Comer Carne Animal: ¿por qué se desaconseja su ingesta?

Comer carne animal¿Se te antoja? ¿Quieres una mordidita?

Dice un refrán que “no es lo que comemos, sino como lo comemos”. Y si bien podemos darnos gustos con todo lo que la naturaleza nos da, bien es cierto que debemos de tener noción de lo que comemos y los efectos que causa en nuestro cuerpo para poder mantener un equilibrio. ¿Sabes todo lo que comes cuando comes carne animal?

¿Por qué se desaconseja comer carne animal?

Porque la carne animal tiene algunos efectos en el cuerpo como los que siguen:

  • La carne animal carece de fibra, la cual es esencial para su evacuación. Esto provoca que la carne sea de muy difícil digestión y que forme muchos residuos tóxicos en el intestino, lo cual favorece la colitis, hemorroides, formación de divertículos, estreñimiento, etc.
  • Las grasas saturadas de la carne animal aumentan el nivel de colesterol nocivo en la sangre, provocando riesgos de salud en el sistema cardiovascular, congestión de venas, etc.
  • Al ser de lenta y difícil digestión, en lugar de aportar energía se la roba al cuerpo, por lo que se puede notar que al consumir carne da sueño.
  • El intestino es largo y la carne pasa demasiado tiempo en el, provocando fermentaciones que se convierten en toxinas que la sangre absorbe. Comer mucha carne provoca, por lo mismo, acumulación de toxinas y grasa nociva en el cuerpo, lo cual sube el ph de la sangre (la acidifica) siendo este el factor principal de la gran mayoría de las enfermedades.
  • La saliva para digerir la carne debe ser ácida, los carnívoros como el león tiene saliva ácida para destruir muy bien la carne antes de que pase al estómago. La saliva humana es alcalina, por lo tanto, cuando la carne pasa al estómago este tiene que esforzarse demasiado para digerir la carne, provocando que el estómago se desgaste.
  • Los animales carnívoros tienen intestinos cortos y rectos, están preparados para una rápida expulsión de lo que se pudre rápidamente. Los intestinos de los humanos son largos, miden mas de siete metros y medio, la comida pasa largo rato en ellos, y cuando se fermenta rápidamente.
  • La carne animal es una de las que más forman ácido úrico, colesterol, toxinas y amoniáco con otras sustancias que se consideran cancerígenas.
  •  El sacrificio de animales como credos, pollos, becerros, etc., son sacrificados con crueldad, esto provoca que el animal antes de morir segregue adrenalina  y mucha bilis que son un veneno que absorbe su sangre y cuerpo antes de morir. Esto no puede quitarse de la carne del animal al ingerirla.
  • Además de bilis y adrenalina,  a mucha de la carne animal le inyectas fuertes sustancias químicas para que no se descomponga rápidamente y luzca fresca y apetitosa en apariencia, engañando así al consumidor.
  • Además de bilis, adrenalina, químicos para que no se descomponga, le inyectan a los animales hormonas, antibióticos, les dan de comer incluso bolitas de residuos cloacales desinfectadas con cesio, además de tranquilizantes y otras sustancias para que engorden y pesen más a la hora de la venta.

¿Se te antoja una mordidita de hamburguesa?

Bueno. Si después de esto se te antoja seguir comiendo carne, te recomendamos lo siguiente:

  • Trata de buscar carne de calidad, orgánica de preferencia, de granja donde los animales sean tratados con dignidad.
  • Siempre que comas carne acompáñala con un buen plato de ensalada fresca para ayudar a su rápida evacuación.
  • Nunca tomes refrescos o aguas azucaradas con la carne pues el azúcar fermentará con más rapidez la carne.
  • Bebe u vaso de agua tibia con un limón exprimido antes de comer carne.
  • Trata de masticarla lo más que puedas.
  • Evita comer carne más de una vez a la semana.
  • Bebe diariamente al menos dos litros de agua pura para ayudar a su pronta evacuación.
  • Come la carne sin freírla, de preferencia más cruda que cocida y bien preparada con limón.

NOTA: evita la carne roja en caso de estar enfermo de cualqueir cosa, esto evitará que tu sangre se llene de toxinas y la curación sea más rápida y completa, sobre todo si tienes problemas de obesidad, colesterol, problemas del corazón, diabetes, artritis, gastritis o problemas con el estómago, etc. No es necesaria la carne en la dieta, puedes prescindir de ella llevando una dieta de calidad con vegetales, oleaginosas, amaranto, almendras, nueces y otras proteinas vegetales.

Actualmente existen muchos sustitutos de la carne animal saludables, la carne de soja, de trigo de avena, etc. con estos ingredientes puedes elaborar albondigas, milanesas, hamburguesas, ceviches, etc.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...
11 Comentarios
  1. octubre 17, 2013
    • octubre 19, 2013
  2. octubre 21, 2013
  3. octubre 22, 2013
  4. octubre 24, 2013
  5. diciembre 29, 2013
  6. noviembre 27, 2014
  7. enero 12, 2015
  8. abril 24, 2015
  9. junio 11, 2015
    • junio 12, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR