Flores de Bach: los siete ayudantes

Tras el descubrimiento de los doce curadores (en el articulo anterior), Bach siguió con su trabajo de investigación con las flores, al ver que en algunos casos que trataba éstos no eran suficientes para llegar a la causa más profunda de la enfermedad. Tal y cómo escribió él mismo :”Encontraremos que ciertos casos no parecen encajar con exactitud en ninguno de los Doce Curadores, y muchos de ellos son tales como aquellos que se han acostumbrado tanto a su enfermedad que parece ser parte de sus naturalezas (…)  y es difícil ver su verdadero ser porque, en lugar de buscar una cura, se han adaptado y alterado sus vidas para adaptarse a la enfermedad. (…) 

Y continúa: ” Tales personas han perdido mucha de su individualidad, de su personalidad, y necesitan ser ayudadas a salir del estancamiento, de la rutina en que se han consolidado antes de que sea posible saber cual de los Doce Curadores necesitan”. ‘Los doce curadores y los cuatro ayudantes’ , 1933.

Éstos siete remedios florales los añadió a los doce ya existentes en dos etapas, primero descubrió cuatro y posteriormente incorporó otros tres:

Flores de Bach: los siete ayudantes

Rock Water (Agua de roca).  Es el único remedio de Bach que no es propiamente una flor, sino que está hecho de agua de manantial. Para  personas que son rígidas y duras, con un acentuado afán de perfección. Son severos y de puntos de vista rigurosos e inamovibles. Tienen una concepción ascética y severa de la vida. Se auto reprimen constantemente.

Heather (Brezo). Para aquellos que se centran excesivamente en si mismos, lo que se traduce en una necesidad de ser el centro de atención en todo momento. Es típico de personas hipocondríacas, que dessarrollan una auto observación exagerada.

Gorse (Aulaga).  Este tipo de persona ha perdido la capacidad anímica de la esperanza. A este estado mental se llega después de un período de sufrimiento donde probablemente predominaron otras situaciones como el miedo o la tortura física o psíquica.

Oak (Roble). Suelen caracterizarse por ser personas fuertes como el roble, a menudo el pilar o sostén de la familia. Solemos calificarles como  “adictos al trabajo”.  Cualquiera que sea éste lo cumplen con ahínco y sin queja.  Desconocen el significado de la palabra cansancio, lo cual no quiere decir que no lo experimenten, sino que no saben percibir las señales orgánicas que lo acompañan, pudiendo de esta manera caer en el colapso nervioso.

Vine (Vid). Son personas muy eficientes, seguras de sí mismas, resueltas, decididas, de fuerte voluntad y ambición, con grandes dotes de mando. El inconveniente de éstas personas consiste en que ésto les lleva a una dureza y a una avidez de poder que las convierte en poco respetuosas con la individualidad del prójimo.

Olive (Olivo).  Para Personas a las que las circunstancias adversas prolongadas lo han llevado a un agotamiento de su energía vital hasta tal extremo, que se han quedado sin reservas para seguir adelante. La fatiga es tan completa, que tanto la mente como el cuerpo han agotado totalmente su energía.

Wild oat (Avena silvestre). Son personas que acostumbran a empezar muchas cosas, a menudo con entusiasmo, pero pronto pierden interés y se desaniman. Son como eternos aprendices, siempre a la búsqueda y sin alcanzar nunca la meta.Esto les lleva a sentir que la vida pasa de largo y que están desperdiciando el tiempo y las oportunidades.

 

Sonia Gómez.

Terapeuta de Flores de Bach.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
9 Comentarios
  1. febrero 18, 2013
  2. febrero 19, 2013
    • febrero 19, 2013
  3. febrero 19, 2013
    • febrero 19, 2013
  4. febrero 28, 2013
  5. septiembre 5, 2013
  6. septiembre 5, 2013
  7. febrero 18, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR