Homosexualidad, Bisexualidad y Preferencias Sexuales en Adolescentes

¿Te sientes confundido con tu identidad sexual? No te preocupes más. Realmente las preferencias sexuales son tan naturales como otras preferencias. Homosexualidad es el término que se usa para describir a las personas que se sienten atraídas por su mismo sexo, mientras que la bisexualidad es la forma de definir a las personas que se sienten atraidas tanto con personas de su mismo sexo como el del sexo opuesto.

Desamor

Si bien hay muchas ideas al respecto, la homosexualidad, debe aclararse desde el principio, no es una enfermedad, ni es siquiera un problema psicológico, la preferencia sexual de un individuo es algo natural, las personas homosexuales y bisexuales pueden ser tan felices y exitosas como las personas heterosexuales, e incluso actualmente disfrutar de una vida familiar y tener hijos en algunos países.

¿Es natural ser homosexual o bisexual?

Por supuesto que sí. Tan natural como ser heterosexual. A pesar de que hay muchas ideologías respecto a la homosexualidad, como las hay para la infidelidad, por ejemplo, o para el matrimonio y la religión, las hay para la preferencia sexual. Y sin embargo, la preferencia sexual es algo tan natural como elegir casarse o no, o como ser budista en lugar de cristiano. Quizá lo que haga la diferencia es que unas son decisiones más bien “biológicas”, y las otras ideológicas.

Ser homosexual o bisexual es una preferencia, y no tiene que ver ni influye siquiera la vida o la infancia de la persona, pues algunas veces los padres creen que porque no hicieron esto o lo otro los hijos se confunden en su identidad sexual. Podemos ver a padres muy “machos” con hijos gay, o padres muy livianos, sensibles y amorosos con hijos heterosexuales. El ambiente no es influyente en esta preferencia, si acaso influye en si el hijo o la hija podrá aceptar su identidad sexual o no.

¿Se puede elegir la preferencia sexual?

A decir verdad no, porque la preferencia sexual no es un trastorno ni enfermedad ni tiene que ver con ideologías, por lo que no hay tratamiento ni medicina ni forma de pensar que la cambie, es una elección biológica.

Sin embargo, muchas personas homosexuales y bisexuales buscan tratamiento y ayuda psicológica, no tanto para cambiar de preferencia, sino más bien para poder enfrentar las restrictivas y muchas veces ignorantes formas de pensar y ver las cosas tanto de ellos mismos como de la familia y la misma sociedad, quien muchas veces juzga y discrimina este comportamiento.

Aquí una carta que Freud escribió a una madre:

Deduzco, por su carta, que su hijo es homosexual. Lo que más me impresiona es el hecho de que usted haya omitido este término cuando me ha hablado de él. ¿Puedo preguntarle por qué lo evita? La homosexualidad, desde luego, no es necesariamente una ventaja, pero tampoco es nada de lo que haya que avergonzarse. No es un vicio, ni un signo de degeneración, y no puede clasificarse como una enfermedad (…) Cuando me pregunta si puedo ayudarla, supongo que quiere decir si puedo acabar con la homosexualidad de su hijo y reemplazarla por la heterosexualidad. La respuesta es, en términos generales, que no podemos asegurar ese resultado (…) En verdad lo que el psicoanálisis podría hacer por su hijo es algo muy diferente. Si se siente infeliz, neurótico, desgarrado por los conflictos, inhibido en su vida social… el análisis puede traerle armonía, paz mental y plena eficiencia. Independiente de que cambie o no cambie…”

Orientación sexual o psicológica en adolescentes

Los adolescentes que se sienten en conflicto con su identidad sexual pueden buscar ayuda profesional pero no con la finalidad de cambiar algo, sino con la intención de que puedan revelar su verdadera identidad sexual sin prejuicio, sin limitación, y puedan aprender a aceptarse y tener una vida fluida y feliz tengan la preferencia sexual que tengan.

Ideologías y sexualidad

Hay muchas ideologías discriminativas y represoras al respecto de las preferencias sexuales, por lo general en algunas  las religiones. Sin embargo, estas ideas carecen de verdadera información y están basadas meramente en solo ideas, y, como se ha dicho, la sexualidad no tiene que ver con ideas, sino con una preferencia biológica.

La homosexualidad e historia

La homosexualidad y bisexualidad es algo que sucede desde tiempos inmemorables, la práctica sexual era considerada algo natural, no había discriminación y se podía practicar la sexualidad según la preferencia de la persona, sin ningún contaminante ideológico.

Por ejemplo, en la Antigua Grecia no se concebía la orientación sexual como un “identificador social” como se ha hecho en las culturas occidentales en el último siglo. Los griegos no distinguían el comportamiento sexual por el sexo biológico, sino por cuánto se adaptaba dicho deseo a las normas sociales como la edad y el estatus social.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. marzo 30, 2014
  2. abril 1, 2014
  3. abril 2, 2014
  4. abril 3, 2014
  5. abril 29, 2014
  6. septiembre 29, 2014
  7. mayo 10, 2015
  8. febrero 10, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR