Qué es el pie plano y cómo identificarlo

Pie planoPie plano es la denominación dada comúnmente a una enfermedad que produce el colapso de los arcos del pie. También es conocida como pes planus o arcos vencidos. Se la reconoce porque toda o gran parte de la planta queda en contacto con el suelo cuando la persona está de pie.

La afección es muy común en bebés y niños pequeños, porque el arco en desarrollo queda oculto por la grasa del bebé o porque aún no se ha terminado de desarrollar. Normalmente, con el crecimiento los tejidos se tensan y forman el arco del pie a los 2 o 3 años de edad. Hacia la adolescencia, este alcanza su máxima altura. Sin embargo, este desarrollo puede no suceder en algunas personas.

Consecuencias del pie plano

Los arcos del pie protegen el cuerpo proporcionándole amortiguación, distribuyendo el peso para lograr el equilibrio y soportar la presión.

El vencimiento de los arcos se produce cuando los tendones que sostienen las articulaciones del pie están flojos o distendidos. La longitud del arco, también llamada bóveda plantar, disminuye llegando a tocar el suelo y produciendo trastornos de alineación del esqueleto.

Los pies planos no afectan el reflejo plantar ni la capacidad motora de quien los padece, sin embargo, en algunas ocasiones pueden producir dolor articular o muscular, y sensación de fatiga en la zona. Generalmente las molestias aparecen luego de practicar ejercicio físico o de permanecer de pie durante un tiempo prolongado.

¿Pie plano rígido o flexible?

Para establecer un tratamiento, es importante determinar si el pie plano es del tipo rígido o flexible.

El pie plano flexible permite la movilidad de las articulaciones del pie y la posibilidad de corrección los trastornos de alineación producidos por el vencimiento del arco. El pie plano rígido, en cambio, es causado por una unión anómala entre huesos llamada sinostosis tarsiana. Esta última afección produce alteraciones en la movilidad y mayor dolor.

Un médico puede determinarlo a través de una exploración musculo- esquelética, observando el pie, el tobillo y la alineación del cuerpo.  En caso de detectar pie plano rígido, será necesario realizar un diagnóstico por imágenes de la malformación ósea subyacente.

Causas y tratamientos

No se ha determinado a ciencia cierta por qué la bóveda plantar no se forma en algunos casos, pero sí se conoce su relación directa con el tipo de calzado que usa el niño. Se ha demostrado que los niños que andan descalzos o utilizan calzado flexible desarrollan mejor el arco del pie. Esto se debe a que adquieren mejor musculatura en la zona, mientras que el calzado rígido impide este proceso.

En este sentido, las zapatillas bailarinas o flats son un calzado recomendable en la infancia, cuando los huesos, músculos, ligamentos y tendones aún están en desarrollo. Algunos hábitos como andar descalzo en terrenos irregulares y variados (arena, césped), caminar de puntillas y masajear la planta del pie pueden ser muy beneficios para estimular la formación de los arcos en etapas tempranas. El uso de plantillas ortopédicas no es recomendable, ya que son rígidas y no favorecen el ejercicio de la musculatura.

Las intervenciones quirúrgicas tampoco son aconsejables en los niños con pie plano flexible, ya que actualmente se considera una normalidad que mejora con el crecimiento y el ejercicio del pie. Solo se realiza en casos de enfermedad dolorosa y progresiva.

Ya que los niños probablemente no noten que padecen de pie plano, es muy importante que sus pies sean observados por los adultos para detectar la afección a tiempo. Algunas señales son dadas cuando el niño camina apoyado sobre la parte externa del pie, cuando al correr sus rodillas chocan o cuando manifiesta dolor luego de caminatas prolongadas.

Pie plano en adultos

Por otro lado, el envejecimiento o los daños en los tendones (producidos por alguna lesión o enfermedad), pueden hacer que un adulto con pie normal desarrolle pie plano. Esto ocurre generalmente en un solo pie. También puede producirse temporalmente en embarazadas como consecuencia del aumento de elastina, proteína que proporciona elasticidad a los tejidos.

En estos casos, se recomienda el uso de plantillas ortopédicas en los zapatos, para evitar las molestias y trastornos de alineación ocasionados por el pie plano. Estas pueden ser rígidas (insert foot) o suaves, de goma eva o pelitte.

Los pies planos rígidos que producen dolor requieren atención médica. El tratamiento puede consistir primero en reposo y colocación de una férula de yeso; pero si el dolor no mejora tal vez sea necesaria una cirugía. Esta generalmente consiste en reparar algún tendón o corregir la fusión de alguna articulación.

Por fortuna, como puedes ver, existen varias opciones para sentir la comodidad en tus pies de manera natural. Si sigues estas recomendaciones minimizarás al máximo las posibles molestias o consecuencias de un pie plano.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
2 Comentarios
  1. julio 18, 2016
  2. julio 19, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR