Motiva el habla en tu bebé

¿Eres madre y no sabes por qué tu bebé aún no dice sus primeras palabras? descuida, no te asustes, no todos los niños tienen un igual desarrollo, a todos les afecta de distinto modo su ambiente familiar, las voces que oye, la estimulación de los padres y su estado emocional.

Si tu bebé aún no dice ni mamá ni papá, recuerda que antes de pronunciar o emitir sonidos de palabras, ellos están aprendiendo las reglas del lenguaje, observando a los adultos, mirando cómo hacemos nosotros para comunicarnos. Eso sí, según los investigadores, es importante que no dejes de hablarle a tu hijo(a), no sólo motivarás que aprenda por imitación, sino que podrías elevar su coeficiente intelectual.

Cuatro meses

En esta etapa es normal oír ciertos balbuceos que nos emocionan, tal vez puedas escuchar que tu bebé te llama mamá o dice papá, otros empiezan a decir ta-ta o te-ta. A-ya. Esto debido a que empiezan a jugar con su lengua, imitando el sonido que oyen de su ambiente, sin embargo no está comprobado que digan papá o mamá porque sepan que se refieren a sus padres.family moments

Ellos se divierten usando la lengua, elevándolo hacia sus dientes, sus labios, tocando el paladar. Este es el momento para que empieces hablarle con más frecuencia, mirándolo a los ojos, cantando, pronunciando bien las palabras, vocalizando.

Seis a nueve meses

En este periodo, son más expertos balbuceando, te-ta, e-to, a-ta, mi-mi, empiezan a usar tonos y patrones muy similares a los de los adultos, puedes estimularle más el habla, leyéndole algún cuento, seguro te sonreirá, en señal de que intenta comprenderte.

De 12 a 24 meses

A partir del año de edad, tu bebé usa más palabras y sabe lo que quiere lograr hablando, seguro ya hace algunas inflexiones en el tono de voz para hacer alguna pregunta, para que lo cargues, para que le tomes atención o le alcances algún objeto de su interés. Los especialistas aconsejan que siempre lo estimules al habla y evites que todo lo que pida lo haga señalando. Poco a poco entenderá más el valor y el poder de comunicar con la voz.

Llegando a los 24 meses, el bebé es más seguro en pronunciar sus palabras y puede fácilmente construir oraciones como “quiero pelota”,  “vamo parque”, “teno, sed”. Si bien es importante celebrar cada nueva palabra y corregir la pronunciación, tampoco hay que ser muy severos en querer que ellos hablen perfectamente.

Cuándo preocuparse

Si tu bebé deja de balbucear  aproximadamente a los 6 o 7 meses, o si hasta  esta etapa nunca ha emitido sonido alguno, deberías llevarlo a un pediatra, generalmente el problema tardío del habla está relacionado con algunas afecciones al oído.

La detección temprana de problemas auditivos es crucial para poder ofrecer al niño un tratamiento adecuado, que permita estimular el desarrollo de su lenguaje. Incluso hay organizaciones médicas que recomiendan realizar pruebas de audición a bebés de un mes de nacidos.

El autismo

El autismo es otra enfermedad que puede ser el causante de que tu bebé, pese a tener el año de edad, no pueda hablar, o emitir palabras comprensibles.

Si no balbucea ni intenta señalar lo que le pides, no dice frases de dos palabras a los 24 meses, es mejor llevarlo al especialista.

Cómo estimularlo

Como  hemos mencionado, los logros de cada niño son diferentes y graduales, de acuerdo a diversos factores en su desarrollo, sin embargo cumple un papel vital la estimulación que reciba, de casa, con las personas de su entorno.

Lo que debes hacer es hablarle todo el tiempo que estés con tu hijo, lo más que puedas, cuando te pida algo, cuando lo señale, cuando emita algún balbuceo, repetirlo y decirlo como debe ser. Los investigadores concuerdan en señalar que de esa manera, no sólo lograremos que tengan un vocabulario más rico, sino que ayudamos en elevar su coeficiente intelectual, respecto de otros niños de su misma edad.

Háblale cuando le cambies el pañal, cuando lo bañes, cuando lo vistas. Puedes cantarle, de esa forma es más divertido el aprendizaje. Léele cuentos, no sólo para dormir, busca un momento que esté relajado. Alrededor de los cinco meses ellos están muy aptos para observar tus labios, ver como vocalizas y querrán imitarlo e intentarán responderte.

Aunque no deberías usar palabras muy rebuscadas y complicadas, tampoco es aconsejable que le hables al “idioma bebé”, acortando palabras o cambiando las letras una t por un p, etc. Recuerda que ellos hablarán bien, sólo si tú les hablas bien.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
3 Comentarios
  1. febrero 26, 2013
  2. marzo 20, 2013
  3. noviembre 27, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR