Cumple tus Propósitos de Año Nuevo y Gana Salud

 Cumple tus Propósitos de Año Nuevo para una Mejor SaludEl Año Nuevo es una gran oportunidad para empezar de nuevo, dejar malos hábitos atrás, e iniciar con la mejor energía positiva. Por supuesto, no podemos dejar de lado a la salud, con frecuencia los propósitos de año nuevo se enfocan a mejorar nuestra salud.

Dejar de fumar, hacer ejercicio, perder peso, todos estos propósitos están encaminados a tener una mejor salud, aunque no siempre podemos cumplir nuestro propósito de Año nuevo, siempre es bueno retomar y este 2015 podría ser el año indicado.

No todo es blanco o negro

La mayoría de las veces abandonamos nuestro propósito porque por alguna u otra razón, “fallamos”, pero la realidad, es que cuidar de tu salud no es blanco o negro, esto quiere decir que no sólo por un día que no puedas cumplir el propósito que te has propuesto debes abandonarlo por completo, lo creas o no, pequeñas decisiones pueden hacer la diferencia en tu salud, así que ¡Ánimo! Sigue adelante con determinación incluso cuando no hayas podido seguir al pie de la letra tu propósito.

Integra la actividad en tu día a día

Aunque todos deseamos hacer un cambio radical de vida, y dejar de arrastrar los malos hábitos del año pasado, lo mejor es empezar con cambios pequeños. Por ejemplo, evita utilizar ascensores y escaleras eléctricas, estaciónate un poco más lejos de tu trabajo, o camina a tu trabajo si es posible, sal a dar paseos, etc. Estas actividades suelen ser fáciles de integrar en nuestra vida diaria y te ayudarán a volverte una persona más activa. En la medida que te sientas más seguro puedes iniciar una rutina diaria del ejercicio de tu elección, pero no abandones estos pequeños cambios.

Evita las dietas de Moda

Quizás uno de los propósitos más comunes del año nuevo, es perder peso, sin embargo, aunque perder peso es bueno y saludable, las dietas de moda no siempre son las más adecuadas. La razón es que muchas veces estas dietas de moda suelen ser dietas rápidas que no han sido balanceadas para nosotros y por lo tanto no nos encaminan a una nutrición adecuada porque no siempre cubren nuestras necesidades nutricionales. Este tipo de dieta suelen ser dietas prohibitivas, que nos hacen pasar hambre, de forma que no pueden realizarse por un periodo prolongado, y lo que es peor, generalmente están acompañadas del indeseable efecto rebote, con lo cual, a menudo recuperas el peso perdido y un poco más luego de abandonarlas.

Cocina más en casa

Actualmente cocinar en casa es cada vez menos común, sobre todo en hogares donde los miembros de la familia tienen muchas ocupaciones laborales y no queda tiempo para cocinar. La comida chatarra o la comida procesada cada día se está volviendo más usual en los hogares, sin embargo, esta comida no suele tener la misma calidad que los alimentos preparados en casa. Cocinar tus propios alimentos te da más control sobre la calidad nutricional de tu dieta porque te permite hacer elecciones más saludables y además, te brinda la posibilidad de variar tu dieta con diversos ingredientes. Procura cocinar con alimentos frescos y abundantes vegetales, además en la cocina, tienes la posibilidad de elegir métodos de cocción que no requieran de tanto aceite o grasa, como los cocidos, los asados, etc.

Aprende a relajarte

Hoy en día, estamos sometidos bajo mucho estrés, prácticamente nuestra atención siempre está enfocándose en algo, no sólo en el trabajo, ahora todo el tiempo estamos conectados a la tecnología y lejos de relajarnos, muchas veces nos estresa y provoca cierta ansiedad, por lo que es recomendable aprender a relajarnos, tomarnos tiempo para nosotros mismos, esto evita y combate el agotamiento. Procura desconectarte al  menos un par de horas, en los que puedas hacer alguna actividad que te relaje, como tomar un baño de burbujas, recibir un masaje, caminar, etc. También puedes practicar Yoga, ejercicios de respiración, etc.

Ponle fin al desorden

Poner las cosas en orden pueden ayudarte a sentirte más cómodo, optimista y reducir el estrés. Vivir en el desorden puede contribuir a la apatía, nos desmotiva y quita energía, así que empieza el año poniendo tu hogar en orden. También es recomendable que te deshagas de lo que ya no te es útil, cuando hayas terminado, te sentirás renovado y listo para empezar el nuevo día y un nuevo año también.

Dile adiós a malos hábitos

Los malos hábitos como fumar, comer caramelos, etc, pueden ser muy destructivos, y muchas veces deseamos abandonarlos como propósito de Año Nuevo, pero es importante saber que son hábitos que nos perjudican y que es mejor decirles adiós. Elabora una estrategia para erradicarlos, por ejemplo, si sólo acostumbras tomar bebidas endulzadas, intenta dejar de fumar, procura reducir el consumo a la mitad de la cantidad, y así progresivamente, recuerda que aunque los pasos pequeños parezcan insignificantes, pueden ser una gran diferencia, continúa a tu ritmo, de esta forma conseguirás alcanzar tu meta, pero no abandones la idea de dejar estos hábitos perjudiciales.

¡Feliz Año Nuevo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
13 Comentarios
  1. enero 1, 2015
    • enero 3, 2015
    • enero 6, 2015
  2. enero 1, 2015
  3. enero 1, 2015
  4. enero 2, 2015
    • enero 5, 2015
  5. enero 2, 2015
    • enero 5, 2015
  6. enero 8, 2015
    • enero 24, 2015
  7. enero 22, 2015
    • enero 24, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR