No Mas Ronquidos: Remedios Naturales y Recomendaciones

No Mas Ronquidos: Remedios Naturales y RecomendacionesAunque roncar puede parecer algo sin importancia, sin embargo, los ronquidos pueden afectar nuestro descanso alterando nuestro sueño y el de la persona con las compartimos nuestra habitación.

Son varios los factores que pueden intervenir para que una persona ronque, tales como la relajación de los músculos de la lengua, y de la garganta, un paladar prolongado, la congestión o la obstrucción de las vías respiratorias, y las amígdalas grandes, sin embargo, los ronquidos también son más comunes en las personas que sufren de sobrepeso u obesidad.

Ronquidos y calidad de vida

Roncar puede provocar que nuestro sueño no sea reparador, lo cual incrementa nuestro estrés y puede afectar a la larga nuestra salud, sin embargo, los problemas no terminan aquí.

Los ronquidos pueden deteriorar la relación de pareja, y en algunos casos puede llegar a ser incluso motivo de separaciones, esto se debe a la irritabilidad y la tensión que se genera por un descanso inadecuado.

Además, dormir mal, también afecta nuestra productividad y estado de ánimo, por lo que los ronquidos deben atenderse.

Recomendaciones para combatir los ronquidos

Seguir un par de recomendaciones puede detener los molestos ronquidos, especialmente si son la causa principal de los mismos.

  • Bajar de peso si se tiene sobrepeso
  • Realizar un ejercicio o actividad física habitual
  • Evitar tomar cenas copiosas y se recomienda también evitar dormir inmediatamente después de tomar la cena
  • Evita consumir bebidas alcohólicas antes de acostarte
  • Evita tomar medicamentos tranquilizantes ya que pueden relajar los tejidos en la garganta provocando los ronquidos
  • Procura dormir de lado
  • Remedios naturales y consejos para dejar de roncar
  • Mantén libre de polvo tu hogar

Consejos para acabar naturalmente con los ronquidos

Es probable que todos en algún momento hayamos roncado, sin embargo, cuando los ronquidos son habituales, es necesario realizar algunos cambios en nuestro estilo de vida y hábitos para poder combatirlos. Desde recostarnos de lado, hasta realizar una actividad física regular, todas estas medidas son clave para terminar con los ronquidos.

Dormir de lado: Esta posición es ideal para evitar roncar, y funciona en muchos de los casos, un pequeño truco para no girarnos consiste en cocer una bolsa en nuestra espalda, puede ser con algún retazo de tela, y dentro de esta, colocaremos una pelota de tenis, así cada vez que intentemos girar la incomodidad de hacerlo sobre la pelota de tenis nos devolverá a nuestra posición de costado, parece una medida extraña, pero es eficaz.

Levanta la cabecera de tu cama: Levantar la cabecera 4 centímetros es suficiente para ayudar a evitar que nuestra lengua bloquee la garganta, evitando los ronquidos. Puedes colocar un par de libros o bloques en cada una de las patas o apoyo de la cabecera, para que la cama quede ligeramente inclinada.

Evita el aire seco: Si en tu habitación predomina un aire más bien seco, considera comprar un humidificador, ya que el aire seco favorece la congestión, lo que a su vez favorece los ronquidos. Si cuentas con un humidificador, también puedes diluir un par de gotas de aceite de eucalipto para evitar la sequedad.

Acomoda tus almohadas: Tener una almohada demasiado plana, o una almohada muy elevada pueden dar lugar a una mala posición de tu cabeza y cuello de forma que se favorezca el roncar, es recomendable adquirir una almohada con el soporte suficiente para tu cabeza pero sin ser demasiado esponjosa.

Remedio con miel y limón: La miel ayuda a relajar la garganta, de tal forma que es un remedio útil contra los ronquidos, prepara una mezcla con dos cucharaditas de miel natural de abeja y el zumo de un limón, a continuación, toma la mezcla y pásala sin acompañarla de otra bebida, permitiéndole actuar.

Remedio con eucalipto: Si tienes un humificador puedes añadir unas gotas de aceite de eucalipto pero sino, aún puedes aprovechar este aceite, diluyendo un poco en un rociador con agua, agita rocía sobre la cabecera de tu cama, así puedes ayudar a despejar las vías respiratorias mientras duermes.

Remedio con cebolla: La cebolla se emplea con frecuencia para descongestionar las vías respiratorias y también se puede aprovechar para combatir los ronquidos. Corta un poco de cebolla en rodajas y espolvorea sal con agua sobre estas, posteriormente deja reposar en tu buró durante la noche.

Ejercicios para la lengua y garganta

Aunque no lo creas, tonificar los músculos de tu lengua y garganta puede ayudar a reducir los ronquidos, hay algunos ejercicios que pueden serte útiles para alcanzar estos objetivos.

Repite las vocales: Pronuncia “A E I O U” clara y pausadamente de 10 a 20 veces antes de acostarte.

Mueve tu lengua: Estirando tu lengua recta tanto como te sea posible, mueve tu lengua hacia los costados de tu boca, tocando la comisura de tus labios pero sin aflojar los músculos de la lengua. Realiza dos o tres veces al día.

Ejercicio con la mandíbula: Empuja tu mandíbula inferior al frente, sobrepasando la mandíbula superior y cuenta hasta 10, haz de 5 a 10 repeticiones al día.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
18 Comentarios
  1. noviembre 1, 2014
  2. noviembre 3, 2014
  3. noviembre 3, 2014
  4. noviembre 5, 2014
  5. noviembre 5, 2014
  6. noviembre 5, 2014
  7. noviembre 5, 2014
  8. noviembre 8, 2014
  9. noviembre 12, 2014
  10. noviembre 16, 2014
  11. noviembre 24, 2014
  12. noviembre 26, 2014
  13. noviembre 26, 2014
  14. noviembre 26, 2014
  15. diciembre 19, 2014
    • diciembre 19, 2014
  16. diciembre 19, 2014
  17. diciembre 24, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR