Terapia con Mandalas: imaginación, concentración y creatividad

Mandala significa círculo en sánscrito. Los mandalas son figuras (como la que vemos en el dibujo de este texto) que parten de un centro distribuyéndose de forma geométrica hacia la periferia, dando como resultado formas equilibradas y bellas.Mandalas

Estos atractivos y coloridos dibujos llaman la atención por la belleza de sus formas, no sólo los podemos apreciar en los dibujos pintados de los artistas, sino que podemos encontrarlos presentes en todas las formas geométricas de la naturaleza: las flores, los copos de nieve, los ojos, las manos, las galaxias, etcétera.

El arte de hacer y pintar mandalas es un arte originario de la India, el cual tiene como finalidad conseguir una alta concentración y relajación trazando y coloreando las distintas zonas de la figura geométrica.

La terapia con mandalas se desarrolló posteriormente en occidente con la finalidad de desarrollar la concentración y un estado meditativo profundo. El mandala es sencillo de hacer, y actualmente uno puede darse libertades creativas para desarrollar este arte. Uno puede simplemente coger los lápices de colores, las acuarelas o las crayolas y dejarse llevar por la inspiración, pintar según nos vaya sugiriendo la consciencia, nuestros estados de ánimo y nuestro pensamiento. Hay que recordar que el uso del color es una forma de identificar nuestros estados de ánimo pues cada color indica una frecuencia vibratoria.

Los colores en los Mandalas

La siguiente lista menciona algunos colores y los rasgos de personalidad y ánimo asociados según el momento en que se pinte el mandala:

Rojo brillante: indica seguridad y confianza
Rojo opaco o seco: inseguridad, desconfianza, temor

Verde brillante: salud, verdad, abundancia
Verde seco: depresión, desesperanza, confusión

Amarillo brillante: sabiduría, inteligencia
Amarillo opaco o café: falta de entendimiento emocional, necesidad de conocimiento, sentimiento de sentirse atrapado.

Rosa brillante: amor, amistad, ánimo por dar y compertir.
Rosa enegrecido: falta de amor propio, baja autoestima, dolor emocional.

Azul brillante o eléctrico: Mucha actividad intelectual, mucho razonamiento y entendimiento, capacidad perceptiva aguda. Intuición desarrollada si es azul marino o índigo.

Hacer mandalas es un ejercicio indicado para personas de cualquier edad, incluso los niños pueden disfrutar muchísimo haciéndolos si son bien guiados y motivados, podemos dejarlos que inventen los suyos o proponerles mandalas ya hechos para que los imiten. Además, los mandalas sirven como atractivos decorativos para la casa y sus habitaciones. Los niños que practican mandalas pueden comenzar a desarrollar sus talentos creativos, su concentración e incluso el tan anhelado don de la paciencia.

Así que si quieres explora más tu mente y sus extraordinarias capacidades creativas, aqui te sugerimos este mandala para comenzar.

Terapia con MAndalas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
5 Comentarios
  1. marzo 7, 2012
  2. septiembre 10, 2012
  3. agosto 27, 2014
  4. septiembre 24, 2014
  5. julio 10, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR