Cómo el enojo y las emociones afectan tu salud

Enojo, Emociones y SaludEs cada vez más la importancia que se le da a la relación que existe entre lo que sentimos y nuestros estados de salud. Para algunos no es nada nuevo saber que la ira y el miedo, por ejemplo, son dos de las emociones que generan prácticamente todos los males o afecciones de los que puede padecer un ser humano. Sin embargo, para muchos aún es un poco complicado comprender como sus emociones influyen en su salud. Esto se debe a que de pequeños nos acostumbraron a que las curas y los remedios para lo que nos dolía estaba “allá afuera”, ya sea en un medicamento, jarabe, pastilla, etc.

El televisor esta lleno de propaganda que anuncia una larga lista de productos maravilla para solucionar desde el sobrepeso hasta la gastritis, los problemas del corazón, etc. Curar rápido es lo que pretendemos cuando tenemos una enfermedad. Sin duda es siempre una alternativa muy cómoda y practica ir a la farmacia a comprar remedios para esto y lo otro, estamos habituados a ir al doctor para que nos diga que tenemos, y descartamos la posibilidad de curarnos a nosotros mismos porque no creemos que tengamos este poder curativo… ¡Nadie nos dijo cómo!

Y sin embargo, el cuerpo puede curarse prácticamente de cualquier afección, el único problema es que rechazamos la idea, no creemos que podamos hacerlo, y entre menos creemos, más dependientes nos hacemos de medicamentos y doctores.

¿Por qué si nuestras células se regeneran y renuevan totalmente en algunos días, (incluso la de los huesos), seguimos enfermos? Si somos seres nuevos cada determinado tiempo, ¿porque no nos curamos? ¿Qué es lo que mantiene la enfermedad “pegada a nosotros”? Para curarse uno mismo, es imprescindible empezar a comprender cómo es que las emociones influyen en nuestro estado de salud.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son reacciones que suceden en nuestro cuerpo ante las distintas experiencias que vivimos: la tristeza, el miedo, la soledad, la ansiedad la alegría, la ira, etc., son algunas de las formas que tenemos para responder a lo que nos sucede.

Muchas personas creen que sentir odio o ser violento, o tener sentimientos de miedo o ansiedad esta mal. Pero en realidad, ninguna emoción es mala, todas son simplemente reflejos de la forma en como vemos y entendemos el mundo.

Las emociones y el cuerpo

El cuerpo es  como una esponja: además de absorber los nutrientes y energía de los alimentos, también es muy susceptible a almacenar la forma en como sentimos la vida. El enojo es una emoción de resistencia, de control. Se puede manifestar de muchas formas: cuando somos intolerantes, desesperados, tenemos sentimientos de violencia o de venganza.
Para no ir más lejos, biológicamente podemos sentir los efectos evidentes de la emoción en nuestro cuerpo si nos observamos.

EFECTOS DEL ENOJO EN EL CUERPO

Cuando estamos muy enfadados:

• Todo el cuerpo se tensa.

• La sangre circula más lento

• Los músculos y articulaciones se engarrotan.

• Se altera y rompe su equilibrio el sistema cardiovascular, hormonal y nervioso.

• La presión arterial se desequilibra y hay un aumento descontrolado en la frecuencia cardíaca y en la testosterona.

• Se altera la actividad cerebral, especialmente los lóbulos frontal y temporal, de una forma negativa.

• La bilis se derrama dentro del cuerpo, la sangre se envía a la periferia dejando a órganos importantes sin sangre.

Si nos imaginamos que todos estos efectos suceden una, dos tres o hasta más veces al día, si nos imaginamos que estos efectos están en nuestro cuerpo una semana, dos meses, 10 años, 40 años… ¿Cómo podría sentirse el cuerpo después de estar sufriendo este desgaste severo interior? Y a esto no se le ha agregado los síntomas que produce el miedo o la tensión, por ejemplo, que aunque son muy similares a los efectos del enojo,  son muchas veces más acentuados.

En realidad no es que este mal enfadarse o sentir miedo, ansiedad, etc. El problema es que, como no sabemos que hacer con lo que sentimos, muchas veces guardamos el enojo, la ira, o lo disfrazamos u ocultamos, así como el miedo y la tensión.

Pero el cuerpo no miente. El cuerpo refleja tarde o temprano todo lo que hemos sentido por dentro: si has estado tenso, por ejemplo, o has querido controlar frecuentemente las situaciones o a las personas, entonces lo más probable es que tus articulaciones, por ejemplo, padezcan de endurecimiento y dolor ¡están cansadas y agotadas de estar bajo una severa tensión! Así mismo, si las emociones que predominan en tu vida son, por ejemplo, de incertidumbre o miedo, lo más seguro es que padezcas de gastritis o problemas del estómago o intestinales, o podría degenerar en problemas de vista o nerviosos. La decepción o desilusión, por otro lado, pueden degenerar en diabetes o lupus, o anemia e incluso infecciones severas.

La tensión y el agotamiento de sentir la vida se guarda como piedritas en el almacén de nuestro cuerpo. Incluso aquellas emociones que creemos olvidadas de tiempo atrás, muchas veces aun siguen ahí, creando tensión y dolor emocional en nuestras vidas.

Es por eso la importancia de comprender lo que sentimos. Muchas veces vivimos tan deprisa que no nos damos el tiempo de asimilar lo que sentimos y vivimos, evadimos los mensajes tan valiosos que nos quieren dar las emociones, las cuales lo único que quieren es llevarnos a que nos conozcamos y nos comprendamos mejor como seres humanos.

Si sientes que eres muy enojón o te desesperas a menudo, si tienes problemas de ansiedad o nerviosismo, puedes empezar a practicar alguna actividad que te ayude a canalizar esta energía emocional. El Yoga y Tai-chi son actividades especialmente efectivas, así como el kick boxing, el cual es muy bueno para descargar la energía del enojo.

Muchas veces no basta con descargar la emoción, es necesario que leas lecturas que te retroalimenten y te hagan sentir mejor, y te den nuevas perspectivas de la vida para que te conozcas y sientas más libre y confiado contigo mismo y con todo lo demás.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 3,43 out of 5)
Loading...
46 Comentarios
  1. septiembre 2, 2010
  2. septiembre 2, 2010
  3. septiembre 7, 2010
  4. septiembre 9, 2010
  5. septiembre 9, 2010
  6. septiembre 12, 2010
  7. septiembre 13, 2010
  8. marzo 25, 2011
  9. junio 17, 2011
  10. junio 21, 2011
  11. agosto 24, 2011
  12. agosto 25, 2011
    • marzo 13, 2015
  13. agosto 26, 2011
  14. enero 17, 2012
  15. julio 9, 2012
  16. agosto 11, 2012
  17. septiembre 6, 2012
  18. septiembre 6, 2012
  19. enero 9, 2013
  20. febrero 25, 2013
  21. marzo 6, 2013
  22. marzo 6, 2013
  23. marzo 6, 2013
  24. marzo 7, 2013
  25. marzo 7, 2013
  26. marzo 22, 2013
  27. mayo 23, 2013
  28. junio 29, 2013
  29. junio 29, 2013
  30. junio 29, 2013
  31. junio 29, 2013
  32. junio 29, 2013
  33. junio 29, 2013
  34. junio 29, 2013
  35. agosto 25, 2013
  36. marzo 27, 2014
  37. abril 30, 2014
  38. julio 7, 2014
  39. octubre 20, 2014
  40. noviembre 16, 2014
  41. enero 4, 2015
  42. febrero 11, 2015
    • marzo 12, 2015
  43. abril 1, 2015
  44. marzo 13, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foro Vida Natural

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR