La glándula tiroides

TiroidesLa palabra tiroides proviene del griego thyreoeides, que significa escudo, ya que esta glándula tiene una forma que así lo parece. Leonardo da Vinci la dibujó como dos glándulas separadas, una a cada lado de la laringe, como una mariposa. La tiroides es una glándula neuroendocrina, se localiza sobre la tráquea, justo debajo de la Nuez de Adán, junto al cartílago tiroides. Esta glándula pesa entre 15 y 30 gramos en el adulto, y está formada por dos lóbulos unidos por el istmo. La tiroides es controlada por el hipotálamo y la pituitaria.

La tiroides participa en la producción de hormonas, básicamente la tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Estas hormonas se encargan de regular principalmente el metabolismo basal del organismo, afectan el crecimiento y el grado de funcionalidad de otros sistemas del organismo. La tiroides, además, sintetiza la hormona calcitonina que juega un papel importante en la homeostasis del calcio.

La hormona más importante que produce la tiroides contiene yodo, y se llama tiroxina. Ésta tiene dos efectos en el cuerpo: controla la producción de energía en el cuerpo y es necesaria para mantener la tasa metabólica basal a un nivel normal.

El yodo es un componente esencial es este proceso de producción de hormonas tiroideas, sobre todo la T3 y T4.

Cuáles son las funciones de la glándula tiroides

• Regula el metabolismo y el desarrollo general del cuerpo.

Considerando las más importantes regulaciones del metabolismo y desarrollo del cuerpo, podemos mencionar las siguientes acciones de las hormonas tiroideas en el cuerpo:

• Poseen una acción termorreguladora.

• Son necesarias para un correcto crecimiento y desarrollo.

• Aumentan el consumo de oxigeno.

• Intervienen en los procesos de la contracción muscular y la motilidad intestinal.

• Estimulan la síntesis y degradación de las proteínas.

• Equilibran y regulan las mucoproteinas y el agua extracelular.

• Tienen acción en la síntesis y degradación de las grasas.

• Intervienen en la síntesis el glucógeno y en la utilización de la glucosa (azúcar).

• Son básicas en la formación de la vitamina A, a partir de los carotenos.

• Estimulan el crecimiento y la diferenciación.

• Son indispensables para el desarrollo del sistema nervioso, central y periférico.

• Participan en el desarrollo y erupción dental.

• Regula la sensibilidad del cuerpo.

Las tiroideas intervienen prácticamente en la totalidad de las funciones orgánicas del organismo, activándolas y manteniendo el ritmo y equilibrio vital.

Reacciones en el cuerpo de un déficit de la hormona tiroidea:

Como se ha mencionado, las hormonas tiroideas (tiroxina y triyodotironina), tienen un efecto determinante sobre el desarrollo y el metabolismo. Cuando hay déficit de esta hormona  durante el desarrollo fetal y en los primeros meses que siguen al nacimiento puede haber severos efectos en el niño.

Las alteraciones más destacadas de este faltante en el niño son:

• Déficit del desarrollo físico e intelectual, el cual es proporcional al tiempo que persista la falta de hormona tiroides. Este efecto es irreversible.

En el adulto:

• El efecto primario de este déficit se manifiesta por alteraciones del metabolismo. Este efecto provoca cambios en el consumo de oxígeno y en el metabolismo de las proteínas, hidratos de carbono, grasas y vitaminas.

Hipotiroidismo e Hipertiroidismo

Aún no se han podido identificar los marcadores cuantitativos de la acción de la hormona tiroidea. El diagnóstico de una anormalidad tiroidea es usualmente aparente. Las pruebas de laboratorio pueden detectar una disfunción tiroidea. Sin embargo, formas más sutiles de disfunción tiroidea, como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo subclínico, representan un mayor desafío.

El hipertiroidismo se caracteriza por una tiroides muy activa debido a un trastorno metabólico en el que el exceso de función de la glándula tiroides conlleva a una hipersecreción de hormonas tiroideas. Los efectos de este trastorno provocan síntomas como taquicardia, pérdida de peso, ansiedad, nerviosismo y temblores.

El hipotiroidismo se asocia con una baja actividad de la glándula tiroides, cuyos efectos provocan síntomas como voz ronca, letargo, habla lenta, alteraciones de la memoria, estreñimiento, fatiga, piel seca y áspera, caída del cabello, somnolencia, problemas de fertilidad, disminución de la libido, impotencia, menstruación irregular, aumento de peso inexplicable, etc.

Alimentos para la salud de la glándula tiroidea

La remolacha y una dieta rica en yodo es una dieta conveniente para la salud del sistema nervioso. El desarrollo de bocio, que es una afección asociada a un crecimiento de la glándula tiroides, está relacionada con un consumo muy bajo o nulo de yodo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...
38 Comentarios
  1. septiembre 9, 2010
  2. septiembre 11, 2010
  3. septiembre 11, 2010
  4. septiembre 11, 2010
  5. septiembre 11, 2010
  6. septiembre 13, 2010
  7. septiembre 13, 2010
  8. septiembre 14, 2010
  9. septiembre 14, 2010
  10. septiembre 30, 2010
  11. octubre 12, 2010
  12. octubre 19, 2010
  13. octubre 20, 2010
  14. octubre 21, 2010
  15. octubre 21, 2010
  16. enero 26, 2011
  17. enero 26, 2011
  18. febrero 1, 2011
  19. junio 2, 2011
  20. octubre 12, 2011
  21. marzo 16, 2012
  22. junio 30, 2012
  23. junio 30, 2012
  24. julio 1, 2012
  25. octubre 26, 2012
  26. octubre 28, 2012
  27. enero 6, 2013
  28. abril 9, 2013
  29. mayo 8, 2013
  30. julio 18, 2013
  31. julio 27, 2013
  32. agosto 20, 2013
  33. agosto 25, 2014
  34. diciembre 1, 2014
  35. mayo 14, 2015
  36. junio 25, 2015
  37. julio 13, 2015
  38. agosto 28, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR