Ozonoterapia. Todo lo que necesitas saber

El ozono es un gas natural color azul pálido que se encuentra en la atmósfera. Pero en la terapia con ozono no se usa el ozono puro, sino mezclado con oxígeno en concentraciones y dosificaciones programables a través de un eficiente mecanismo. El ozono usado en esta terapia médica es especial. Ozonoterapia

Algo acerca del ozono en la naturaleza

El ozono esta presente en la atmósfera, es un poderoso filtro de las radiaciones solares de alta frecuencia, absorbe los rayos ultravioletas de tal manera que, gracias a esto, puede haber vida en el planeta. Se habla ha menudo y con suma preocupación por parte de diferentes áreas científicas del gran agujero de ozono que existe en nuestra atmósfera y los peligros que esto puede acarrear. Los efectos ya se han detectado al registrarse un aumento en la incidencia de problemas dermatológicos como el cáncer para aquellas personas que están expuestas al sol sin protector solar o indiscriminadamente.  Esta disminución de la capa de ozono se ha debilitado a tal grado debido a ciertos compuestos que son liberados a la atmosfera por los refrigeradores, algunos aerosoles y aires acondicionados.

¿Cómo funciona la ozonoterapia?

El ozono comienza a tener su empleo en la medicina desde la primera guerra mundial, donde se descubre que el ozono es un poderoso cicatrizante y desinfectante de heridas. Más tarde, se reconoce al ozono como un poderoso oxidante natural y purificante.  Es comprobada su habilidad antivírica, antibacteriana y antifúngica. Sin embargo, el ozono, en determinadas cantidades, puede resultar tóxico. Es por eso que el médico quien lo emplea con fines terapéuticos debe conocer muy bien su dosificación y utilizarlo siempre mezclado con oxígeno.

La ozonoterapia:
• Estimula la capacidad orgánica.
• Se usa para la cicatrización de úlceras en diabéticos.
• Estimula la regeneración tisular
• Ayuda en casos de inflamación
• Tiene una acción reguladora del sistema inmunológico

Es útil en:
Úlceras, quemaduras, abscesos
Infecciones
Aumento de la oxigenación sanguínea
Cicatrizaciones
Glaucoma
En hernias discales
Dolor de espalda
Artrosis de rodilla

Hernias discales
Reumas e inflamaciones articulares
Pie diabético
Hepatitis
Celulitis (reducción de la cadena de ácidos grasos, la cual facilita la eliminación de las células adiposas)

Várices
Osteoporosis
Sistema nervioso
Ginecología
Problemas de memoria, dificultad circulatoria, cansancio, etcétera.

¿Como se aplica?

Por distintas vías. Una de ellas es la local, aplicada directamente sobre el área afectada como las úlceras, quemaduras, etcétera. Por esta froma se sumerge el área afectada en una campana o bolsa donde se introduce el ozono.  También puede administrarse por vía endovenosa, anal o intrarticular. Actualmente en algunos Spas ya se usa el ozono en las tinas de hidromasaje.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Una Respuesta
  1. septiembre 22, 2009

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR