Proteínas en la orina: Tratamientos naturales

A la presencia de proteínas en la orina que supera los 150 mg en 24 horas, se le conoce como proteinuria y no se trata de una condición normal, a menudo se debe a problemas renales.

Proteínas en la orina: Tratamientos naturalesSi bien en muchos de los casos la proteinuria no se acompañan de otros síntomas suele identificarse al haber orina espumosa y edema, es decir, retención de líquidos sobre todo en nuestras extremidades.

Causas de la proteinuria

En condiciones normales, la proteína no suele excretarse por orina, pues, no se filtran por los glomérulos en el riñón debido a su gran tamaño, sin embargo, cuando existe un problema renal, en particular, un deterioro de la función renal, es posible que se pierdan proteínas por orina.

Algunas condiciones pueden aumentar las posibilidades de daño renal, tales como la hipertensión, la diabetes, cardiopatías, enfermedad renal poliquística, artritis, entre otras.

Es importante identificar la causa, y por ello debe contarse con un diagnóstico médico, así como para una detalla evaluación de la función renal.

Remedios naturales

La proteinuria indica que existe alguna falla renal, por lo que, el tratamiento a menudo es no sólo farmacológico sino también dietético.

En el caso de plantas medicinales, es aconsejable consultar a nuestro médico sobre su posible empleo, ya que no todos los pacientes que presentan proteinuria pueden recurrir a este tipo de remedios, debido a que las plantas muchas veces contienen sustancias que deben ser filtrados por los riñones y en lugar de ser beneficiosas, podrían ser contraproducentes.

Sin embargo, una dieta saludable puede ayudar a mejorar la condición del paciente y evitar que el problema o la causa de la proteinuria se agraven.

Recomendaciones Dietéticas

El tratamiento dietético puede ser muy efectivo en casos donde hay presencia de proteínas en orina, ayudando a reducir el daño renal, se enfoca principalmente en los siguientes pilares:

Reduce las proteínas de tu dieta: Las carnes rojas, de aves, la leche, quesos, y otras fuentes de proteína animal deben reducirse. También se debe reducir el consumo de legumbres y semillas como las almendras y nueces, que son fuente de proteína vegetal. A menudo, se aconseja consultar a un nutricionista para que pueda hacer el balance adecuado de la cantidad de proteínas que debemos ingerir al día para reducir el trabajo del riñón.

Incluye más frutas y verduras: La dieta debe ser más abundante en alimentos vegetales, especialmente frescos, tales como frutas y verduras, pero es recomendable evitar los zumos de frutas especialmente si se es diabético.

Evita azúcares: Una dieta con mejor control de la glucosa en sangre puede ser de ayuda, especialmente si se padece de diabetes. Los niveles elevados de glucosa en sangre pueden dañar a la larga a los riñones y reducir su función, es por ello que es importante tener un buen control de la diabetes. Se recomienda reducir la ingesta de azúcares simples en sangre, tales como el azúcar blanco, caramelos, helados, entre otros que contengan grandes cantidades de azúcares.

Reduce el sodio: Para evitar la retención de líquidos, es aconsejable limitar la cantidad de sodio que incluimos en nuestra dieta. Elimina la sal como tal de tu dieta, procura evitar los productos enlatados, embutidos, y demás que estén adicionados con sal, como en el caso de las frituras.

Prefiere las grasas saludables: En general, se recomienda evitar el exceso de grasas, sin embargo, a la hora de consumirlas, es importante seleccionar las de mejor calidad, como lo son las grasas de origen vegetal tales como el aceite de oliva.

Bebe suficiente agua: El agua natural es recomendable para favorecer la función la correcta función renal, pero no hay que sobrecargar al riñón por lo que es aconsejable beber alrededor de dos litros de agua natural, y más específicamente la cantidad que nuestro médico nos aconseje, el exceso de líquidos puede ser más carga para el riñón, por lo que el consumo de líquidos debe ser evaluado por nuestro médico.

Las personas que presentan proteína en orina pueden llegar a desarrollar desnutrición debido a la pérdida de proteínas, por ello es muy importante que nuestra dieta tenga el aporte correcto de nutrimentos y proteína, un exceso de proteínas en la dieta tampoco es recomendable.

Una dieta mal balanceada puede traducirse en un empeoramiento del estado de salud general y de los problemas renales, es por ello que se hace hincapié en contar con una asesoría nutricional especializada.

Proteinuria y diálisis

En casos graves y dependiendo de la causa, cuando el daño en el riñón es permanente y los riñones son incapaces de filtrar las sustancias de desecho de la sangre, puede requerirse de diálisis, un procedimiento por el cual se filtra la sangre de forma externa, normalmente con ayuda de una máquina. El médico también puede sugerir un transplante renal, dependiendo de la condición del paciente.

Se aconseja, una vez identificada la presencia de proteínas en sangre, seguir las recomendaciones dietéticas y el tratamiento recomendado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...
Una Respuesta
  1. agosto 16, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR