Reto al Cáncer con frutas ricas en vitamina C (Frutoterapia contra el cáncer)

Fotolia_12387367_XS.jpgLa vitamina C es llevada por la medicina natural hasta sus últimos alcances medicinales  y va ganando cada vez una mayor reputación para ayudar a sanar enfermedades como el cáncer.

La vitamina C ha sido sujeta a una investigación profunda, se sabe que es la primera en la fila para mantener y reforzar nuestro sistema de defensas, ya que es un potente antioxidante que, en este caso, inhibe el cáncer y es considerada como un potente anticarcinógeno.

Las frutas con gran aporte de vitamina C son una excelente base para combatir el cáncer debido a que:

  • Depuran el cuerpo y refuerzan con gran acentuación el sistema de defensas.
  • Ayudan a evacuar grasas nocivas que se acumulan en el cuerpo y causan toxemia, acumulación de toxinas que pueden predisponer al cuerpo al cáncer.
  • Bloquean la nitrosamina, un carcinógeno que se forma en el cuerpo a partir de los nitratos que provienen del tabaco, las carnes ahumadas o curadas y de las secreciones gástricas naturales del cuerpo. La vitamina C previene, en consecuencia, los tipos de cáncer gastrointestinales.
  • Previene el cáncer de seno y el cáncer cervical.
  • Los jugos de frutas cítricas son estupendos para prevenir y curar el cáncer pancreático.
  • Previenen y ayudan a combatir el cáncer de colon, de vejiga, el cáncer endometrial y el de esófago ya que mantienen los tejidos rejuvenecidos y en buen funcionamiento.
  • La vitamina C previene la formación de tumores y quistes.
  • Ayudan a contrarestar los efectos de la quimioterapia disminuyendo en gran medida el contenido de ascorbato en el cuerpo, y pueden llegar a prevenir la caída del cabello si se toma una buena dosis al día (40gramos aproximadamente)

Tratamiento con frutas ricas en vitamina C contra el cáncer

  • Uno de los mejores tratamientos naturales contra el cáncer es el ayuno con una fruta cítrica o ácida  durante 3 o 4 días. Durante este tratamiento, la persona tendría que elegir una fruta de las que se proponen en el inciso siguiente, y consumirla diariamente como único alimento.
  • Las frutas a escoger para este tratamiento son: piña, naranja, ciruelas o uvas rojas con semilla.
  • El tratamiento consiste en elegir un día de inicio y comenzar tomando en ayunas dos cucharadas de aceite de oliva extravirgen. Una vez que se ha tomado el aceite, se debe consumir solo la fruta elegida, tomando durante el día dos litros de agua dosificada, con unas gotas de clorofila liquida o de limón.
  • No se debe comer otra cosa sino esta fruta durante tres o cuatro días consecutivos. Si llegara a cansar o por cualquier motivo no se puede continuar con la misma fruta, esta puede cambiarse por otra de las frutas sugeridas, pero lo ideal es que se mantenga la misma fruta. Si se va a cambiar, debe mantenerse el día completo con la fruta elegida. En caso de tener hambre, se debe consumir más de la misma fruta, debe de hacerse el esfuerzo pues valen la pena los resultados.
  • En caso de sentir algún malestar durante esta dieta, como dolor de estómago, salpullido, diarrea, dolor de cabeza, nauseas, etc., se debe considerar como una crisis de curación, la cual se debe a la movilización de toxinas en el cuerpo. Si es muy fuerte la crisis curativa, suspende la dieta de ayuno con fruta y toma un te de manzanilla y caldos de vegetales al vapor o arroz integral al día.
  • Una vez que se finalice esta dieta, se debe empezar para el día siguiente con la toma de aceite de oliva extravirgen, nuevamente una de las frutas hasta las 12 del día, y luego entonces ir agregando poco a poco alimentos blandos, como un pequeño pedazo de pan integral, alguna nuez, etc.
  • Es imprescindible que durante la dieta que le sigue al ayuno con una fruta, no se tome ningún alimento de procesado, refinado o de procedencia animal, ni carne, ni huevo o leche y derivados, mucho menos embutidos. Se debe mantener una dieta blanda con vegetales al vapor, arroz integral, tortillas o panadería con granos enteros, leguminosas, alubias o frijoles, lentejas, etc.
  • Esta dieta debe ser blanda y sin productos adicionados con colorantes, conservantes, etc., o chatarra. Los alimentos deben ser de preferencia orgánicos para evitar acumulación de toxinas.
  • Se debe empezar cada mañana tomando el aceite de oliva extravirgen y un jugo de cítricos. Dos litros de agua son convenientes al día, y agregar complementos como leches vegetales, chía, levadura de cerveza, algas marinas, etc.
  • Entre comidas y después de dos horas de haber comido, deben consumirse platos de frutas con alto contenido en vitamina C, como las ciruelas, naranjas, fresas, kiwi, etc.

Si la dieta se mantiene con estos alimentos, la cura puede venir milagrosamente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...
14 Comentarios
  1. septiembre 14, 2012
  2. septiembre 14, 2012
  3. septiembre 15, 2012
  4. septiembre 24, 2012
  5. septiembre 26, 2012
  6. octubre 12, 2012
  7. octubre 16, 2012
  8. mayo 19, 2013
  9. mayo 19, 2013
  10. agosto 18, 2013
  11. agosto 18, 2013
  12. diciembre 18, 2013
  13. mayo 12, 2015
  14. junio 17, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR