Despreocúpate del Sol

Llega el verano y lo que más deseamos es vacacionar sin preocuparnos de quemaduras y  rayos ultravioleta que dañen nuestra piel, es por eso que debemos cuidarla de la mejor manera posible, y aquí te digo cómo hacerlo sencillamente para que puedas disfrutar libremente de tus vacaciones.

Cuidar la piel

Utiliza protector solar

Los rayos ultravioleta tienen efectos nocivos sobre la piel, incluso en un día nublado, es por eso que todos debemos utilizar un factor de protección solar de acuerdo a nuestras necesidades.

Lo protectores están creados para proteger la piel creando una pantalla protectora que evita el enrojecimiento y los daños de acuerdo al nivel de protección solar que se aplique, es decir, una persona que aplicó un factor de protección solar 40, tardará 40 veces más en enrojecer la piel que la de alguien que no se ha aplicado ningún factor de protección.

Las graduaciones más comunes son:

  • Baja protección: FPS 10 o menos
  • Protección Moderada: FPS 10 a 20
  • Protección Alta: FPS 20 a 40
  • Protección muy Alta: Más de 40

Cualquier persona que se exponga al sol sin importar su tipo de piel debe utilizar protector solar, incluso si desea broncearse, ya que aunque no lo parezca, los rayos solares son muy dañinos, por lo que es recomendable asolearse solamente en horarios adecuados y tener en cuenta que entre más blanca sea la piel serpa necesario utilizar un mayor factor de protección solar y aun así hay que cuidar no exponerse demasiado tiempo al sol.

Cuida la exposición al sol

Los horarios más adecuados para tomar el sol son antes de las once de la mañana o después de las cuatro de la tarde, por supuesto utilizando la protección adecuada.

Debes tener en cuenta que el uso de protector solar protege la piel pero no  significa que puedas permanecer mayor tiempo bajo el sol, incluso si es necesario se debe de aplicar protector varias veces para asegurar su correcto funcionamiento.

Protege las zonas más sensibles

Los rayos UV no saben si llevas ropa o no, aunque podamos ver claramente que sólo nos quemamos en las zonas descubiertas, el sol afecta todo el cuerpo por lo que es importante aplicar protector en todo el cuerpo y prestar mayor atención a esas zonas en donde la piel es más delgada y sensible, cuello, párpados y en general las zonas más blancas.

Protégete cada dos horas

Debes aplicar el protector veinte minutos antes de exponerte al sol y cada dos horas volver a aplicar,  esto puede variar de acuerdo a  tu nivel de exposición al sol, o si transpiras mucho o si te has metido a nadar, en estos casos es necesario que lo hagas mucho más a menudo para estar seguros de que funciona. Recuerda que no por ser un día nublado estas libe de quemaduras y efectos secundarios por los rayos UV.

Evita exponerte al sol si sufres quemaduras

Cuando la piel se enrojece es señal de que ha sobrepasado su capacidad de adaptación al sol y lo que necesita es hidratación, no más exposición al sol. Existen productos para aliviar estas quemaduras que hidratan y refrescan el área afectada. Una vez que la situación este controlada puede volver a exponerse al sol con un poco más de cuidados

Puedes usar maquillaje después del bloqueador

Muchas mujeres prefieren no usar protector solar porque piensan que al aplicar el maquillaje, el efecto de protección desaparece, pero no es así. Una vez que el protector solar haya sido absorbido por la piel entonces puedes aplicar normalmente tu maquillaje.

No solo en las vacaciones

 Las paredes, el pavimento y en general todo puede reflejar los rayos uv en las ciudades, por lo que no sólo debes utilizar el protector solar cuando vas de vacaciones o quieres broncearte, es importante que lo utilices todos los días y así proteges tu piel de los efectos del sol en todo momento.

Todas las personas son vulnerables

Sobre todo niños y adultos mayores son quienes mayor riesgo corren con la exposición al sol, los primeros porque su piel es joven y tiende a sufrir quemaduras y daños con mayor facilidad y el caso de los mayores por la aparición de manchas y por la radiación y exposición a los rayos uv a los largo de la vida los hace más susceptibles a enfermedades como cáncer de piel,  etc.

No todo es malo con el sol

Es cierto que el sol tiene efectos nocivos para la salud y que hay que tener  cuidados para exponernos a él, pero también tiene efectos positivos, como aportar vitamina D a nuestro cuerpo, la cual se encarga de fijar el calcio en los huesos, también tiene efectos antidepresivos y se encarga de la síntesis de la vitamina A, entre otros beneficios.

Ahora ya lo sabes, prepárate para disfrutar del sol ese verano y no olvides llevar el protector solar adecuado.

¡Felices Vacaciones!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
8 Comentarios
  1. julio 1, 2014
  2. julio 1, 2014
  3. julio 7, 2014
  4. julio 15, 2014
  5. septiembre 9, 2014
  6. enero 21, 2015
  7. abril 9, 2015
    • octubre 29, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR