Displasia: Causas y Tratamientos Naturales

 La displasia es una anormalidad del aspecto de las células por causa de las alteraciones en su proceso dDisplasia: causas y tratamientoe maduración. La displasia sucede cuando hay una expansión de células inmaduras con una disminución correspondiente en el número y ubicación de células maduras, la cual es indicadora de un proceso neoplástico o precanceroso. Hay distintos tipos de displasias y cada uno se puede deber a varias causas, aunque no es un cáncer, las células inmaduras pueden llegar a convertirse en cáncer sino se les da un tratamiento.

Displasia cervical

La displasia cervical se refiere a cambios precancerosos en las células que recubren el revestimiento del cuello uterino. Esta afección es provocada por la infección del cuello uterino por el virus del papiloma humano (VPH), y por lo general no tiene síntomas, sin embargo, la presencia del VPH puede evidenciar un crecimiento verrugoso en la piel, los pies, el ano o los genitales o el útero.

El útero es la parte que conecta con la vagina. Mientras las mujeres tienen su periodo, las células del cuello uterino están muy activas, y es cuando se puede sufrir de displasia cuando se presentan ciertas condiciones como fumar, beber alcohol, la toma de ciertos medicamentos, descuidos graves alimenticios, estrés y sentimientos de rechazo y desaprobación de la misma mujer hacia su cuerpo o hacia ella misma.

Displasia fibrosa

En el caso de la displasia fibrosa, los huesos normales desarrollan un tejido cicatricial o fibroso, en casos no acentuados o graves no se presentan síntomas, pero cuando es más grave o avanzada, los huesos pueden evidenciar deformidad o dolor.

Displasia fibromuscular

En este caso, la displasia sucede cuando alguna arteria tiene un clúster anormal de células en desarrollo en su pared.

Existe además la displasia en el epitelio de la laringe.

Causas generales de la Displasia:

  • Sistema inmune deficiente.
  • Descuidos graves alimenticios, dieta basada en alimentos muy refinados, grasosos, muy cocinados, fritos, etc.
  • Abuso de medicamentos que bajan las defensas del cuerpo y dañan los órganos internos.
  • Sentimientos de tener algo “sucio”, “malo” o “poco digno” dentro de uno mismo. Reprobación  severa de alguna experiencia en la vida de la persona.
  • Fumar, beber con exageración y dependencias a drogas.

Cómo tratarla y curarla

La displesia, como toda enfermedad, no es algo “malo” ni a lo que haya uno que temer, sino es un momento en donde uno puede aprovechar para revalorar muchas cosas y reconsiderar nuevos hábitos y actitudes ante nuestra vida.

Es posible sanar el cuerpo si integramos varias cosas, como las que siguen:

  • Una dieta de calidad, donde los productos naturales y en especial orgánicos predominen. Los vegetales frescos, los granos integrales y el consumo de jugos o ensaladas son indispensables para reforzar nuestro sistema de defensas y depurar el cuerpo en general.
  • El ejercicio ayudara a desahogar tensiones y estrés acumulado, el cual puede llegar a desequilibrar las funciones normales básicas del cuerpo. Se recomienda el yoga, el taichí, el chi-kung, etc. Con estas practicas se aprende además a relajar la mente.
  • Es muy importante trabajar con los sentimientos de ira guardados o de depresiones repetitivas, ya que estas emociones bajan las defensas del cuerpo. Es importante saber que tampoco se debe evitar o evadir lo que uno siente, sino aprender a reconocer lo que sentimos y empezar a entender que las emociones nos pueden llevar a conocernos mejor y a volvernos más responsables de nuestra felicidad, sin estar esperando que la felicidad venga de los demás.
  • Se puede acudir a una sesión de bioenergía, la cual puede ayudar a la persona a revalorar sus sentimientos y desahogar del cuerpo emociones disfrazadas, negadas o contenidas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3,50 out of 5)
Loading...
10 Comentarios
  1. mayo 28, 2013
    • mayo 29, 2013
  2. julio 20, 2013
  3. agosto 20, 2013
  4. septiembre 9, 2013
  5. junio 24, 2014
    • febrero 26, 2016
  6. abril 27, 2015
  7. agosto 1, 2015
  8. enero 21, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR