La mayoría de españoles No Consumen Suficiente Pescado Azul

Una reciente encuesta realizada por la Fundación Española del Corazón (FEC) ha arrojado resultados preocupantes, pues se estima que el 52% de los españoles no consumen pescado azul en cantidades suficientes para una buena salud, y casi un tercio de los españoles simplemente no incluyen los pescados azules en su dieta.

La razón por la que estos datos son preocupantes reside en que la grasa que aportan los pescados azules se ha demostrado ideal para una adecuada salud cardiovascular, y reducir su consumo, podría provocar un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón. 

Siendo las enfermedades cardiovasculares la primera causa de muerte en España, según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE), es importante tener en cuenta los beneficios del consumo del pescado azul.

¿Por qué se evita el consumo de pescado azul?

Según los datos recopilados mediante dicha encuesta, el consumo de pescado en la dieta española se ha visto reducido por varios motivos, entre los que destacan el precio del pescado, pues se considera poco accesible, y la dificultad en las recetas que incluyen esta fuente de proteína.

No obstante, la principal causa por la que españoles no consumen la cantidad recomendada de pescado azul o simplemente lo omiten, es por el desagrado de dicha carne.

Los beneficios del pescado azul

Son muchos los expertos que coinciden en que se debe incluir los pescados azules en nuestra dieta habitual, esto se debe a que se ha estudiado sus efectos en la salud, y se han demostrado sus beneficios.

Los pescados azules, tales como el salmón, la sardina, las truchas, el arenque y la caballa, por mencionar algunos, son rica fuente de ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa beneficiosa, que suele escasear en la dieta moderna.

Estudios han demostrado que en las cantidades apropiadas, los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, reduce los niveles de colesterol malo o “LDL”, y contribuye a elevar los niveles de colesterol bueno o “HDL”, también ayuda a controlar los niveles de triglicéridos en sangre.

Tener un adecuado aporte de ácidos grasos omega-3 puede evitar la formación de trombos, así como la acumulación de placa en las arterias, condición conocida como ateroesclerosis e inclusive, puede llegar a prevenir infartos.

Los ácidos grasos omega-3 también tienen una acción antiinflamatoria natural, por lo que son particularmente útiles en el tratamiento y control de enfermedades donde los procesos inflamatorios existen como puede ser la artritis reumatoide, colitis y psoriasis, entre otras patologías.

Se ha observado que en las poblaciones con un abundante de consumo de pescado en su dieta, tales como Japón y la población esquimal, hay una menor incidencia de enfermedades del corazón.

Además, los pescados azules también son fuente de vitamina D, y minerales como el Calcio, el Hierro, el Magnesio y el Zinc, por lo que desde el punto de vista nutricional, son un fuente de proteína rica en nutrimentos y de buena calidad.

Cabe destacar que el pescado es fuente de proteína, pero no son altos en calorías pese a su aporte de grasa, por lo que además, su consumo habitual en una dieta saludable, nos ayuda a conservar un peso adecuado.

La cantidad de pescado azul recomendada para un correcto aporte de ácidos grasos omega-3, es de un consumo regular de dos días de la semana.

¿Cómo prepararlo?

Aunque puede parecer un poco complicado, hay varias formas en las que se puede incluir el pescado azul en nuestra alimentación.

Hacer el pescado a la plancha, es bastante recomendable, pues no se requiere de exceso de grasa en su preparación, además, aunque puede demorar la cocción, no se trata de un proceso muy complicado.

Por otro lado, también podemos incluir el pescado en recetas como estofados o caldos, si bien, su sabor destacará, estos métodos tampoco requieren de abundante grasa añadida.

El pescado azul puede emplearse en recetas más orientales como el sushi, donde se consume con muy poca grasa dependiendo de la receta.

Otra forma de preparar nuestro pescado sin requerir más grasa, es al horno, acompañado de vegetales.

En todo caso, se debe evitar el pescado frito, pero si se opta por este método de cocción se aconseja tratar de utilizar muy poco aceite.

Cuida de tu salud con buenos hábitos

Pesé a que la mayoría de encuestados en esta ocasión afirmó estar preocupado por su salud cardiovascular, son pocos los que se interesan en incluir pescado suficiente en sus dietas, lo cual, puede alarmar, pues una dieta adecuada, podría en muchos de los casos prevenir enfermedades fatales, como son las patologías cardiovasculares, tan es así, que se estima que más del 30% de los fallecimientos en España podrían evitarse con buenos hábitos alimenticios, pues este porcentaje, corresponde a las muertes por enfermedades cardiovasculares.

Una alimentación adecuada, y actividad física regular son sin duda las mejores opciones para cuidar de nuestra salud física y mental.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. septiembre 22, 2015
    • septiembre 24, 2015
  2. septiembre 23, 2015
    • septiembre 24, 2015
  3. septiembre 30, 2015
  4. octubre 6, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR