La Gastritis: Causas, Síntomas y Tratamiento

Fotolia_28646522_XS.jpgLa inflamación de las paredes o de la mucosa que recubre el estómago es lo que se conoce como gastritis. Pese a lo fuertes que pueden llegar a ser las paredes del estómago por su capacidad para resistir ácidos fuertes, hay casos en los que la gastritis terminar por presentarse.

Causas de la gastritis

El tipo principal que se da es la gastritis aguda erosiva también denominada como hemorrágica. Su principal característica consiste en la aparición de erosiones en la pared del estómago que van a afectar tan sólo a la mucosa.

Entre las causas más comunes de gastritis se encuentran las que se detallan a continuación:

  • Gastritis por estrés. Aquellos pacientes que han pasado por enfermedades graves como por ejemplo hipertensión, grandes quemados o politraumatizados, están en el marco de unas condiciones específicas para presentar úlceras o erosiones que en la mayoría de los casos terminan por provocar una hemorragia. Respecto a estas lesiones las causas pueden ser múltiples como la hipersecreción ácida del estómago o desperfectos en cuanto a los mecanismos de defensa de la mucosa gástrica.
  • Gastritis producida por Helycobacter pylori. Se trata de una bacteria que se encarga de infectar la mucosa del estómago, ocasionando que aparezcan úlceras o diversos tipos de gastritis. En la mayoría de los casos las personas que han sido infectadas nunca llegan a desarrollar algún tipo de síntoma.
  • Gastritis por tóxicos. Los antiinflamatorios, la cocaína, el alcohol, las enzimas que son producidas por el páncreas, los cáusticos o el reflujo biliar pueden ser algunos de los elementos que lo ocasionen.

Síntomas de la gastritis aguda

En realidad, van a variar de acuerdo a las características de cada persona e inclusive un buen grupo de pacientes pueden mantenerse por largos periodos de tiempo sin manifestar algún tipo de síntoma. Muchas veces esto desemboca en afección de por vida, como leemos en esta web sobre la gastritis crónica.

Entre los síntomas de las gastritis más comunes que se registran son: vómitos, pérdida del apetito, dolor en la zona estomacal, sensación de plenitud gástrica, náuseas, dolor abdominal y similares. En los casos que son más complejos puede haber hemorragia digestiva, es decir vómitos con sangre o deposiciones que son pegajosas, negras y de muy mal olor.

Tampoco hay que dejar de hacer notar que existen casos en los que la hemorragia digestiva puede llegar a ser tan sutil que se va a manifestar de mantera tan poco explícita que sólo se va a poder detectar cuando se encuentre algún tipo de característica en el cuerpo asociada con anemia como consecuencia de la pérdida constante de sangre.

Vale la pena considerar lo anterior ya que dependiendo de la historia clínica de la persona y de un análisis de sangre, estas muestras de anemia son una alerta para determinar si se padece de gastritis aguda o no.

Tratamiento de la gastritis crónica y aguda

Afortunadamente en la actualidad hay una buena cantidad de alternativas para seleccionar en lo que respecta a tratamientos para una gastritis aguda. Incluso en algunos casos ni siquiera es necesario realizar algún tipo de esfuerzo para tratarla pues se puede resolver el cuadro de forma espontánea.

La dieta es indispensable para recuperarse de la gastritis. Como es evidente, la dieta para la gastritis en niños es diferente a la de un adulto pero tienen en común la prevención.

Por eso, en caso que se esté interesado en atender la gastritis lo primero con lo que se debe empezar es evitar alimentos que sean irritantes como el vinagre, el café, el té, la pimienta, la mostaza y aquellas sustancias que por su composición van a provocar que la mucosa gástrica se resienta.

En cuanto a los fármacos que se recomienda usar para el tratamiento de la gastritis o para prevenir que se manifieste en el cuerpo son los antiácidos. Es decir, los antagonistas H2 que van a disminuir la secreción de ácido en el estómago. Con la ayuda de estos fármacos el pH se va a mantener en equilibrado.

Ten en cuenta que para el tratamiento de la gastritis este punto es fundamental para que los síntomas comiencen a desaparecer y lograr que su duración sea lo más corta posible. De todos modos, no debes olvidarte que esto puede ser un problema ya que cuando la acidez baja se pueden favorecer las condiciones para que las bacterias crezcan y por ende el cuerpo deba hacer frente a otro tipo de infecciones.

Respecto al mejoramiento de la gastritis hay que mencionar que ésta lo hará a medida que la situación del enfermo se vaya haciendo más estable. Además, las lesiones que se den en la zona estomacal van a ir retornando a la normalidad tras 48 horas luego de la agresión.

Si hay un caso de hemorragia digestiva sí puede ser necesaria una gastroscopia. Eso sí, hay que anotar al respecto que en la mayoría de los casos la hemorragia va a ceder de manera espontánea sin que sea necesario acudir a pruebas invasivas como la ya mencionada.

Finalmente, la cirugía, que consiste en la extirpación del estómago cuenta con una tasa de mortalidad tan alta que sólo se recomienda como un último recurso.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. febrero 23, 2016
    • marzo 2, 2016
  2. febrero 23, 2016
    • marzo 2, 2016
  3. febrero 25, 2016
    • marzo 2, 2016
  4. febrero 26, 2016
  5. agosto 22, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR