Libérate de las Várices con estos consejos

Si quieres evitar que las venas de tu cuerpo se ensanchen, dilaten y salten a la vista, en tus piernas y muslos generándote no sólo incomodidad estética sino también complicaciones en tu salud, toma nota de los siguientes consejos que tenemos para ti, para hacerle frente a este mal, que viene afectando actualmente a una de cada 10 mujeres en el mundo. Libérate de las Várices con estos consejos

Las várices se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas que están en las piernas al no trabajar correctamente,  la  sangre que viene del corazón se estanca, no encuentra paso y finalmente se ensancha, causando diversos síntomas que van desde el ardor, hasta el picor, pesadez, calambres y un dolor progresivo.

Cómo prevenirlas

Lo que hará que tus piernas luzcan siempre sanas y bonitas es el ejercicio, con el movimiento evitarás que las venas se obstruyan. Es recomendable que subas y bajes escaleras, trotes, nades o camines, de modo que establezcas una rutina diaria. La buena circulación es la clave para evitar que la sangre se acumule en las venas.

Si es el caso que ya tienes várices, es mejor que hables con tu médico antes de iniciar un programa de ejercicios, recuerda que en tu estado, se debe evitar los ejercicios extenuantes.

Tener en cuenta

La varicosis no es un problema que nace de un día a otro, es el estilo de vida que lo condiciona, por ejemplo es común que personas que pasan mucho tiempo de pie, sufran de esta afección y en forma temprana inicien con algunos síntomas. Pueden aparecer las primeras líneas o venitas diminutas, o suele presentar hinchazón en los tobillos.

Obesos, atentos

Quienes también están más predispuestos a las varices, son las personas con obesidad, un 50% más que las personas normales, incluso ellos, corren el riesgo de complicaciones trombóticas posquirúrgicas.  Debido a que las varices pueden provocar una acumulación de sangre en las venas y la posterior formación de un coágulo de sangre.

Cómo combatirlas

Si ya tienes várices y presentas algunas molestias, tu tipo de alimentación y la actividad diaria que realices es fundamental.

En primer lugar debes evitar el consumo de carnes rojas y grasas animales, que dejan mucho residuo en el cuerpo. En cambio deberías preferir las grasa poli saturadas, que tienen la capacidad de disminuir la viscosidad de la sangre, lo que favorece la corriente sanguínea. Esta grasa la encuentras en aceites de semillas como el girasol, maíz, soja, en los frutos secos y el pescado azul.

Agua y té rojo

Es importante también aumentar el consumo de líquidos, así eliminarás toxinas y mejorarás  la circulación sanguínea.

El té rojo es otro producto que te puede ayudar a eliminar grasas y mejorar tu circulación, al igual que el diente de león. Los puedes tomar en infusiones. Sólo con una taza al día podrías tener muy buenos resultados.

Potasio y fibras

Otro aliado contra la formación de várices es el potasio, lo puedes encontrar en hortalizas y verduras, frutas frescas, cereales integrales, levadura de cerveza y legumbres.

Las fibras asimismo contienen elementos vegetales también muy beneficiosos para la buena circulación de la sangre, pues tiene la facultad de captar ciertas sustancias a nivel intestinal impidiendo su absorción, entre ellas el colesterol y las grasas.

Debes evitar

Finalmente, te damos algunas recomendaciones más, para evitar, o si ya presentas várices, ayudar a que no se agraven y se mantengan inofensivamente.

Si observas que ya presentas algunas venitas más pronunciadas, no esperes a que se agraven, lo que debes hacer es hablar con tu médico, especialista en problemas vasculares.

Debes evitar fuentes de calor excesivo, por ejemplo las duchas muy calientes

Evita exponerte al sol, si lo haces en exceso y con frecuencia puede provocar una vasodilatación y la aparición de las várices.

Evita la depilación con cera caliente, ahora hay alternativas con ceras vegetales de baja temperatura.

Tampoco son recomendables los baños termales con temperaturas mayores a 28 °C o la natación en aguas muy frías.

Lo recomendado

Eleva las piernas

Eleva tus piernas por encima del nivel de tus caderas y apóyalas sobre un sillón o unos cojines.

Cambia de posición

Con unas medias de soporte acuéstate boca arriba, eleva las piernas y descánsalas sobre la pared. Este ejercicio puedes hacerlo a lo largo del día, tantas veces como puedas, esta posición durante dos minutos ayuda a que la sangre fluya de las varices hacia el corazón.

Eleva tu cama

Usa cuadernos, guías u algunos objetos que hagan soporte debajo de tu colchón, al nivel de tus pies a fin de que puedas mantener las piernas en alto mientras duermes, sólo si tienes problemas cardíacos o respiratorios es mejor que antes de hacer esto lo consultes con tu médico.

Haz Yoga

El yoga ayuda a aliviar la incomodidad de las varices. Prueba este sencillo ejercicio: acuéstate boca arriba, eleva tus pies hasta el asiento de una silla, y respira lentamente por la nariz. Esto ayuda a que la fuerza de gravedad saque la sangre acumulada en las piernas.

Masajea

Es bueno que masajes la zona afectada, mientras mantengas las piernas elevadas, date unos suaves golpecitos desde el tobillo hacia el tronco, que no sean fuerte pues puedes dañar más tus venas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...
7 Comentarios
  1. octubre 20, 2012
  2. noviembre 7, 2012
  3. noviembre 28, 2012
  4. noviembre 28, 2012
  5. agosto 5, 2014
  6. mayo 11, 2015
  7. mayo 27, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR