Recetas para Quitar Espinillas y Puntos Negros

Todos queremos lucir una piel libre de imperfecciones y suave, pero en ocasiones nuestra piel presenta problemas tales como espinillas y puntos negros que pueden afectar nuestra apariencia pero también nuestra autoestima.

Recetas para Quitar Espinillas y Puntos NegrosEs posible prevenir el acné en la mayoría de los casos con una dieta y rutinas de limpieza adecuados, sin embargo, una vez que sufrimos del problema de espinillas y puntos negros debemos elegir las soluciones más adecuadas para su tratamiento y evitar así el maltrato de la piel.

Las espinillas son protuberancias de la piel que se forman debido a la acumulación de impurezas como células muertas y grasas y la acción de bacterias. Por otro lado los puntos negros, son también un problema común de la piel que ocurre por la acumulación de sebo y células muertas e los poros de la piel.

¿Qué se debe evitar?

Cuando tenemos brotes en la piel, o bien, aparecen los famosos puntos negros, nuestro primer impulso puede ser presionar los contornos para exprimirlos, pero esto no es lo más aconsejable.

Desafortunadamente aunque parece la solución más obvia, exprimir las espinillas o puntos negros puede provocar que dañemos la piel sana de alrededor y por consecuencia dejaremos marcas y cicatrices más notorias, a veces, incluso, permanentes.

Además, exprimir los brotes o tratar de sustraer los puntos negros con ayuda de nuestros dedos puede favorecer el desarrollo de una infección.

Receta para espinillas con bicarbonato de sodio

Si tienes un cutis graso con tendencia a desarrollar espinillas, el bicarbonato de sodio puede ser una buena alternativa.

El uso del bicarbonato nos puede ayudar a combatir la excesiva producción de sebo así como a mantener el pH de nuestra piel equilibrado y libre de células muertas y otras impurezas.

Para tratar espinillas, se aconseja mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharadita de agua, tomamos con la yema de nuestro dedo y aplicamos en la zona a tratar, dejamos actuar por 20 a 30 minutos y enjuagamos, repetimos diariamente.

Una vez que hemos eliminado las espinillas con éxito, podemos prevenirlas también utilizando el bicarbonato de sodio para exfoliar nuestra piel, conviene  mezclar una cucharada de bicarbonato con una cucharada de agua y la mezcla resultante la esparcimos por el rostro con movimientos circulares sin aplicar presión, repetimos una vez a la semana.

Advertencia: Si notas tu piel muy irritada y sensible al tacto con el proceso de exfoliación, suspende su uso.

Remedio exfoliante para los puntos negros

Para combatir los puntos negros es importante limpiar nuestro rostro, para ello, un exfoliante es una buena idea pues nos ayuda a eliminar las células muertas de la piel.

Mezclamos una cucharada de canela en polvo con 3 cucharadas de miel hasta formar una pasta que vamos a aplicar en las zonas que queremos tratar, es decir, donde tenemos más tendencia a puntos negros, dejamos actuar la miel por alrededor de 1 hora y retiramos, enjuagando con agua tibia.

Remedio con ajo para espinillas

El ajo posee propiedades antibacterianas naturales, que son útiles para combatir las espinillas.

Para aprovechar sus propiedades, corta un diente de ajo por la mitad y frota suavemente sobre las espinillas, dejando actuar durante la noche, lava tu rostro por la mañana.

Elimina las espinillas con Jabón de Azufre

Si tienes problemas con la aparición constante de acné y tu cutis tiende a ser graso, el jabón de azufre es una buena opción.

El jabón de azufre ayuda a combatir la producción excesiva de sebo de la piel, equilibrando el estado de nuestro cutis y ayudándonos a tener la piel de nuestro rostro libre de impurezas. Lava diariamente tu rostro con agua templada y jabón de azufre.

Vaporizaciones para puntos negros

Cuando exponemos nuestra piel al calor, los poros se dilatan y por consiguiente los puntos negros se suavizan, siendo más fácil su extracción.

Para conseguir una extracción de puntos negros sin dañar la piel es recomendable calentar agua en un recipiente, y después, con ayuda de una toalla cubrimos nuestra cabeza por sobre el recipiente para dejar que el vapor abra los poros, debemos ser muy cuidadosos con la distancia y el calor, pues podríamos quemarnos.

Una vez que el vapor haya abierto nuestros poros, podemos aplicar presión con nuestras manos limpias, nunca debemos forzar demasiado la piel, si bien es posible que no todos los puntos negros puedan extraerse, si complementamos este método con una rutina de exfoliación y limpieza lograremos reducirlos considerablemente.

Mascarilla de avena contra el acné y puntos negros

La avena es un ingrediente que fácilmente podemos encontrar en nuestra cocina y cuya composición lo vuelve ideal para todo tipo de pieles.

Para esta receta necesitamos dos cucharadas de harina de avena con un poco de agua para obtener una mezcla homogénea. Aplicamos la mezcla en forma de mascarilla, dejamos secar y posteriormente enjuagamos con agua fría. Se recomienda repetir 3 veces a la semana.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...
5 Comentarios
  1. mayo 16, 2016
    • mayo 30, 2016
  2. mayo 30, 2016
    • mayo 30, 2016
  3. agosto 21, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR