Mitos y Verdades sobre los Alimentos Orgánicos

Para quienes hemos tenido la oportunidad de consumir alimentos orgánicos, tenemos diferentes sensaciones e incluso podemos llegar a detectar un mejor sabor o al menos diferente, sin embargo, existen algunos mitos alrededor de los alimentos orgánicos, que, aunque no sean reales, las verdades nos demuestran que aún siguen siendo una buena alternativa de alimento y en efecto, libre de químicos, que es la principal preocupación.

Mitos y Verdades sobre los alimentos Orgánicos¿Qué son los alimentos orgánicos?

El término, orgánico, hace referencia a un producto agrícola que se ha obtenido utilizando métodos tradicionales de cultivo, evitando el uso de químicos como pesticidas para obtener un producto libre de estos y además son cuidadosos con el medio ambiente que muchas veces sufren consecuencias con el uso de estos productos químicos.

También se consideran orgánicos, los alimentos procedentes de animales de criados sin hacer uso de antibióticos y hormonas.

También se les conoce como alimentos ecológicos y biológicos.

Mito: Son bajos en calorías

Con frecuencia nosotros solemos relacionar lo saludable con lo dietético, sin embargo, es una idea errónea, no todo lo dietético es saludable ni todo lo saludable es dietético.

En un estudio en el que se dio a probar a participantes dos muestras idénticas de productos orgánicos, se les mencionó a los participantes que uno de ellos era orgánico mientras que el otro era etiquetado como comercial, las personas mencionaron entre sus características, que consideraban que la muestra orgánica era más saludable y además, era dietético.

Entendemos por dietético, un alimento que tiene un menor contenido de calorías, sin embargo, se ha demostrado que no hay una variación importante entre las calorías que aporta el producto orgánico del comercial, por lo que se trata de un mito.

Mito: Su sabor es distinto

Pese a que se ha sugerido que los métodos de cultivo del producto orgánico también afecta el sabor favorablemente, se dice que si bien el producto puede tener un sabor diferente, no responde al hecho de que se trate de un producto orgánico, sino a otros factores, como el clima en el que se cultivó, o la variedad, entre otros.

Se ha realizado un estudio, en el que productos de procedencia similar, orgánico y comercial, fueron evaluados por participantes, y no pudieron encontrar diferencias significativas en el sabor, hace falta más evidencia para afirmar que el producto posee un sabor diferente debido a que es orgánico, ya que esta diferencia aparentemente obedece a otras condiciones.

Realidad: Son más nutritivos

En 2012 un estudio demostró que los alimentos orgánicos no son más nutritivos que los convencionales y que su composición era prácticamente la misma, sin embargo en 2014, un estudio realizado en el Reino Unido, mostró que los productos orgánicos, tienen hasta un 69% más antioxidantes que el producto convencional, así como otras características nutricionales favorables.

De acuerdo a este estudio más reciente, el alimento orgánico debe hacer frente a ciertas agresiones del ambiente que estimula la producción de antioxidantes y nutrientes a fin de protegerse. A pesar de que estos estudios se contradicen, se ha mencionado que el más actual es más certero puesto a que se contaban con más herramientas para la evaluación de los alimentos, sin embargo, la controversia prevalece.

Realidad: Contaminan menos

Los productos orgánicos al no utilizar pesticidas u otros químicos suelen ser considerados mejores para el medio ambiente, aunque se refiere que los alimentos orgánicos también utilizan productos sustitutos de estos químicos, como pesticidas naturales, se sabe que estos contaminan menos.

Sin embargo, en lo referente al producto, la evaluación de ambos parece ser similar, es decir, un alimento convencional y uno orgánico siguen siendo aptos para consumo, pues los contaminantes por químicos es prácticamente nulo, pero cabe mencionar que es más común encontrar alimentos convencionales con restos de químicos que los orgánicos, ya que estos últimos prácticamente no están en contacto con dichos elementos.

Realidad: Son más costosos

Los alimentos o productos orgánicos suelen tener una producción menor, y además requieren de un mayor cuidado, lo cual en definitiva elevan sus costos de producción.

Además, debido a que  los productos orgánicos no se producen en grandes cantidades se reduce el margen de ganancia y es por ello que el precio al público suele ser más elevado, sin embargo, se justifica el costo, pues se trata de alimentos más nutritivos y saludables.

¿Dónde conseguir alimentos orgánicos?

Actualmente la consciencia del medio ambiente y nuestra salud ha despertado interés en los alimentos orgánicos, sin embargo, conseguirlos puede no ser tan sencillo, ya que no están disponibles en todos los establecimientos.

Existen supermercados “gourmet” con áreas de alimentos orgánicos, también hay mercados populares en donde se reúnen pequeños productores a vender dichos productos.

Por otro lado, existe la posibilidad actualmente de conseguir productos orgánicos a través de un  herbolario on-line , que se dedica a distribuirlos, y muchas veces hacen envíos a domicilio, vale la pena considerarlos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...
14 Comentarios
  1. julio 5, 2015
    • julio 6, 2015
  2. julio 6, 2015
    • julio 9, 2015
    • julio 15, 2015
  3. julio 6, 2015
    • julio 7, 2015
      • julio 17, 2015
  4. julio 16, 2015
    • julio 29, 2015
  5. julio 21, 2015
    • julio 29, 2015
  6. julio 23, 2015
    • julio 29, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR