Piel y Cabello de Ensueño con Cacao y Chocolate

El chocolate es un producto que actualmente se ha distribuido a lo largo del mundo, en distintas variedades, desde chocolate de leche, hasta chocolates con fruta y chocolate amargo. Se suele emplear comúnmente en muchas preparaciones de postres, para muchos es un placer prohibido debido a la cantidad de calorías que nos pueden proporcionar, pero pocas veces se nos ha ocurrido, utilizarlo para beneficio de nuestra belleza natural.

El Chocolate como fuente de antioxidantes

El chocolate con alto contenido de cacao, está lleno de antioxidantes que se cree que no sólo ayudan a protegePiel y Cabello de Ensueño con Chocolater a nuestra piel y cuerpo del daño de los radicales libres, sino que además,  sus flavonoides le brinda un aspecto más radiante y saludable.

La mejor de las noticias es que puedes beneficiarte de las propiedades del chocolate untándolo en la piel, pero también consumiéndolo de forma habitual.

Piel sana y más joven con Chocolate

Las sustancias que se encuentran en el chocolate identificadas como flavonoides, tienen un efecto antioxidante, que favorecen una mejor circulación, además, el consumo regular de chocolate también puede ayudarnos a reducir los niveles de colesterol malo en sangre y cabe mencionar, que el chocolate puede ser un aliado de nuestro buen humor, no obstante, sus beneficios también abarcan la salud de la piel.

Ayuda a mantener una piel hidratada: El chocolate y sus nutrimentos, pueden contribuir a la salud e hidratación de la piel desde adentro, por lo que vale la pena incluirlo en pequeñas cantidades en nuestra dieta.

Alivia el estrés:  Se ha demostrado que ingerir pequeñas cantidades de chocolate al día, puede combatir el estrés y favorecer la relajación, lo cual es favorable no sólo para la salud de nuestra piel, sino también para la salud en general.

Ayuda a exfoliar la piel: Las mascarillas de chocolate pueden favorecer la circulación sanguínea y también ayudar a remover impurezas, dándole a nuestra piel un aspecto más saludable y una textura más tersa, además, se dice que puede ayudar a prevenir la aparición de arrugas tempranas y a suavizar las arrugas presentes.

Mantiene una piel joven: Desde hace tiempo se sabe que los antioxidantes tiene la capacidad de preservar la salud de la piel contra los efectos del envejecimiento. El chocolate amargo es rico en antioxidantes, por lo que consumirlo puede mantener una piel más suave y juvenil por más tiempo.

Chocolate para el cabello

Además de todos los beneficios para la piel, el consumo del chocolate también puede mejorar el aspecto de nuestro cabello.

El chocolate es un ingrediente excelente para las mascarillas para el cabello, siendo ideal para cabello graso y cabello seco, ya que ayuda a controlar el sebo así como a hidratar nuestro cabello.

Mejora la circulación: El chocolate puede estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo, lo que no sólo fortalece el cabello sino que además, favorece su crecimiento y previene o ayuda a controlar la caída.

Útil contra la caspa: El chocolate puede prevenir la aparición de infecciones como la caspa u otras infecciones del cuero cabelludo.

Hidrata: El chocolate puede hidratar nuestro cabello dándole una apariencia brillosa natural y mayor volumen.

¿Cuál es el chocolate indicado?

En el mercado actualmente hay toda clase de productos de chocolate, pero no todos son tan saludables o aportan los beneficios antes mencionados, de hecho, el único chocolate que nos favorece, es el chocolate negro o amargo, con un contenido de al menos 70% de cacao.

Para elegir el correcto, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • No elijas chocolates rellenos o combinados con otros sabores
  • Asegúrate que la superficie del chocolate sea lisa sin agujeros, líneas o manchas, a menos que estas sean  parte de su diseño.
  • El chocolate debe ser firme y al momento de romperlo debe escucharse un chasquido, no debe ser suave ni dulce,  ya que esto indica la presencia de grasa o manteca.
  • Consérvalo lejos del calor en temperaturas templadas o frías y preferentemente en un lugar seco.

Consumo y uso del chocolate negro

Si bien su consumo regular es recomendable, debemos recordar que su exceso no es tan beneficioso,  pequeñas porciones de alrededor de 30 gramos al día, son adecuados, más un exceso podría afectar nuestro peso, o incluso provocarnos dolores de cabeza si somos muy sensibles a los compuestos del chocolate, por lo que es importante moderar su consumo.

Si quieres utilizar el chocolate como una mascarilla, asegúrate de no mezclarlo con agua, ya que esto puede endurecer la mezcla, y procura derretirlo a baño maría, agitando, nunca expongas el chocolate a altas temperaturas ya que podrías alterar su textura o bien, quemarlo, recuerda siempre derretirlo a fuego lento, y a baño maría.

Cuando apliques el chocolate en tu piel, procura hacerlo cuando esté tibio, no muy caliente, y distribuye con suavidad, te puedes ayudar de un pincel, para retirar, sólo emplea agua tibia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...
13 Comentarios
  1. abril 10, 2015
    • abril 12, 2015
  2. abril 11, 2015
    • abril 12, 2015
  3. abril 13, 2015
    • abril 14, 2015
      • noviembre 14, 2015
  4. abril 14, 2015
    • abril 14, 2015
    • julio 15, 2015
      • julio 15, 2015
  5. julio 10, 2015
    • julio 15, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR