Cómo prevenir las caries

Cómo prevenir las caries

Los dientes pueden durar toda la vida en las mejores condiciones, sólo basta que desde niños propiciemos un buen hábito de higiene dental y las caries no tienen porque aparecer ni los dientes porque padecer rupturas ni manchas ni nada que los enferme.

¿Por qué salen caries?

En la boca hay sustancias y gérmenes que convierten los componentes de los alimentos que tomamos en ácidos, sobre todo el azúcar que se consume es convertida rápidamente en ácido. Este ácido es el principal responsable de atacar el esmalte dental y de originar la debilidad o ruptura de la pieza, ocasionando, si persiste el ácido o es constante,  un hueco en el diente, lo cual se conoce como caries.

Las caries no pueden curarse tomando algo especial ni por si solas, la única forma de reparar el daño y evitar que este siga comiéndose el diente, es eliminando el tejido dañado y enfermo, rellenando después el diente con alguna pasta o amalgama especial.

En realidad, una caries no es peligrosa y se puede tratar de forma adecuada con nuestro dentista, sin embargo, lo ideal es evitar las caries para que la dentadura se mantenga fuerte y saludable toda la vida.

Así que aquí te damos una guía para que evites las caries y para que ayudes a tu niño o niña a no padecerlas y evitarse las repetitivas sesiones del dentista debido a las caries. Con estos consejos ahorrarás dinero en consultas y muchos dolores y malestares dentales.

Para vivir sin caries sigue estos consejos infalibles:

1. Debes evitar no consumir azúcar blanca, ni sodas ni bebidas endulzadas, ya que, como se ha dicho, el azúcar es uno de los productos que más daños dentales causan. Si no puedes evitar el azúcar en tus hijos, al menos baja la frecuencia y la cantidad al máximo, y cuando la tomen procura que después de que la hayan consumido laven bien sus dientes y, si esto no es posible por andar en la calle, dales a beber unos tragos de agua simple para enjuagar su boca.

2. No comas durante todo el día, prográmate para comer tres o cuatro veces al día y no come entre comidas.

3. Cepillarse los dientes: una de las recomendaciones más repetidas por los dentistas es tener una buena higiene bucal cepillando los dientes tres veces al día. Sin embargo, se ha comprobado que gran parte de la población sólo lava sus dientes por las noches, a veces por las mañanas y en el día sólo algunas veces. El cepillado debe realizarse efectivamente después de comer, para esto, se recomienda llevar el cepillo de dientes portátil en la bolsa para que puedas lavarlos en donde sea que andes. En caso de que por cualquier cuestión no puedas lavar tus dientes, procura beber agua simple para eliminar lo más posible los residuos de alimentos en tu boca hasta que puedas lavarte los dientes.

4. Usa el hilo dental: este es necesario para entrar a los lugares de los dientes donde el cepillo no puede entrar. El uso del hilo dental debe ser cada día, una vez será suficiente, sobre todo en la noche para que la dentadura quede perfectamente limpia antes de acostarse. Cuando comas galletas, cereal de caja refinado o panadería, es muy necesario que uses el hilo dental pues estos alimentos suelen quedarse muy atrapados en los lugares más recónditos de tus dientes.

5. Después de lavar tus dientes, usa agua pura con unas gotas de limón para refrescarla y para ayudar a evitar caries, aunque no lo creas, el limón es un estupendo anti-caries.

6. Mastica muy bien los alimentos para evitar que se depositen restos entre los dientes.

7. Masajea tus encías de vez en cuando de arriba hacia abajo, esto fomentara la buena circulación en tu boca y te ayudará a prevenir encías enfermas y caries.

8. Cundo comas alguna bebida ácida, como jugo de fruta, soda, etc., bebe agua después para enjuagar tu boca de estos ácidos.

9. Nunca permitas que tu hijo se duerma con los dientes sin lavar, durante la noche la concentración de ácido suele ser verdaderamente agresiva con el esmalte dental. Si tiene sueño tu hijo o flojera, inventa algo creativo para que se habitúe a hacerlo,  procura no pelear con el, háblale de lo que sucede en su boca cuando no se lava los dientes y de lo que duele tener caries, de esta forma lo harás consiente de la importancia de este hábito.

10. Observa si el agua que consumes contiene flúor, y pregunta al dentista si la aplicación de flúor es necesaria.

11. Consume alimentos ricos en calcio y vitamina C, tomando en cuenta que la leche de vaca no es el único alimento que la provee, el brécol, las almendras, la leche de almendras, los vegetales verde-oscuros, etc., son alimentos ricos en calcio y que no dañan el estómago, como la leche de vaca.

12. Siempre que puedas come verduras crudas y mastícalas, este es un ejercicio de limpieza dental natural, ya que las fibras de las verduras barren con la suciedad en la boda.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
5 Comentarios
  1. junio 2, 2012
  2. marzo 4, 2013
  3. diciembre 6, 2013
  4. diciembre 1, 2014
  5. marzo 26, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR