Cómo prevenir la Cistitis

Si sientes la necesidad de orinar con frecuencia, o presentas dolor con la micción, es posible que sufras de cistitis, una inflamación de la vejiga cuya causa más común son las infecciones urinarias.

Cómo prevenir la CistitisLas infecciones urinarias son un padecimiento muy molesto que afecta con más frecuencia a las mujeres, y se estima que casi un 40% de mujeres sufrirán un caso de cistitis durante su vida.

Síntomas de la cistitis

Existen varios síntomas que se presentan con la cistitis, algunos de ellos son muy molestos y pueden llegar incluso a imposibilitarnos de realizar actividades cotidianas.

  • Necesidad frecuente de orinar
  • Ardor al orinar
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Fiebre consecuencia de la infección
  • Orina de color turbio o anormal
  • Presencia de sangre en orina
  • Irritabilidad

Medidas para prevenir la cistitis

Aunque se trata de un padecimiento común es posible reducir las posibilidades de sufrir cistitis si cambiamos ciertos hábitos que nos ayudarán a prevenir y evitar la proliferación de bacterias en la orina.

Bebe suficiente líquidos: Un aporte de líquidos adecuado puede ayudar a prevenir la cistitis, ya que favorece la producción de orina y ayuda a que eliminemos sustancias que pueden ser nocivas para nuestra salud, se recomienda beber alrededor de 2 litros de agua natural al día, pero ten en cuenta que las necesidades de líquidos pueden variar de acuerdo a las pérdidas de líquidos corporales. Evita las bebidas azucaradas como las gaseosas, así como también es aconsejable evitar el consumo de bebidas ricas en cafeína así como las que están endulzadas con edulcorantes artificiales.

Procura no retrasar la necesidad de ir al baño: Si acostumbras a aguantarte para no ir al baño, es momento de cambiar este hábito, es recomendable no retener la orina pues esto puede ser uno de los principales factores que favorecen el desarrollo de cistitis.

Cuida tu higiene: Las infecciones de vejiga o vías urinarias ocurren sobre todo por bacterias provenientes de las heces, por lo que una recomendación básica consiste en utilizar el papel higiénico siempre de adelante hacia atrás.

Utiliza ropa íntima de algodón: A diferencia de las fibras sintéticas el algodón permite la transpiración evitando la humedad y proliferación de bacterias, procura revisar las etiquetas de tus prendas antes de adquirirlas.

Evita las duchas vaginales: Existen muchos productos destinados a la higiene íntima femenina, aunque parezcan útiles los expertos coinciden que el uso y abuso de estos productos pueden alterar el pH vaginal lo que lejos de beneficiarnos, puede favorecer el desarrollo de bacterias.

Procura orinar antes y después de tener relaciones: Expertos afirman que orinar antes y después de tener relaciones puede ser un buen hábito para prevenir futuras infecciones de vías urinarias.

No utilices prendas ajustadas: Los jeans ajustados o ropa ajustada puede favorecer la humedad y aumento de temperatura en la zona íntima facilitando el crecimiento de bacterias.

Evita la bañera, utiliza la ducha: Preferir las duchas es mucho mejor para prevenir infecciones de vías urinarias, ya que en las duchas el agua no se acumula a diferencia de lo que pasa con los baños relajantes en nuestra bañera.

Cuida tu alimentación: Una dieta saludable favorece también que nuestro sistema inmunológico se encuentre óptimo logrando prevenir posibles infecciones, por lo que es aconsejable llevar una alimentación sana, incluyendo alimentos vegetales frescos en abundancia y evitando alimentos chatarra, también se recomienda evitar jugos industrializados y refrescos que son ricos en azúcar.

Combate el estreñimiento: Cuando hay estreñimiento también crecen nuestras posibilidades de padecer cistitis por lo que se recomienda tener una dieta con un aporte de fibra y líquidos adecuados, si a pesar de ellos sufres de estreñimiento, consulta a tu médico.

Cuídate en el verano: Actividades como la natación o simplemente pasar una tarde en la piscina puede aumentar el riesgo de desarrollar cistitis si duramos demasiado tiempo con nuestro traje de baño húmedo, es importante ducharnos después de salir del mar o la piscina y/o cambiar nuestra ropa por ropa seca.

Zumo de arándano rojo

El arándano rojo es un fruto aliada contra la cistitis, esto de se debe a unos compuestos conocidos como proantocianidinas que evitan que las bacterias se adhieran a las vías urinarias, por lo que incluso, el jugo de arándano rojo puede ser recomendado en el tratamiento de cistitis.

Beber jugo de arándano rojo con frecuencia puede ayudar a prevenir la cistitis, por otro lado, también puede consumirse su extracto. Se dice que el jugo de arándano rojo es libre de efectos secundarios por lo que puede consumirse de forma prolongada e indefinida, sin embargo, se recomienda buscar jugos de calidad ya que en el mercado hay muchos zumos industrializados cuyo porcentaje de zumo de arándano no es el suficiente para otorgar los beneficios de esta baya contra la cistitis.
Se estima que para prevenir infecciones se debe consumir el zumo de arándano rojo alrededor de dos veces al día.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
17 Comentarios
  1. agosto 9, 2016
    • agosto 22, 2016
  2. agosto 9, 2016
    • agosto 22, 2016
  3. agosto 9, 2016
    • agosto 22, 2016
  4. agosto 9, 2016
    • agosto 22, 2016
  5. agosto 10, 2016
    • agosto 22, 2016
  6. agosto 11, 2016
    • agosto 22, 2016
  7. agosto 12, 2016
  8. octubre 8, 2016
    • octubre 21, 2016
  9. noviembre 24, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR