Dieta para Subir las Plaquetas

Las plaquetas son células pequeñas que participan en la coagulación, funcionan agrupándose para formar coágulos y evitar hemorragias, estas células son también conocidas como “trombocitos”.

Dieta para Subir las PlaquetasLos niveles normales de plaquetas se consideran entre 150,00 a 450,00 por milímetro cúbico de sangre, sin embargo, estos niveles pueden verse afectados por algunas infecciones virales, presencia de hepatitis crónica, dengue, o como consecuencia de radio terapia y quimioterapia.

Signos de trombocitopenia

Se conoce como trombocitopenia a los niveles por debajo de los normales de plaquetas en sangre, algunos signos que pueden  indicarnos la carencia de plaquetas:

  • Presencia de hematomas sin razón aparente
  • Sangrado de encías
  • Presencia de sangre en la orina o heces
  • Sangrado de la nariz
  • Hemorragias

Las causas de plaquetas bajas pueden ser variables, sin embargo, cuando no existe una causa aparente, el diagnóstico suele ser por enfermedad autoinmine.

Dieta para aumentar las plaquetas

La dieta saludable puede ayudar a la producción de plaquetas, además, los expertos sugieren que los procesos inflamatorios y autoinmunes también pueden  afectar la producción de plaquetas, por lo que se recomienda que el enfoque de nuestra dieta sea con el fin de reducir la inflamación del organismo.

Los alimentos en nuestra dieta, deben ser de fácil digestión, por lo que métodos de cocción ricos en grasa como los fritos y rebosados, son desaconsejados. La forma de cocinar nuestros alimentos es al vapor o cocidos.

Se aconseja además incluir frutos como los arándanos, las frambuesas y las moras,  ya que son ricas en antioxidantes que pueden reducir los efectos del estrés en nuestro organismo.

Otros nutrimentos que son de interés, son la vitamina E y los fitoestrógenos, así como la vitamina C.

Recomendaciones dietéticas

Es importante una alimentación de buena calidad, por lo que algunas recomendaciones dietéticas nos ayudarán a elegir los alimentos más saludables.

Prefiere los alimentos orgánicos: Se trata de alimentos con una mayor concentración de nutrimentos según estudios, además al ser cultivados sin el uso de químicos, no tienen restos de agroquímicos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud y la generación de plaquetas.

Consume alimentos frescos: Los productos enlatados o procesados no conservan todas las propiedades nutricionales de un alimento fresco, es por ello que se aconseja elegir preparaciones que no requieran de muchos procesos o cocción, y consumir los alimentos lo más fresco posible.

Elige lo integral: Los granos enteros contienen más nutrimentos que las versiones refinadas de los mismos. Es recomendable preferir el arroz integral, pan y harina integral, etc.

Reduce tu consumo de azúcar: Los carbohidratos pueden ser buenos para brindarnos energías, sin embargo, los azúcares simples como el azúcar blanca suelen no aportar más nutrimentos, y por el contrario, favorecen ciertas condiciones como la obesidad, u otras poco saludables. Fuentes de azúcares simples son los caramelos, gaseosas, helados, bollería industrial, entre otros alimentos ricos en azúcar.

Reduce tu consumo de lácteos: Uno de los beneficios de los lácteos para elevar las plaquetas es que contienen calcio, un mineral importante en la coagulación, sin embargo, los lácteos también estimulan la producción de moco, y además pueden agravar enfermedades autoinmunes, por lo que se aconseja, evitar la leche, queso o alimentos en los que la leche sea uno de los ingredientes principales. El yogurt y algunos quesos son recomendables con moderación ya que actúan como probióticos.

Elige las grasas saludables: Si bien es aconsejable reducir nuestro consumo de grasa, algunas de estas pueden ser saludables, como las grasas de las semillas oleaginosas, y las de aceites vegetales como el aceite de oliva o de canola. Es recomendable  consumir los aceites extra vírgenes, ya que son de mejor calidad.

Reduce tu consumo de carnes: Aunque las proteínas de origen animal no están prohibidas, si se recomienda preferir carnes magras, carnes blancas con las de aves, y evitar las carnes rojas en exceso. También se puede incluir ocasionalmente pescado.

Incluye bastantes verduras de hoja verde: Acelgas, espinacas, berros, e incluso las algas, son ricas en minerales y vitamina K que favorecen una adecuada coagulación.

Evita las bebidas alcohólicas: Estudios han demostrado que el alcohol puede alterar la función normal de las plaquetas, por lo que el consumo de bebidas alcohólicas se debe suspender ante trombocitopenia.

Alimentos que debemos evitar

Algunos alimentos no son tan aconsejables, debido a que  pueden alterar la coagulación, tales como el ajo, la cebolla y el jengibre.

Otros alimentos que debemos evitar las bebidas que contienen quinina, utilizada en algunas bebidas gaseosas o aguas tónicas, este alcaloide que puede provocar la destrucción de plaquetas.

Por último, se aconseja evitar el consumo habitual del pescado o suplementos de ácidos grasos omega-3, ya que pueden alterar la función plaquetaria, disminuyendo su capacidad de fijación.

No se aconseja incluir ningún suplemento ni consumir ningún medicamento sin antes la aprobación de nuestro médico, pues muchos componentes pueden alterar la coagulación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
14 Comentarios
  1. septiembre 12, 2015
    • septiembre 15, 2015
      • agosto 22, 2016
    • septiembre 16, 2015
  2. septiembre 13, 2015
    • septiembre 16, 2015
  3. septiembre 15, 2015
    • septiembre 16, 2015
  4. septiembre 16, 2015
    • septiembre 16, 2015
  5. septiembre 23, 2015
  6. septiembre 26, 2015
  7. marzo 8, 2016
  8. marzo 28, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR