Los Niños necesitan Tomar Siestas para Crecer

Tomar una siesta es reparadora, tanto para adultos como para los niños. Si tienes hijos en edades que van desde los dos  a cinco años, déjalos dormir por las tardes, además de recuperar energías mientras duermen, su organismo a través de la glándula pineal producirá  la hormona del crecimiento, vital para que tengan un desarrollo más óptimo. Esto es más efectivo cuando hay oscuridad.

Muchos padres creen erróneamente que si sus hijos toman una siesta, luego demorarán en dormir cuando les toca en la noche y que esto afectará su rutina diaria. Otros los dejan descansar pero los levantan en medio de un sueño, ocasionando el mal humor de los menores.La importancia de la siesta en los niños

No interrumpirlos

No debemos interrumpir las siestas de los niños abruptamente, si crees que tu niño ha dormido lo suficiente, que por lo general suele ser una hora, puedes acariciarlo lentamente, hablarle en susurros, ponerle una música suave. Más no levantarlo a gritos o con movimientos bruscos.

Afecta su crecimiento

Según especialistas, por ejemplo cuando uno despierta a un niño para que coma,  esto afectará su crecimiento y perturbará el correcto funcionamiento del cerebro, pasa lo mismo en el caso de un bebé. Ese momento es para ellos más importante el sueño que la comida.

Depresión y problemas de ánimo

De no tomar la siesta se afecta su desarrollo e incluso de acuerdo a la investigación realizada por la Universidad de Colorado en Estados Unidos, también el del cerebro, exponiéndose a un riesgo de problemas de ánimo y emocionales de por vida.

Irritables

La falta de sueño puede provocarle al niño un comportamiento irritable o hiperactivo, también impedirle a que puedan prestar atención y mantenerse concentrados.

Establecer una rutina

Aun si su niño(a) no desea tomar la siesta, es recomendable que descanse. Trate de establecer una rutina diaria, reserve unos minutos de tranquilidad. Para ello es mejor explicarle al menor que debe darse un tiempo para estar relajado y que debe acostarse.

Sueño de noche

Recuerde a su vez, que los niños en edad preescolar necesitan entre 10 a 12 horas de sueño nocturno. Si duerme bien por la noche puede no necesitar hacer la siesta durante el día, pero sí necesitar de un momento de relajo, reposo y tranquilidad.

Antes de eliminar completamente las siestas, por temor a que su hijo luego no pueda dormir en las noches considere que los niños que han descansado por la tarde, se tranquilizan más deprisa por la noche que los que están completamente agotados.

Aunque no parezca, los niños que se acuestan por las noches demasiado cansados suelen estar muy activos, nerviosos y muy inquietos y usted va a demorar más en tranquilizarlos y ayudarlos en dormir.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
3 Comentarios
  1. noviembre 21, 2013
    • marzo 28, 2015
  2. julio 9, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR