Los Oxiuros en los Niños y cómo combatirlos naturalmente

Todos nos hemos contagiado alguna vez de oxiuros, especialmente en la edad escolar o del kinder. Los niños son más susceptibles a adquirirlos debido a que están más en contacto con áreas contaminadas como el piso, los jardines, la tierra y no suelen lavarse las manos inmediatamente. Luego esas manos pueden coger alimentos que son llevados a la boca y la cadena es larga, muy larga.

Una vez que se detecta que un miembro de la familia lo ha contraído, todos los demás deben recibir un tratamiento para eliminarlo. Y eso por qué, pues porque estos organismos son volátiles y sus huevos pueden ser respirados y absorbidos.

Pueden incluso estar en tus sábanas, tu ropa y en tus alimentos. Pero no te preocupes, luego de identificarlos y hacer el examen para comprobar que estamos infectados con ellos, existen tratamientos médicos y naturales para nuestra recuperación y hoy los compartiremos.

Cómo son los oxiuros

Los oxiuros son parásitos que viven en el recto y pueden medir entre 0.5 a 1 cm de longitud, casi tan parecidos al tamaño de una grapa.

Se localizan en el intestino delgado y grueso, desde donde migran las hembras a la zona perianal (ano) para depositar sus huevos, que contienen larvas.

Cómo nos contagiamos

El contagio es vía fecal– oral, es decir, al contacto de la boca con alimentos contaminados con los huevos del parásito, o con superficies contaminadas. También nos podemos infectar por utilizar objetos personales contaminados.

Generalmente los niños se contagian al tocar los huevos de los oxiuros y llevarse luego los dedos a la boca, esto de una manera que pasa inadvertida.

Una vez que los huevos son ingeridos eclosionan en el intestino delgado y maduran en el colon.

De cuidado

Como hemos dicho líneas arriba, los huevos de estos parásitos no pueden verse, pero podrían estar diseminados en nuestra pijama, truza, alimentos u otros elementos. Luego se propaga de persona a persona.niña comiendo sano

Existen síntomas

¿Cómo saber si nuestros niños se han contagiado de oxiuros?, pues existen algunos indicios y síntomas que podemos advertir.

Normalmente por las noches estos gusanos se trasladan hacia el área anal del niño para depositar más huevos. Esta acción ocasiona una picazón intensa, una sensación de prurito por el que el niño empezará a quejarse.

Lo peor es que puede rascarse directamente con las manos y que luego éstas son contaminadas, permaneciendo los huevos bajo las uñas.

Finalmente bajo las uñas se transportan contagiando a otros niños, a los miembros de la familia como a los elementos de la casa.

Otros síntomas

Además de la picazón, otros síntomas son la falta de sueño, de apetito,  irritabilidad y por consiguiente disminución de peso.

Qué hacer

De seguro el médico pedirá que le realice al niño el famoso test de Graham, un tipo de parche transparente que debe ser colocado en la zona anal. Con la confirmación se recetará un medicamento llamado Mebendazol, la cantidad, la frecuencia y los miligramos, lo debe precisar el especialista, quien recomendará que ese tratamiento sea seguido por todos los integrantes de la familia.

No demores en sacar una cita con el doctor, debes saber que en el caso de las niñas este problema puede agravarse en la zona vaginal, adonde suelen migrar los oxiuros, ocasionando una vaginitis o infección.

Cómo prevenirlo

No debes sacudir la ropa o cubrecama si sospecha que pueden estar infectadas con los huevos de este parásito, esto sólo facilitaría su propagación.

Si el pequeño pudo ser contagiado en el colegio o guardería, comunique a las autoridades de dicha institución, a fin de que se comunique al resto de padres y los demás niños puedan efectuarse un test de descarte.

Mantenga sus manos bien aseadas, después de ir al baño lavarse bien con agua y jabón. Hacer lo mismo antes de comer o ingerir alimentos.

Lavar los alimentos, verduras y frutas adecuadamente, antes de consumirlas.

Mantenga las uñas cortas y limpias.

Tratamiento natural

Sería bueno que a la par que se siga el tratamiento médico, puedan iniciar un tratamiento natural. O en su defecto si por algunos motivos apremiantes no han podido acudir a un especialista, pueden probar con estas recomendaciones, hasta lograr una cita médica.

Tomillo

Hierve  ½ cucharadita de tomillo, con ½ cucharadita de raíz de genciana, ½ cucharadita de manzanilla amarga y ½ vaso de agua por 10 minutos. Apaga el fuego y  deja reposar esta preparación por otros 10 minutos. Tome en ayunas durante 9 días. Sólo si el afectado tiene más de 9 años. Doblar la dosis para adultos.

Ajos

Corta tres dientes de ajo en trozos muy pequeños, ponlo en un vaso y vierte sobre ellos agua muy caliente. Deja que repose toda la noche y toma el agua, en ayunas, en la mañana siguiente. SI deseas puedes tragar también los pedacitos de ajo, sin el agua.

Hierbabuena

Hierve un manojo de hierbabuena en un litro de agua durante unos minutos. Cuela y sirve. Toma en ayunas. Otra forma es tomar el zumo de hierbabuena en 2 cucharadas, con 2 ajos molidos y 1/4 vaso pequeño de leche.

Semilla de calabaza

Mezcla 2 cucharadas de semillas de calabaza secas y molidas en medio vaso de agua tibia y tómalo en ayunas.

Semillas de zapallo

Toma en ayunas un 1/4 de vaso de leche con 4 pepas de zapallo molido.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
3 Comentarios
  1. septiembre 3, 2013
  2. septiembre 4, 2013
  3. julio 25, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR