Destino, suerte o trabajo (segunda parte)

(Pincha aquí para leer la primera parte de esta entrada) Pues Disney, después de cerrar esta agencia, se fue a Los Ángeles, y se llevó con el la película de Alicia, y recorrió muchos estudios buscando trabajo. Pero tampoco tuvo éxito. Nadie estaba interesado en su trabajo. Sin embargo, el tren de su voluntad no se dio por vencido, y buscando alternativas encontró a su hermano Roy, y entonces le pidió que se hiciera cargo de administrar su nueva agencia que se llamaría Disney Brother´s Studio. Su hermano aceptó, y parece que la mezcla mágica por fin daba resultado, pues poco a poco esta agencia si que fue creciendo hasta lo que más tarde se convertiría en el gran coloso llamado The Walt Disney Company.

Se dice por ahí que para muestra basta un botón. Y así como citamos muy brevemente la interesante historia de uno de los hombres más talentosos del mundo de la animación y la fantasía, podemos citar una gran lista de todos aquellos personajes que han sido brillantes y talentosos en la historia, y que han dejado o dejan huella indeleble en el libro de los sueños hechos realidad.

Ver hombres y mujeres grandiosas florecer en el mundo puede ser motivo de envidia o recelo, pero detrás de un gran personaje hay siempre una gran labor, una gran dedicación y un gran empeño para darle realidad a lo que al corazón le inspira.

No sólo es cuestión de haber traído al mundo algún talento especial, ni de ponerse a soñar horas enteras, o de saber muchas cosas o encontrar muchas buenas justificaciones. La genialidad es la mezcla de una inspiración sincera aunada a una férrea detereminación, de modo que exista la voluntad necesaria para hacer que el empuje del corazón sobreviva ante la adversidad o la aparente imposibilidad que muchas veces la realidad pone enfrente en forma de problema, carencia, duda, confusión, etcétera, experiencias que no son otra cosa que un juego de estrategia de una sabia naturaleza para que uno desarrolle la confianza en uno mismo y la necesaria habilidad para conseguir lo que uno quiere.

Todo ser humano tiene un talento o una habilidad especial que puede compartir con brillantez. Decir que uno “no nació con estrella” es desmeritar una parte de la naturaleza creativa y poderosa con la que ha nacido el ser humano. Cada cual, dentro de sus posibilidades, puede realizar algo genial, grandioso. Cuando no se cree en eso que inspira al corazón profundamente, y se dejan de lado sueños y anhelos, entonces la magia no sucede, y se resbala de la vida. Y entonces algo muy vivo y brillante dentro de uno parece volverse opaco y sin vida.

Recuerda: la gran magia se hace cuando uno en verdad se empapa de su pasión personal, y encuentra la forma de hacerla real. ¿Qué significa hacer algo real? Significa que uno es más grande que antes, no por lo que pudo crear allá afuera, sino por lo que uno creó dentro de si mismo: una mayor fortaleza interior.

Así que si tienes algún sueño y este parece imposible o vez demasiadas complicaciones, recuerda que en el mundo de lo grandioso sólo se necesita tu querer para hacer que las cosas sucedan. Mezcla tu inspiración, tu voluntad y tu trabajo, y el más grandioso de tus destinos llegará.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
2 Comentarios
  1. febrero 17, 2012
  2. octubre 3, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR