Embellece tu Piel y Cabello con Huevo

Embellece tu Piel y Cabello con HuevoEl huevo es una fuente de proteína muy común en nuestra dieta, y con frecuencia lo empleamos en numerosos platillos, es probable que no hubiésemos imaginado que el huevo tenía tantas propiedades aliadas de nuestra belleza.

La proteína del huevo es beneficiosa para la reparación de los tejidos, pero sus beneficios no terminan aquí, también son fuente de luteína, un compuesto que tiene la propiedad de mantener la piel hidratada y brindarle elasticidad, además, estas propiedades también resultan favorables para el cabello y las uñas. El consumo de huevo puede ayudarnos a mejorar el aspecto de nuestra piel y cabello.

Maneras de emplear el huevo para renovar tu piel

El huevo suele ser accesible sin embargo, debes tomar en cuenta que si se es alérgico, tampoco es recomendable utilizarlo en mascarillas.

La yema y la clara del huevo pueden tener una diferente aplicación. La clara del huevo ayuda a iluminar y tonificar la piel, mientras que las yemas de huevo son ricas en vitamina A.

Huevo para tonificar el rostro: Bate la clara de huevo hasta que se vuelva espumosa, aplica sobre el rostro evitando el contorno de los ojos, deja actuar durante 20 minutos y lava con agua tibia. Esta aplicación también puede ser útil para tratar casos leves de acné.

Huevo para las bolsas debajo de los ojos: Esta inflamación bajo los ojos suele darnos la apariencia de estar cansados o enfermos, pero el huevo puede ser un pequeño y útil secreto, para aprovecharlo, aplica con ayuda de un hisopo un capa fina de clara de huevo sobre las bolsas, evitando que la clara entre en el ojo, deja actuar por 10 minutos y lava con agua templada.

Mascarillas con huevo para la piel

Si utilizamos el huevo correctamente con ingrediente de mascarillas, podemos ayudar tanto a un cutis graso como la piel seca.

Para piel grasa: La clara de huevo es la parte que podemos aprovechar para este tipo de piel. Mezcla 3 cucharadas de harina de avena hasta formar una pasta. Aplícala en forma de mascarilla sobre la cara y cuello y deja actuar por alrededor de 15 minutos antes de lavar con agua templada.

Para piel seca: Se utiliza la yema de huevo que es rica en ácidos grasos y vitaminas. Mezcla una yema de huevo con una cucharadita de aceite de oliva y el zumo de un limón. Aplica la mezcla en tu rostro y cuello (puedes utilizar una brocha pequeña o un pincel de cerdas suaves), evita tocar el contorno del ojo y labios. Deja actuar por 15 minutos, y enjuaga con agua templada.

Para un cutis más suave: Utiliza el huevo completo, mezclándolo con unas gotas de aceite de oliva, una cucharada de miel de abeja natural y una cucharadita de agua de rosas, aplica sobre el rostro sin exceso, puedes ayudarte con un pincel o brocha suave, y deja actuar por 20 minutos, antes de enjuagar con agua templada, esta receta ayuda a suavizar la piel y a eliminar manchas.

Para aclarar el tono de la piel tras el bronceado: Mezcla un huevo con dos cucharadas de miel y revuelve bien, utiliza la mezcla para aplicar una fina capa  en las zonas que desees aclarar de la piel (puede incluir rostro) deja actuar por 10 minutos y enjuaga con agua templada.

Para el cabello

El huevo puede ser un ingrediente útil para mejorar el aspecto de nuestro cabello, sus compuestos lo hacen ideal para devolverle una apariencia saludable y suave.

Acondicionador con huevo: Si tu cabello luce seco, una mascarilla con huevo puede ser de gran ayuda, mezcla un huevo y yogurt natural en partes iguales, añade una cucharadita de aceite de oliva o aceite de almendras, y aplica la mezcla en tu cabello, distribuyéndola. Colócate una gorra de baño desechable y deja actuar por 30 a 45 minutos. Lava cómo normalmente lo haces, y enjuaga.

Para dar brillo y volumen: Bate un huevo con el zumo de un limón, y mezcla bien. Utiliza la mezcla en tu cabello, distribuyéndola. Deja actuar durante media hora y procede a lavarlo con champú como normalmente.

Para el cuero cabelludo graso: Si tiendes a tener el cabello brilloso y con grasa, es posible que tu cuero cabelludo sea graso, un truco para combatirlo, es utilizar una clara de huevo batida sobre tu cuero cabelludo, aplícalo por mechones y deja actuar por media hora. Luego retíralo con tu ducha normal (champú) y enjuaga con el zumo de un limón.

Para el cabello seco: Si tu cabello luce sin vida y opaco, puedes devolverle el brillo y recuperar su textura con huevo. Mezcla un huevo con una taza de leche baja en grasa, y revuelve bien. Aplica la mezcla sobre el cabello y cuero cabello, frotando suavemente, deja actuar durante media hora y lava con champú.

Advertencias.

Evita utilizar estas mascarillas si padeces de alergia al huevo o alguno de sus componentes.Ten en mente que el huevo puede tener un olor desagradable cuando comienza a secarse, si tu olfato es sensible, es probable que lo encuentres intolerable.

Por último si tienes el cabello decolorado o muy claro, la yema de huevo puede “mancharlo”, dándole una pigmentación ligeramente amarilla, dependiendo de la coloración de la yema, por lo que es recomendable considerar este hecho antes de optar por una de las mascarillas y recetas para el cabello.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. septiembre 28, 2014
    • septiembre 13, 2015
  2. septiembre 28, 2014
  3. septiembre 29, 2014
  4. septiembre 30, 2014
  5. octubre 3, 2014
  6. octubre 3, 2014
  7. octubre 3, 2014
  8. octubre 3, 2014
  9. octubre 21, 2014
  10. octubre 23, 2015
  11. febrero 11, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR