Dormir Bien, una cuestión Vital

Dormir bien, una cuestión actualEl descanso es fundamental para poder sentirnos bien y cumplir con las obligaciones del día a día. Al final de nuestras vidas, habremos pasado alrededor de un 33% del tiempo durmiendo, y aunque genios como Leonardo da Vinci lo consideraran una pérdida de tiempo, desde aquí te aseguramos que no lo es.

La relación entre el sueño y nuestro organismo está comprobada científicamente, por lo que es un factor muy a tener en cuenta para estar sanos y saludables.

Las células aprovechan para realizar la mitosis mientras dormimos y así es como nuestros tejidos se regeneran. Esto es especialmente importante que se produzca a diario, sobre todo para las células del aparato cardíaco.

Por otro lado, el cerebro almacena la información acumulada durante el día y decide cual será la que forme parte de la memoria a largo plazo, lo que convierte al sueño en un elemento clave del aprendizaje.

De esta forma, un estudio realizado por los doctores Phyllis C. Zee y Fred W. Turek, del departamento de Neurología de la Universidad de Northwestern, en San Francisco (Estados Unidos), señaló que las alteraciones del sueño pueden acentuar algunos problemas médicos y psiquiátricos:

Esta relación bidireccional tiene un claro ejemplo en las enfermedades metabólicas, cardiovasculares y respiratorias, así como en el dolor crónico o la depresión“.

Cómo lograremos Dormir Bien

Por ello, más importante que dormir una hora más o menos es que lo hagamos sin dejar incompleto el ciclo de sueño en el que nos encontramos a la hora de despertarnos, como bien explica el Dr. Borrás del Hospital Clínico de Barcelona. Un ciclo de sueño completo se produce cuando hemos atravesado por las cinco fases de sueño: adormecimiento, sueño ligero, transición, sueño profundo y REM (durante la cual soñamos).

Un ciclo de sueño completo dura aproximadamente noventa minutos, dependiendo de la persona, por lo que en siete horas y media habríamos cumplido con cinco ciclos. Si te has fijado que hay días que te despiertas fresca y activa y otros días, habiendo dormido incluso más horas, te despiertas cansada y con poca rapidez mental, posiblemente has dejado un ciclo sin completar y esto te afectará durante todo el día.

Es por ello que entender cómo dormimos y prestar atención a cómo funcionan nuestros ciclos nos ayudará a descansar mejor y a levantarnos con más energía.

En definitiva, el sueño es un indicador de salud; una cantidad suficiente así como una calidad adecuada deben ser considerados elementos indispensables de un estilo de vida saludable del mismo modo que el ejercicio o la nutrición, según una comparativa realizada en el Instituto del Sueño de Kensington, Londres.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
8 Comentarios
  1. octubre 5, 2011
  2. octubre 6, 2011
  3. octubre 6, 2011
  4. octubre 6, 2011
  5. octubre 8, 2011
  6. mayo 24, 2012
  7. julio 29, 2014
  8. junio 9, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR