Hepatomegalia (Hígado y Bazo engrandecidos): causas y tratamiento natural

El hígado y sus cuidadosLa hepatomegalia es el ensanchamiento o engrandamiento del hígado o del bazo más allá de su tamaño normal, lo cual puede causar que los bordes de los respectivos órganos rebasen sus límites y provoquen determinadas molestias.

El hígado es uno de los órganos principales del cuerpo y realiza una larga lista de funciones en el cuerpo, es el órgano más grande del cuerpo y uno de los órganos que más rápido se regenera y puede repararse. Entre sus funciones más importantes es la de transformar los alimentos en energía, absorción de colesterol, de vitaminas solubles en grasas y las grasas en el intestino delgado, así como la eliminación de alcohol, toxinas y sustancias toxicas, por lo que se considera un órgano depurativo de suma importancia. Otra de sus funciones es el metabolismo de carbohidratos, la homeostasis de la glucosa, la síntesis de almacenamiento y movilización de glucógeno y el metabolismo de lípidos, la bilirrubina y el catabolismo de hormonas.

Por otro lado, el bazo tiene el tamaño de un puño y se encuentra ubicado cerca del estómago. Tiene una importancia fundamental en el sistema de defensas del cuerpo, y contribuye a la producción y almacenamiento de células sanguíneas como parte del sistema circulatorio, es un órgano vital para la supervivencia.

Las causas para que el hígado o el bazo se ensanchen o crezcan de forma desproprocionada son las siguientes:

  • Consumo excesivo o desmesurado de alcohol
  • Cáncer hepático o metástasis
  • Obesidad
  • Desnutrición
  • Triglicéridos altos
  • Diabetes mellitus
  • Insuficiencia cardiaca
  • Leucemia
  • Enfermedad de Niemann-Pick
  • Hepatitis A, B o C
  • Sarcoidosis
  • Hemacromatosis
  • Intolerancia a la fructuosa
  • Cirrosis hepática

Síntomas de la Hepatomegalia

Por lo general no hay síntomas cuando no es grave, ya que el hígado no tiene terminaciones nerviosas y el cerebro no puede recibir señales de desequilibrio. Sin embargo, cuando el hígado esta anormalmente grande entonces se pueden percibir ciertos síntomas cuando el hígado empieza a invadir otros órganos como el páncreas, estómago, etc. En este caso, los síntomas que se experimentan son:

  • Dolor intenso y distensión abdominal (estomago muy inflamado)
  • Náuseas, a veces vómitos o mareos
  • Sensibilidad o sensación de pesadez en el abdomen del costado derecho cuando el hígado es el inflamado, o en el abdomen izquierdo cuando es en el bazo.
  • Ictericia, coloración anaranjada en la piel.
  • El color de la orina o las heces pueden cambiar.

¿Qué hacer si se tiene Hepatomegalia?

DIETA: Puedes apoyarte para tu curación con una dieta ligera, comiendo en este caso papaya en el desayuno con un poco de avena cruda, y en tu dieta deben predominar por el momento vegetales crudos y al vapor, caldos de vegetales, debes evitar todo lo que contenga alcohol, vinagres e irritantes, las carnes de todo tipo por el momento, y leche de vaca y derivados tampoco, ni quesos ni mantequillas sobre todo si el hígado es el afectado. El azúcar blanca debes sustituirla por azúcar morena o miel de abeja pero debes usar endulzantes lo menos posible. Procura mantenerte con semillas, nueces, almendras, etc., así como arroz integral, infusiones de diente de león para ayudar al hígado, incluye aloe e tus jugos de vegetales y lentejas, pan integral y aceite de oliva extra-virgen. Recuerda que en este momento a tu hígado o bazo le está costando procesar lo que comes por lo que es importante que aligeres tu dieta o más posible.

REPOSO: necesitas reposo absoluto, desentiéndete de todo y descansa, deja que el mundo ruede sin ti y medita un poco en las cosas que te preocupan, que te ponen tensa e irritan. El reposo es indispensable para que tu cuerpo retome energía nuevamente, y mientras reposas cultiva tu espíritu.

Cultivo espiritual: muchas veces vivimos la vida tan rápido o con tantas preocupaciones que pasamos por alto lo que sentimos. Es importante que valores lo que sientes, pon cerca de ti libros que te ayuden a alimentar tu espíritu en este momento, ya que esta afección tiene que ver con como enfocas la vida. Observa si no te preocupan demasiado los seres que te rodean, o si no estás enfadad por algo que no hayas resuelto del todo. Te recomiendo leer el libro Tú puedes sanar tu vida, de Louise L. Hay.

Etiquetas:,
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votes, average: 3,46 out of 5)
Loading...
28 Comentarios
  1. mayo 8, 2014
  2. mayo 8, 2014
  3. mayo 12, 2014
    • octubre 28, 2015
  4. mayo 12, 2014
  5. mayo 12, 2014
  6. mayo 12, 2014
  7. mayo 13, 2014
  8. mayo 13, 2014
  9. mayo 14, 2014
  10. mayo 16, 2014
  11. mayo 17, 2014
  12. agosto 15, 2014
  13. agosto 15, 2014
  14. agosto 15, 2014
  15. agosto 15, 2014
  16. agosto 15, 2014
  17. agosto 15, 2014
  18. agosto 15, 2014
  19. agosto 15, 2014
  20. enero 4, 2015
  21. abril 24, 2015
  22. abril 24, 2015
  23. mayo 21, 2015
  24. junio 2, 2015
  25. julio 3, 2015
  26. noviembre 15, 2015
  27. diciembre 30, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR