Depresión: rebeldía, resignación y soledad (1)

Depresión

PRIMERA PARTE

Para la depresión hay muchos remedios: pastillas, jarabes, terapias, tes, esencias florales, drogas y demás. Todas estas son alternativas que, muchas veces, ayudan a levantar el ánimo y a devolver el entusiasmo. Sin embargo, si tan solo atendemos la depresión tratando de controlar los sintomas sin erradicar aquello que la está provocando, los remedios serviran solamente para calmar momentáneamente este dolor emocional, y además se correrá el riesgo de empezar una dependencia con ellos ya que, si estos no se acompañan con un entendimiento profundo de lo que es la depresión, no podran dar verdadera solución al problema.

Los niveles de depresión pueden ser muchos, y los síntomas se manifiestan de muchas formas: cansancio excesivo, desinterés en la vida, apatía, somnolencia, vulnerabilidad (sentirse afectado por todo o sentirse víctima de las circunstancias), incomodidad, agresividad, violencia, soledad, sentirse apartado de, sentrise no amado o aceptado, dolor (tanto físico como emocional), etcétera.

La depresión no es ni mala ni buena, es sólo un síntoma, una reacción a algo que esta ocurriendo dentro de la persona. Si no prestamos atención a los primeros síntomas como pudieran ser la falta de interés, cansancio frecuente, sentimiento de soledad o incomprensión, incluso anemia, etcétera, lo que tendremos a la larga será una depresión crónica, y esto puede derivar en innumerables padeicmientos más complicados de erradicar como las adicciones o las enfermedades, estás últimas como consecuencia del mensaje que frecuentemente se le envía al cuerpo de no sentirse realmente motivado y animado con el propósito o sentido de la vida.

¿De dónde viene la depresión?

La raíz fundamental de la depresión crónica se alimenta de un estilo de vida donde ha existido, durante un periodo prolongado de tiempo, una sensación de encerramiento, lo que quiere decir que el individuo no se ha podido realizar, que no hace o ha logrado concretar lo que verdaderamente ama, la persona no se siente libre ni satisfecha de ser lo es. El centro del problema que alimenta la depresión radica principalmente en no saber qué hacer para realizar los anhelos más hondos y sinceros del corazón.

Cuando no encontramos la forma de darle libertad a nuestro entusiasmo natural por crear la vida de acuerdo a nuestras aspiraciones más elevadas, entonces podemos pasar por varias etapas.

Una de las primeras señales a tomar en cuenta para evitar una depresión posterior, es cuando nos sentimos incomodos con un estilo de vida, es decir, cuando comenzamos a sentirnos limitados, con ganas de querer transformar o crear algo. La incomodidad es una forma maravillosa en que algo dentro de nosotros nos invita a crecer, a explorar la vida desde nuevas alternativas y con nuevos conocimientos. Sin embargo, cuando la incomodidad no encuentra solución, cuando no se atiende o es motivo para que el individuo se sienta más victima de las circunstancias que creador de ellas, entonces la incomodidad podria derivar en rebeldía, la persona sentirá ganas de  “arrancarse” de lo que la limita o no le permite ser.

Rebeldia

Si siento que algo no me deja ser, entonces comienzo a querer alejar el motivo de mi limitación, y me rebelo, lo que significa, en el fondo, que pienso que los demas “son responsables de mi infelicidad”, y asi lo manifiesto. Por lo tanto, mi carácter se vuelve agresivo, violento, enfadado. La rebeldía se puede manifestar de muchas formas, desde la vestimenta o apariencia física, la cual podría lucir descuidada y agresiva, como diciendo “no me importa”, hasta expresarse en un carácter ya sea agresivo (violento) o frío y distante, tomando posturas de “no te hablo” o “te castigo con mi silencio, indiferencia o rechazo”.

Las personas que más nos hacen reaccionar de estas formas son definitivamente aquellas a las cuales uno se siente más atado o limitado. Las drogas son una de las formas de rebeldía más severas, tomando en cuenta que el dolor emocional no se ha resuelto con cierta responsabilidad, el adicto siente que todo el mundo le afecta y es responsable de su estado de infelicidad, por lo que, al no saber que hacer con su dolor, se refugia en algo que le haga adormecer o evadir este sentimiento de profunda inconformidad y soledad. Las drogas son medios eficaces y rápidos para evadir este dolor profundo.

Sigue en SEGUNDA PARTE: http://www.salud-natural.com/inteligencia_emocional/depresion-rebeldia-resignacion-y-soledad/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
4 Comentarios
  1. febrero 16, 2009
  2. febrero 16, 2009
  3. febrero 20, 2009
  4. febrero 22, 2009

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR