Tensión Mandibular, Ansiedad y Medicina Tradicional China

La ansiedad, como todas las emociones, no es algo que este “bien o mal”, es más bien una forma de reaccionar ante determinada forma de ver o entender la vida la cual, si aprovechamos su mensaje, puede ser una gran mensajera para comprender cosas que no sabemos de nosotros mismos. Sin embargo, cuando no sabemos qué exactamente hacer con la ansiedad, o como tratarla, entonces esta puede llegar a influenciar y controlar nuestras reacciones, y causar un gran desgaste tanto físico como mental.

¿Qué provoca ansiedad?

La ansiedad se caracteriza por tener episodios intermitentes o constantes, se define como un miedo o temor patológico el cual tiene que ver con un sentimiento de querer controlar todo, de no confiar ni en uno mismo ni en el proceso de la vida, pensamientos inflexibles y rigidez emocional.

Síndrome de tensión mandibular y ansiedad

Uno de los trastornos provocados por la ansiedad y que realmente puede ser muy problemático es el síndrome de la tensión mandibular, la cual provoca una serie de severas consecuencias como dolor mandibular, limitación de apertura bucal, desgaste prematuro de dientes y muelas, pérdida prematura de piezas dentales, ruidos mandibulares al abrir y cerrar la boca, etc. Otros síntomas habituales relacionados son, cefalea, mareo, vértigo, rigidez cervical, etc.

Bajar ansiedad: bajar tensión mandibular

Uno de los fundamentos de la Medicina Tradicional China es que el componente psíquico (psique-emoción) participa en la fisiología y comportamiento del organismo, por lo que esta alternativa curativa trata a la persona integralmente y no solo el síntoma físico o el cuerpo, que es la forma en que el occidente está acostumbrado a tratar los problemas del cuerpo y a disimular, negar o esconder los desequilibrios o debilidades emocionales.

Tanto los excesos de energía como los faltantes, generan desarmonías interiores que lentamente van causando trastornos. Estos faltantes o excesos de energía circulan por órganos y sistemas, y empiezan a causar ciertos comportamientos entre los cuales destacan el exceso de preocupaciones, obsesiones, ideas fijas, recuerdos que no se pueden borrar o que se presentan continuamente, impidiendo vivir a fondo la intensidad del momento presente, etc.

Una de las formas para empezar a tratar la ansiedad que provoca la tensión mandibular es empezar por armonizar un estilo de vida, y cultivarse en el entendimiento emocional. Por ejemplo, desahogar la emoción de la ira es muy recomendable, pues en esta zona se suele acumular gran cantidad de tensión cuando uno no dice o libera lo que siente. Para esto, no es necesario tener que andar gritando o “rugiendo” como león por doquier. Es importante que uno se responsabilice por sus propias emociones y que las libere en una intimidad donde pueda retroalimentarse lo que uno siente mediante una reflexión.

No decir lo que sentimos verdaderamente, o tratar de controlar mucho la emoción, causa demasiada tensión y ansiedad, y es raíz del síndrome de mandíbula tensa.

Otras formas de bajar la ansiedad y tensión para curar el dolor mandibular son:

  • Vocalizar en voz alta suavemente (decir las vocales una a una abriendo bien la boca).
  • En una habitación o donde podamos estar a solas, poner la imagen de frente de la persona a quien deseemos decirle algo y simplemente decirlo como salga, sin controlar la mandíbula o las palabras que salgan por la boca. Se debe hablar fuerte y claro.
  • Dar un masaje facial concentrándose en la zona de la articulación mandibular.
  • Abrir la boca como si se estuviera bostezando varias veces al día.
  • Simular que lloramos.
  • Cantar fuerte alguna canción pronunciando claramente cada palabra.

Leer acerca del enojo para entenderlo. Por lo general, el enojo es una emoción que nos habla de cuan exigentes somos con los demás y con nosotros mismos, o de cuanto esperamos obtener de ellos y de la vida. Para empezar, podrías dejar de criticarte a ti mismo, o de no estar tratando de complacer a los demás, o de vivir bajo el desgaste de los estereotipos sociales. También deberás no exagerar en el trabajo intelectual y evitar los ambientes competitivos.

Considerando la dieta…

La dieta es sin duda otro componente energético que trae reacciones al cuerpo. Comer inadecuadamente, consumir exceso de azícar refinada o comida chatarra, trae consecuencias de verdad nocivas al sistema nervioso. Asi pues, si deseas bajar la ansiedad, te recomendamos una dieta donde incluyas alimentos como vegetales al vapor, agua suficiente, evitar sodas y comidas procesadas o azucaradas que solo llenan de toxinas al cuerpo y alteran el sistema nervioso.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 4,20 out of 5)
Loading...
27 Comentarios
  1. julio 12, 2012
  2. julio 19, 2012
  3. julio 25, 2012
  4. julio 30, 2012
  5. octubre 16, 2012
  6. diciembre 20, 2012
  7. marzo 25, 2013
  8. agosto 15, 2013
  9. agosto 15, 2013
  10. diciembre 3, 2013
  11. enero 23, 2014
    • agosto 29, 2015
  12. enero 30, 2014
  13. noviembre 17, 2014
    • agosto 29, 2015
  14. diciembre 2, 2014
    • agosto 29, 2015
  15. febrero 5, 2015
    • agosto 29, 2015
  16. mayo 18, 2015
    • mayo 19, 2015
    • agosto 29, 2015
  17. agosto 29, 2015
  18. agosto 29, 2015
  19. agosto 29, 2015
  20. febrero 3, 2016
  21. febrero 4, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR