Razones Poderosas para Preferir el Huevo de Codorniz

Si no has probado aún el huevo de codorniz, es momento que conozcas de sus magníficas propiedades nutritivas y te animes a prepararla en casa, sancochados, en guisos o en sopas, para deleite tuyo y el de toda tu familia.

En primer lugar, es necesario destacar que actualmente este alimento supera largamente los beneficios que nos otorga el consumo de huevo de gallina, no sólo por las vitaminas y minerales que posee, sino además porque es bajo en colesterol y ayuda a combatir las alergias que afectan al sistema respiratorio.Huevo de Codorniz

Protege al corazón

Uno de sus valores más reconocidos es que el huevo de codorniz tiene un alto contenido de Omega 3 y selenio, compuestos importantes para la regeneración de células y protector del sistema cardiovascular. De esta manera comiendo estos huevitos, le damos salud a nuestro corazón y podemos evitar una peligrosa trombosis. Esto debido a que el omega 3, contribuye con la disminución de los triglicéridos

 Recomendado a hipertensos

Si eres hipertenso, comer huevo de codorniz también te puede resultar muy positivo, es importante que lo converses con tu médico personal, pues según diversos nutricionistas, las grasas que contiene este huevo ayudar a regular la presión arterial y posibilita la elasticidad de las arterias.

Más proteínas, vitaminas y minerales

Haciendo una comparación con el huevo de gallina, ha quedado demostrado en estudios hechos en Colombia y la Universidad San Marcos del Perú, que el huevo de codorniz contiene más proteínas, minerales y vitaminas.

Por ejemplo le saca una amplia ventaja en Vitamina A, Vitamina B1, B2, B3 y Vitamina D. Lo mismo ocurre con minerales como el fósforo, hierro, sodio, potasio, calcio y magnesio.

Bajo en colesterol y calorías

Quizá junto a su poder de disminuir los triglicéridos, el que tenga bajo colesterol y pocas calorías, es uno de sus más destacadas propiedades y por el que es más consumido. Ya lo sabes come mínimo 6 huevitos de codorniz y no subirás de peso ni acumularás grasas dañinas para tu organismo.

Quiénes deben comerlo

Por todo lo descrito anteriormente podemos entender que este alimento es recomendado para todas las personas, especialmente para los niños que están en desarrollo físico e intelectual y para los adultos que requieren de unidades especiales de calcio y vitamina A. No temas en comerlos diariamente, generalmente en mi país, Perú, es consumido como un entremés, sancochados y con un poquito de sal.

Contra las alergias

Si sufres de rinitis alérgica, asma u otras afecciones respiratorias, el huevo de codorniz te puede ayudar a combatirlas, según  varios estudios; incluso así los comas sancochados o agregados a las comidas o en zumos.

Otros beneficios

La lista de efectos positivos es larga, se dice que el huevo de codorniz también beneficia a nuestro tracto digestivo y alivia las úlceras estomacales.

Otros le atribuyen el poder de fortalecer el sistema inmunológico y mejorar nuestra memoria. Si tienes problemas con la anemia, consumir este alimento puede ser una solución, pues puede elevar el nivel de la hemoglobina en el cuerpo.

Composición  a detalle

Hemos dicho ya que el huevo de codorniz tiene importantes vitaminas y minerales, calcio, entre otras, pero para que tengas la información a detalle, te contamos que también tienen 3,65 mg. de hierro, 13,05 g. de proteínas, 0 g. de fibra y 132 mg. de potasio.

Si pensabas que eso era todo, aquí tienes más: 13 mg. de yodo, 1,47 mg. de zinc, 0,41 g. de carbohidratos, 13 mg. de magnesio, 141 mg. de sodio, vitamina D, vitamina E, vitamina K, 226 mg. de fósforo, 844 mg. de colesterol, 11,20 g. de grasa y 0,41 g. de azúcar.

Contra la TBC

Sabías que los ciudadanos chinos consumen huevo de codorniz para el tratamiento contra la enfermedad de la tuberculosis. Lo mismo para sanar el riñón, el hígado y la vesícula biliar.

Para su consumo

Los especialistas indican que los huevos de codorniz pueden comerse crudos, sin riesgo a contraer infecciones con salmonellas, sin embargo yo los aconsejo cocidos, pues así son más agradables al gusto. Se sancochan igual que los huevos de gallina, cuando empiecen a hervir cuenta cinco minutos y listo, no los sobre cocines pues pueden perderse todas sus bondades.

Puedes comerlos en la mañana, con el desayuno, a la hora del almuerzo como una entrada o en la noche, al momento que desees, solos con una pizca de sal al gusto o acompañado con ensalada y verduras. Yo suelo mandarlo en la lonchera de mis hijas y ellas lo disfrutan felices.

Si es la primera vez que conoces de sus propiedades beneficiosas para tu salud, anímate a probarlos y ofrécelos también a tu familia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votes, average: 4,44 out of 5)
Loading...
24 Comentarios
  1. junio 12, 2014
    • marzo 19, 2015
    • octubre 20, 2015
  2. junio 18, 2014
    • mayo 23, 2016
  3. junio 18, 2014
    • diciembre 29, 2014
      • diciembre 29, 2014
  4. junio 18, 2014
  5. noviembre 3, 2014
  6. abril 19, 2015
  7. mayo 12, 2015
  8. mayo 26, 2015
    • septiembre 10, 2016
  9. junio 6, 2015
    • noviembre 24, 2015
  10. julio 6, 2015
    • enero 12, 2016
  11. septiembre 3, 2015
  12. septiembre 21, 2015
  13. octubre 20, 2015
  14. febrero 22, 2016
  15. agosto 26, 2016
  16. octubre 25, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR