Leucemia: causas y tratamientos alternativos

Leucemia: causas y tratamientos alternativosLa leucemia se describe como la excesiva producción de glóbulos blancos o leucocitos, que son las células que componen el tejido sanguíneo y que intervienen en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes infecciosos (antígenos). Las células blancas se originan en la médula ósea y en el tejido linfático.

La sobreproducción de leucocitos son infiltrados en el bazo y el hígado, los cuales son dañados por este exceso. El sistema linfático y nervioso también se ven severamente afectados por esta desarmónica y exagerada producción de defensas del cuerpo.

Causas de la Leucemia:

• Fallas y desequilibrios en la médula ósea.
• Dietas deficientes y descuidadas, con alto contenido de sustancias nocivas como procesados, encurtidos, embutidos, carnes, productos con conservantes, carbohidratos refinados como harinas, dulces, sodas, pasteles, etc.
• Deficiencias de vitaminas y minerales como el hierro, ácido fólico, vitamina D, vitamina C, etc.
• El uso indiscriminado de rayos X, medicamentos o drogas, especialmente en niños y mujeres embarazadas.
• Excesiva fluorización del agua o la sal.
• Un deficiente funcionamiento de la tiroides
• Infecciones virales crónicas.
• Propensión hereditaria (lo cual no significa que la enfermedad no pueda ser tratada e incluso curada).
• El estado defensivo  constante, el sentimiento frecuente de ser agredido y la falta de verdadera alegría y entusiasmo son estados anímicos que propician la leucemia.

Síntomas de la Leucemia:

• Cansancio extremo.
• Anemia, delgadez y pérdida de peso.
• Dolor de huesos.
• Rostro pálido.
• Moretones (vasos capilares rotos) que se forman con gran facilidad ante contusiones o lesiones mínimas.
• Infecciones frecuentes sobre todo en los niños.
• Mal funcionamiento del bazo y el hígado, síntomas similares a la anemia perniciosa.
• Incremento en el conteo de células blancas (leucocitos) en la sangre, con una disminución o ausencia de la producción de células rojas (eritrocitos)

Tratamiento natural para la leucemia

No es nada nuevo saber que el cuerpo posee una habilidad extraordinaria para curarse y auto-repararse por si solo. Aprender a curase es aprender a confiar y desarrollar esta capacidad sanadora que tenemos, pero que nadie nos enseñó.

La auto-curación o el tratamiento natural para la leucemia está íntimamente relacionada con tres factores fundamentales:

La Dieta

Se recomienda  seguir una rutina alimenticia de mucha calidad. Se deben suprimir alimentos tóxicos y nocivos como las harinas blancas o refinadas, azucares blancos y derivados, así como los embutidos, fritos, salmueras, vinagres, procesados, fritos, carnes rojas, etc. En la dieta deberán incluirse vegetales frescos, así como frutas y semillas.

En el caso de los adultos, se recomienda someterse a una dieta previa depurativa, comiendo durante tres días consecutivos una sola fruta como uvas, papaya, naranjas, etc. y dos litros de agua pura. Después, iniciar con dieta propuesta, incluyendo poco a poco los alimentos a la dieta.

La soja y sus derivados son una opción estupenda para las personas con leucemia, las cuales deberán optar también por tomar caldos de verduras, jugos frescos y variados con distintos vegetales al día, así como el consumo de alimentos ríos en vitamina C como las naranjas, el limón, la cebolla, etc.

Los alimentos que no pueden faltar en la dieta son: el ajo, la cebolla, los cítricos, arroz integral, bayas, semillas, tomate, brécol, apio,  soja, tofu, germinados, alfalfa, amaranto, lentejas, leches vegetales (en sustitución de la leche de vaca), infusiones como el té verde (sustituyendo todas las bebidas azucaradas y procesadas).

Algunos suplementos: la clorofila (excelente reconstructor celular ), el ginseng, la levadura de cerveza, el germen de trigo, las melazas de cereales, la equinácea, el polen y el alga espirulina son alimentos de gran ayuda para una recuperación profunda. El jugo de Aloe vera (sábila) es un reconstituyente y regenerador celular potente. La linaza tambien debes inclurila en tu dieta con fercuencia.

La clorofila puedes tomarla en forma liquida o en tabletas, una cucharada al dia disuelta en jugo o agua. El te verde puedes beberlo 2 o 3 veces al día pero esperando 15 minutos después de haber comido.

Las emociones

El cuerpo responde a nuestros estados anímicos. Todo lo que sentimos se refleja en nuestro cuerpo. La tensión, la ira incontrolada, la tristeza, etc., generan ciertas reacciones biológicas en nuestro interior, que se van reflejando, con el tiempo, en nuestros estados de salud.

La excesiva tensión, los sentimientos prolongados de defensa o rechazo, van deteriorando y degenerando  órganos y tejidos, alterando el sistema nervioso y el buen funcionamiento del sistema inmune. Es importante que, en caso de leucemia, se atienda este aspecto tan importante. La leucemia está asociada a una perspectiva de agresión, autodefensa, rechazo y poca confianza y disfrute de la realidad.

Algunas alternativas para desahogar sentimientos guardados son el ejercicio o la práctica del yoga. Y para comprender mejor lo que sentimos, es importante observarnos a menudo y buscar lecturas o conferencias que nos estimulen la autoreflexión y nos cuestiones realmente lo que amamos y queremos seguir en la vida.

Hábitos de vida

Durante la recuperación, debes evitar estar cerca de pesticidas, insecticidas, lugares muy contaminados, así como la exposición a los rayos X y las radiaciones de toda clase.

Trata de realizar un poco de ejercicio aunque no te sientas muy animado. El ejercicio envía mensajes de energía y vigor a todos los órganos, tejidos y sistemas del organismo, provoca una mejor circulación y absorción de nutrientes, y una eficiente oxigenación. Trata de correr un rato, de realizar una actividad que disfrutes realmente como bailar, nadar, etc.

Trata de enfocar tu mente en cosas agradables y nutritivas, lee libros que estimulen tu reflexión y te nutran de nuevos conocimientos y formas de entender, sentir y solucionar la vida. Te recomiendo el libro Tu puedes sanar tu vida de Louise L. hay, o La naturaleza tiene el remedio, del Dr. Bernard Jensen.

Niños con leucemia: en el caso de los niños, además de seguir de forma estricta todo lo anterior, se recomienda entablar diálogos donde ellos puedan expresar su forma de sentir. Si los padres no se sienten aptos para entablar diálogos que ayuden a desahoga a los niños o jóvenes, pueden recurrir a ayuda. Hay profesionales que pueden ayudar a que los niños puedan desbloquear lo que no les permite sentirse a gusto o lo que temen o les duele.

Paseos en la naturaleza: establecer un contacto con la naturaleza mediante paseos, respirar el aire limpio y disfrutar de momentos lejos de las prisas y el ruido y agitación de las grandes ciudades, ayuda a el alma a retomar armonía y limpiarse de estrés, resentimientos, desesperación y miedos. Los paseos en paisajes naturales son especialmente nutritivos para los niños.

Terapias alternativas para la leucemia

La bioenergía, la reflexología, la terapia hipertérmica (sauna) son realmente muy efectivas para la leucemia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...
46 Comentarios
  1. julio 9, 2011
  2. noviembre 29, 2011
  3. mayo 19, 2012
  4. septiembre 21, 2012
    • agosto 28, 2016
    • noviembre 20, 2016
  5. octubre 1, 2012
  6. febrero 8, 2013
  7. junio 15, 2013
  8. junio 20, 2014
  9. septiembre 4, 2014
  10. noviembre 5, 2014
  11. noviembre 7, 2014
  12. noviembre 11, 2014
  13. noviembre 20, 2014
  14. junio 30, 2015
  15. julio 2, 2015
    • julio 7, 2015
      • julio 7, 2015
        • octubre 9, 2015
        • febrero 27, 2016
          • marzo 8, 2016
        • junio 22, 2016
    • julio 8, 2015
      • febrero 28, 2016
    • agosto 19, 2015
      • junio 22, 2016
    • noviembre 27, 2015
    • diciembre 17, 2015
      • enero 12, 2016
      • abril 22, 2016
      • junio 18, 2016
  16. julio 8, 2015
    • junio 18, 2016
  17. julio 11, 2015
    • junio 18, 2016
  18. agosto 26, 2015
  19. agosto 26, 2015
  20. septiembre 7, 2015
    • noviembre 27, 2015
  21. noviembre 9, 2015
    • junio 18, 2016
  22. diciembre 8, 2015
  23. marzo 29, 2016
  24. abril 22, 2016
  25. octubre 5, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR