Como mantener la Piel fina y Sedosa con Cosméticos Naturales

Luchar contra una piel maltratada, reseca, áspera y opaca, puede a veces, ser una tarea difícil, pues a pesar de que actualmente hay muchos productos humectantes en el mercado, en ocasiones los resultados no son los esperados.

Como mantener la Piel fina y SedosaDependiendo del tipo de piel, algunas van a requerir productos que brinden una mayor hidratación, pero hay varios consejos, que pueden ayudarnos a mejorar el aspecto de nuestra piel, de forma interna y externa.

Hidratación del cuerpo

Aunque la mayoría de nosotros siempre recurrimos a un agente de aplicación tópica para hidratar la piel, la verdad es que la piel es un órgano, y se nutre como cualquier otro órgano, no podemos esperar una piel de apariencia suave y saludable, si estamos deshidratados.

Por ello, es esencial que consumamos suficientes líquidos durante el día, el agua natural, es una bebida hidratante muy recomendable, ocasionalmente, también podemos recurrir a zumos de frutas naturales y frescos.

Nutrición

Para mantener una piel sana, es necesario tener una alimentación balanceada, que incluya alimentos saludables.

Los vegetales son muy importantes, pues le aportan al cuerpo, vitaminas y minerales, de entre los cuales, algunos son necesarios para la hidratación y el buen estado de nuestra piel. Además, las proteínas, son necesarias para la estructura de la piel así como ciertos tipos de grasas ayudan a mantener su salud. En conclusión, una dieta sana es la clave para que nuestra piel luzca radiante.

Exfoliación

Algo que muchas veces ignoramos cuando hablamos del cuidado de la piel, es la necesidad de exfoliarnos. Se entiende por exfoliar, al proceso por el cual eliminamos células muertas de la piel así como otras impurezas que pueden estar afectando el estado de nuestra piel.

Hay varios métodos con los que podemos exfoliar nuestra piel, desde cepillos especiales para nuestro cuerpo, hasta cremas y productos a base de texturas para exfoliar, como cremas y jabones.

Un remedio sencillo para exfoliar nuestra piel, consiste en mezclar dos cucharadas de azúcar con el zumo de un limón, podemos esparcir la mezcla con movimientos circulares sobre nuestras piernas y las zonas más ásperas de nuestra piel, pero no es recomendable para zonas sensibles.

Es recomendable exfoliar nuestra piel corporal, dos veces a la semana, de esta forma evitamos que luzca opaca y seca.

Consejos para humectar tu piel

Si bien hay muchos productos cosméticos para humectar nuestra piel, podemos hacer uso de productos naturales a fin de conseguir el efecto hidratante que buscamos.

Leche

Se dice que Cleopatra, utilizaba la leche para darse baños y así lucir una piel radiante, es posible que desde tiempos antiguos, se hayan descubierto los beneficios de la leche para la piel. Si tu piel está levemente seca, este ingrediente natural nos puede ayudar, con el uso de una toallita la cuál remojaremos en leche entera y deslizaremos por nuestra piel para humectarla.

Manteca de Karité

Este es un ingrediente hidratante excelente para nuestra piel, e incluso puede ser útil para pieles delicadas. La manteca de karité es actualmente empleada en productos cosméticos por su poder hidratante, se suele recomendar en pieles muy resecas. Utilizando un poco podemos untar sobre las zonas con mayor resequedad como si de crema se tratara, pero también la podemos aplicar en forma de mascarilla, la cual, hay que retirar su exceso.

Aceites vegetales

Existen muchos aceites naturales que pueden contribuir a hidratar la piel de forma rápida y eficaz, y la mejor noticia, es que son accesibles.

Aceite de ricino: Un aceite con propiedades humectantes destacables sobre todo en épocas de invierno, ya que el viento frío de la temporada puede llegar a afectar la piel. Se aconseja aplicar unas gotas en nuestras manos, frotar y luego esparcir sobre las áreas que queremos humectar.

Aceite de oliva: Es quizás uno de los aceites más fáciles de adquirir, se utiliza de la misma forma que el aceite de ricino, aunque es importante que la cantidad empleada no sea excesiva. En zonas como el rostro, se debe dejar actuar por 10 minutos y posteriormente enjuagar con agua tibia.

Aceite de almendras: Muy popular en la industria cosmética, el aceite de almendras se emplea tanto para pieles secas, como para pieles grasas, pues ayuda a nivelar la humectación, gracias a su contenido en vitamina E, ayuda a nutrir la piel desde afuera. Se suele aplicar un poco en las áreas que deseamos humectar, se absorbe con facilidad, por lo que no deja una sensación grasosa.

Aceite de rosa mosqueta: Si deseas devolverle elasticidad y suavidad a tu piel, no dudes en emplear este producto. El aceite de rosa mosqueta es excelente para restaurar la suavidad de una piel seca, además, no suele dejar una sensación grasosa al emplearle. Se debe aplicar diariamente, en zonas como piernas y brazos, en el rostro, se puede aplicar con el uso de un algodón limpio para evitar su exceso, dejamos actuar por 10 minutos y enjuagamos con agua tibia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. enero 7, 2016
    • enero 9, 2016
  2. enero 7, 2016
    • enero 9, 2016
  3. enero 8, 2016
    • enero 9, 2016
  4. enero 8, 2016
    • enero 9, 2016
      • enero 12, 2016
  5. febrero 12, 2016
    • febrero 22, 2016
  6. febrero 13, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR