Do-In: una alternativa natural de salud

Terapia de Masaje Do-In

Los antiguos chinos descubrieron que el cuerpo es atravesado por una serie de “caminos” energéticos llamados meridianos, los cuales responden a los estímulos de la presión. De ahí nació la acupuntura y lo que se conoce como el Do-in, el cual es un arte para curar por medio de masajes y estímulos de determinados puntos energéticos ubicados en el cuerpo.

El Ki y el Do-in

La energía electromagnética de carácter universal que circula por todo cuerpo fue nombrada por los chinos como Ki. El Ki existe en todas partes y en todas las cosas, sobre todo en los organismos vivos, se podría decir de alguna forma que entre más vivo, más energía Ki circula en ese organismo.

Cuando el Ki se encuentra en equilibrio, es decir, con determinada polarización Yin – Yang, entonces encontramos un organismo saludable y lleno de vitalidad. Sin embargo, cuando esta energía es interrumpida, bloqueada o circula débil en el cuerpo, podemos entonces tener un cuerpo débil, más bien enfermizo, con una mente débil y con tendencia a la depresión.

La enfermedad aparece cuando este equilibrio o flujo armónico de Ki se rompe, entonces el organismo pierde defensas yes más propenso a todo tipo de contagios.

¿Cómo funciona el Do-in?

El Do-In es un masaje que activa los puntos receptores de los meridianos para restablecer el flujo energético alterado o bloqueado, recuperando así el equilibrio y la armonía cósmica (salud).

La práctica no requiere de una filosofía o dieta especial, su resultado se puede percibir muy rápido una vez iniciada la práctica. El masaje correcto y dado por un profesional, puede calmar dolores violentos o males de carácter crónico casi en forma inmediata.

Los puntos o meridianos

Los antiguos chinos averiguaron también que cuando existían disturbios en un órgano, existía también dolor en toda una serie de puntos, siempre los mismos. Además, comprobaron que al ejercer presión sobre alguno de esos puntos, el enfermo sentía una especie de electricidad recorrerle de dicho punto a alguna otra zona de su cuerpo, como si una especie de cable se activara. Estos cables fueron llamados Meridianos.

El Ki fluye ininterrumpidamente a través de la estructura del organismo en cinco niveles distintos:

1.- Los huesos (el nivel más profundo).
2.- Los músculos.
3.- Los vasos sanguíneos y el sistema linfático
4.- La región subcutánea.
5.- La superficie de la piel.

Después de estos cinco niveles sigue el Aura, que esa luz que rodea a todo ser vivo, imperceptible para el ojo humano ordinario.

Los canales y meridianos utilizados en el Do – In pertenecen al cuarto nivel, esto es en la región subcutanea y están localizados en puntos ubicados dentro de la piel.

Dentro del Do-In se consideran catorce meridianos importantes y doce principales, asociados a doce órganos. Hay también dos meridianos extras que funcionan como reservorio de energía.

Al trabajar con los meridianos se pueden ayudar a sanar innumerables enfermedades como las sanguíneas, hepáticas, renales, cardiovasculares, etcétera, así como reforzar el trabajo armónico de los órganos y sistemas (nervioso, digestivo, muscular, etcétera) del cuerpo. Además, calma dolores, ayuda a nivelar emociones y es útil como método de primeros auxilios.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
5 Comentarios
  1. enero 2, 2010
  2. enero 2, 2010
  3. mayo 23, 2013
  4. marzo 27, 2015
  5. octubre 2, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR