El Azúcar refinado puede ser tan Dañino como el Alcohol

¿Te gustan los alimentos muy azucarados, eres amante de los postres o peor aún, no tomas agua que no contenga siquiera una cucharada de azúcar?, A nivel mundial este elemento es sumamente requerido por los comensales y en los últimos 50 años su consumo se ha triplicado.

Sin embargo se ha demostrado que el azúcar refinado no aporta ningún nutriente que le haga un bien a nuestra salud, por el contrario, hay algunos especialistas que lo comparan con el alcohol, pues su consumo en altos niveles puede dañar el hígado, sin mencionar el riesgo de llevarnos a la obesidad, de afectar a la piel, nuestro sistema inmunitario y a nuestra presión sanguínea.

Azúcar refinado: Nutriente engañoso

En el procesamiento de la caña de azúcar a azúcar refinada, se le despoja casi la totalidad de su valor nutricional. Quedé asombrada al leerlo en un documento escrito por la médico Carolyn Dean, que es directora de la Asociación de Magnesio Nutricional y autora de 27 libros.

Según esta especialista, el proceso del refinado del azúcar elimina 93% de cromo, 89% de manganeso, 98% de cobalto, 83% de cobre, 98% de zinc y 98% de magnesio. Lo que queda, es lo que consumimos.

Fructosa no es salud

Lo peor es que casi todos los productos de supermercado contienen cantidades considerables de fructosa, que es azúcar casi tan igual a la refinada. De acuerdo a la doctora, la fructosa presente en las frutas, obviamente  no es la misma que se añade a los alimentos comerciales y es tan dañina como el azúcar blanco. Y hay que estar alerta, porque las grandes fábricas suelen cambiar los nombres del azúcar presente en sus productos por otros sinónimos.

Así por ejemplo tenemos a las que terminan en osa: maltosa, sacarosa, glucosa y la archi conocida  fructosa. Pero hay un sinfín de términos más, unos 100, de las que destacan: colorante acaramelado, azúcar de caramelo, jugo de frutas concentrado, edulcorante de maíz, jarabe de maíz, date sugar, dextrina, dextrosa, diglicéridos, disacáridos, D-tagalosa, jugo de la caña evaporada, cristales de florida, fructo-oligosacáridos (FOS), entre otros.

diabetes

diabetes

 Mide su consumo

¿Cómo podemos hacer frente a esta avalancha de azúcares? Pues sino podemos calcular la cantidad de azúcar provenientes de la comida que compramos en el supermercado, o de lo que comemos en la calle,  hagámoslo midiendo de lo que sí depende de nosotros, como un vaso de agua o postres que cocinamos.

Trata de no ingerir más de dos o tres cucharaditas de azúcar al día. Mejor si no consumimos ninguna. Sólo de esta manera estaremos muy por debajo de las 70 libras al año o 20 cucharaditas al día, que indican es el punto mínimo por el que puede causarse una enfermedad crónica, por consumo de azúcar.

Las consecuencias

Muchas personas creen que el azúcar es indemne porque suelen consumirlo elevadamente y no notan consecuencias a su salud. Sin embargo según Abraham Hoffer, un médico en la Columbia Británica que ha estudiado los efectos del azúcar, por más de 40 años, indica que recién en aproximadamente unos 15 a 20 años, de consumo constante de azúcar refinado y comida chatarra (que tiene azúcar), una persona puede desarrollar una enfermedad crónica como la diabetes. Esto es, superando las 20 cucharaditas diarias.

Dicho esto hagamos un conteo y revisemos todos los efectos negativos del azúcar blanco.

–       En niños el azúcar provoca irritabilidad, hiperactividad y falta de concentración.

–       Destruye el equilibrio de los minerales del cuerpo, interfiere en la absorción del magnesio y del calcio.

–       Puede causar acidez, indigestión y hasta una colitis ulcerosa.

–       Caries, gingivitis.

–       Envejecimiento prematuro.

–       Condicional la obesidad

–       Puede provocar alergias y asma.

–       Puede afectar al hígado al riñón a la vesícula, el apéndice, el páncreas y la motilidad intestinal.

–       Puede intoxicar al igual que el alcohol.

–       Puede desencadenar niveles altos de colesterol y triglicéridos

 Cómo suplirlo

El azúcar refinado, puedes suplirlo con un producto muy beneficioso y natural como la estevia, que es una hierba edulcorante y muy segura. Incluso para los pacientes diabéticos, pues reduce los niveles de azúcar en la sangre regulando la función pancreática. Además tiene propiedades antimicrobianas que ayuda al cuerpo a combatir los resfriados y gripes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
7 Comentarios
  1. septiembre 20, 2013
  2. septiembre 20, 2013
  3. octubre 8, 2013
  4. octubre 18, 2013
  5. diciembre 13, 2013
  6. mayo 14, 2015
  7. julio 8, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR