir la psoriasis. La luz UVB ayuda a retardar el crecimiento de las células de la piel que se involucran en la psoriasis.   
Existen dos tipos diferentes de tratamientos de luz ultravioleta B, de banda ancha y de banda estrecha.
  • Banda ancha: suelen ser menos efectivas que las de banda angosta, el rango de longitud de ondas UV es mayor que las de banda angosta, por lo que es menos específica.
  • Banda angosta: Son más específicas ya que liberan un rango más estrecho de luz ultravioleta por lo que genera efectos beneficiosos más rápido y además, el paciente presenta menos enrojecimiento y requiere de menos sesiones.
Nota: Es posible que la aplicación de luz UVB pueda empeorar los síntomas como enrojecimiento y escozor de forma temporal, por lo que, en caso de presentar estos problemas se aconseja reducir el tiempo de aplicación y exposición de la luz UVB. Además, este tipo de fototerapia puede combinarse con otras opciones de tratamiento como cremas y ungüentos dirigidos al tratamiento de psoriasis, sin embargo, se debe consultar previamente con un experto, puesto que algunos de estos productos pueden aumentar la sensibilidad de la piel a la fototerapia de forma negativa.

Luz solar

Los rayos UVB también se encuentran en la luz solar, por lo que es posible utilizar el sol a nuestro favor contra el psoriasis.
Se recomienda exponer las áreas afectadas al sol alrededor de 10 minutos durante el mediodía y cada semana aumentar medio minuto, hasta alcanzar 20 minutos de exposición al sol.
Se deben tener precauciones con la fototerapia de luz solar, hay que evitar la sobre exposición al sol ya que puede desencadenar en quemaduras solares.  Es importante respetar la tolerancia de nuestra piel a la luz del sol, si nuestra piel es muy sensible se debe utilizar bloqueador solar.
En caso de optar por esta opción de fototerapia, debemos tener en cuenta que algunos ungüentos y medicamentos tópicos pueden sensibilizarnos a este tipo de fototerapia por lo que es aconsejable consultar a nuestro médico antes si es que estamos bajo un tratamiento tópico, además, hay que recordar que es posible que se requieran de varias semanas de exposición solar para notar mejoría.

Luz Ultravioleta A (UVA)

Los rayos ultravioleta A o UVA también se encuentran presentes en la solar, sin embargo, a diferencia de los rayos UVB, los rayos UVA no tienen la misma eficacia por sí solos, por lo que deben emplearse junto con psoraleno, un fármaco que mejora la eficacia de este tipo de fototerapia.
Este tipo de fototerapia se llama PUVA, el cuál ayuda a reducir la rapidez con la que las células de la piel se regeneran y de esta forma se combaten los síntomas del psoriasis.
Esta terapia que combina tanto los rayos ultravioleta como el fármaco psoraleno no está exenta de efectos secundarios entre los que podemos nombrar, el enrojecimiento de la piel, las náuseas y el escozor, además, el tratamiento PUVA debe aplicarse de pie por lo que es normal que las piernas se hinchen por mantenerse de pie durante las sesiones.

Tratamiento láser

Un tipo de láser conocido como excimer consiste en un láser ultravioleta que se emplea actualmente para tratar las placas de psoriasis, tratamiento que se ha encontrado eficaz en muchos de los casos.
Es posible que se requieran de varias sesiones antes de apreciar resultados positivos, y las sesiones deben tener una diferencia de al menos 48 horas, de lo contrario puede resultar irritante.
La respuesta individual al tratamiento varía, aunque, se puede tomar un promedio de cuatro a 10 sesiones para ver los resultados, dependiendo del caso particular del psoriasis. Se recomienda que los pacientes reciben dos tratamientos por semana, con un mínimo de 48 horas entre tratamientos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. agosto 31, 2016
    • septiembre 1, 2016
  2. agosto 31, 2016
    • septiembre 1, 2016
  3. septiembre 3, 2016
    • septiembre 29, 2016
      • octubre 18, 2016
  4. septiembre 7, 2016
    • septiembre 29, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR