Reconoce la labor de los demás: ésta es una clave de éxito

Todos trabajamos para alguien, incluso aquellos que son dueños de empresas o negocios y sean quienes toman sus propias decisiones, trabajan para aquellos que se benefician de lo que venden. Por otro lado, todos nos relacionamos con alguien que trabaja para nosotros, pues cada vez, por ejemplo, que vamos a la tienda y compramos algo, en realidad lo que adquirimos es el resultado del esfuerzo y dedicación que tuvo alguien para poder darnos un gusto o cubrir una necesidad. Estamos en un constante trueque, yo comparto esto, yo comparto lo otro, nos beneficiamos y se benefician de nuestro esfuerzo, responsabilidad y creatividad.Breve Meditacion

El dinero, podríamos decir, es una de las recompensas gratas del trabajo pues con este podemos tener la libertad de escoger, dentro de este mundo de alternativas creativas, lo que más nos complace adquirir. Nadie parece quejarse cuando le dan una mejor paga por lo que hace, y muchos protestan cuando la paga parece no ser equitativa respecto a su esfuerzo y creatividad. Llegar a un acuerdo monetario es muy importante para que una empresa, un negocio y hasta una casa funcione fluida y armónicamente. Sin embargo, hay algo que se mueve debajo del dinero y el trabajo y que hace la gran diferencia entre las empresas, negocios y casas que funcionan bien y las que funcionan con gran éxito, y esto es el contento y la disposición entusiasta con el que un trabajador llega a trabajar.

No importa si una empresa tiene mucho dinero o gente altamente creativa y responsable trabajando. Si quienes dirigen no consiguen hacerles sentir a su gente la importancia de su trabajo y el valor que tiene para ellos, entonces la empresa no podrá rendir a su máximo potencial. Está comprobado que la frialdad de los directivos o jefes respecto a sus trabajadores provoca una desmotivación en estos últimos, y si quienes laboran no tienen la virtud de motivarse a ellos mismos, entonces podremos tener gente que trabaja con cierto enojo, disconformidad e insatisfacción, la gente buscará motivos para “no trabajar” o hacer las cosas “ahí nomás”. Este es el principal motivo por el cual muchas empresas no arranquen exitosamente o se queden estancadas sin una evolución creativa. El trabajar en un ambiente donde los directivos son distantes, poco observadores y valoradores del esfuerzo de su gente, invita a sus trabajadores a una próxima búsqueda de trabajo, a una protesta constante así la paga sea buena o muy buena. Además, la empresa tendrá más problemas, pues donde no se maneja una armonía y madurez emocional, los conflictos parecen siempre estar ahi.

El ambiente laboral es un lugar donde se busca encontrar, sobre todo, reconocimiento y valor, porque esto nos lleva a una realización personal y, además, nos hace notar que estamos haciendo para mejorar la empresa y que podemos hacer para mejorarla. Incluso alguna de las personas que saben motivarse ellas mismas, esperan secretamente que llegue algún compañero o directivo y le exprese su sentir respecto a su trabajo, incluso si el sentir no es bueno. Darse unos minutos para decir Gracias, me ha gustado tu trabajo, estoy muy contento contigo en mi equipo laboral”o “ Me ha gustado esto y lo otro, pero creo que podríamos mejorar esto.” o “ Me parece que no has rendido lo que esperábamos, pero confío en tu capacidad, se que lo harás muy bien este mes.”, etcétera, son pequeñas frases que realmente pueden hacer la diferencia, y darle a una persona toda una fuerza para no sólo engrandecer una empresa sino engrandecerse a si mismo.

El contacto emocional maduro es muy importante y debe fluir en un ambiente laboral. Veras que si practicas esto con una intención honesta, la gente de tu empresa o compañeros mostraran un ánimo distinto, verás que si no rendían empiezan a rendir, y si ya rendían, lo harán 10 veces más. Reconoce y comunica lo que sientes: esta es una clave de éxito.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
3 Comentarios
  1. diciembre 10, 2011
  2. mayo 6, 2014
  3. marzo 13, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR