Cinco Jugos e Infusiones para combatir Tos, Gripe o Resfrío

Si estás pasando por un molesto cuadro de Tos, Gripe o Resfrío, no sólo las medicinas pueden ayudar en tu pronta recuperación y devolverte la salud,  sino también los alimentos naturales. Tú puedes preparar tus propios Jugos e Infusiones para combatir Tos en modo caseros y verás que en poco tiempo volverás a realizar tus actividades diarias con normalidad  con la misma energía y vitalidad de siempre.

Curar el Resfriado

Jarabe de Cebolla

Para descongestionar las vías nasales y superar la tos, prepara un jarabe dulce de cebolla. Para ello debes contar con 1 tallo de cebolla china, una cucharada de miel de abeja y una cucharada de agua. Esta mezcla rendirá para 8 tomas.

Preparación

Pique finamente la cebolla china y échela en una olla. Aparte mezcle la miel de abeja con el agua y viértala sobre la cebolla. Tape la olla y cocine a fuego muy bajo durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, retírelo de la cocina y deje enfriar.

Finalmente tome media cucharada de este jarabe tibio, repitiendo la dosis entre 15 a 30 minutos, hasta que pueda eliminar la tos. Puedes refrigerar este jarabe en un envase hermético de vidrio.

Peras con anís y miel

Otra receta muy buena para la salud de las vías respiratorias es la preparada  a base de peras, anís y miel.

Apunta todo lo que debes tener: Una pera con piel o cáscara, cortada en láminas, ½ cucharada de anís estrella triturado, un higo seco, una taza de agua, 1 cucharadita de miel de abeja.

Preparación

Pon en una olla la pera, el anís, el higo seco, previamente hidratado en agua tibia. Luego vierte el agua y deja cocinar a fuego lento durante unos 45 minutos hasta que notes las frutas suaves. Añades la miel de abejas, mezclas y retiras de la cocina. Finalmente consume las frutas calientes, para ir aliviando la tos.

Para esta receta, debes tener un ramito de eucalipto, 3 cucharadas de azúcar rubia, un pedazo de kión, dos dientes de ajo y una cebolla. Este un excelente remedio expectorante.

Jarabe de Eucalipto, ajos, cebolla y kión

Preparación

Pon en una olla, el azúcar rubia, llévalo a fuego lento y remueve, cuando este a punto caramelo, añade el agua y el resto de ingredientes, deja hervir por unos 15 minutos. Tómalo como agua de tiempo, por lo menos 4 veces al día.

Jugo de cítricos

Para esta preparación necesitas 2 naranjas, un limón y 2 cucharadas de miel. Este jarabe se recomienda especialmente para curar los resfríos y la gripe, al ser rico en Vitamina C. De esta forma aumenta las defensas del organismo, previniendo asimismo las infecciones respiratorias.

Preparación

Lava las naranjas y el limón, luego extrae sus jugos y vaciarlo en un vaso, a esta mezcla le agregas la miel y listo. Tómalo en pequeños tragos, poco a poco. Puedes repetir esta operación una vez más.

Infusión de Salvia y tomillo

La siguiente es una infusión que se puede tomar como agua de tiempo para lograr la salud de las vías respiratorias. Está hecho en base a 1/3 tz. De hojas de salvia, 2 cucharadas de hojas de tomillo fresco, 1 2/3 tzs. de agua, 2 cucharadas de vinagre de manzana, 2 cucharaditas de miel de abeja y 1 cucharadita de pimienta en polvo.

Preparación

Troza con las manos las hojas de salvia y el tomillo, luego échelas a una jarra de vidrio y reserve. Hay que poner además una olla con el agua a fuego lento, cuando esté hirviendo vertirla a la jarra donde se encuentran las hierbas y tapamos. Dejamos reposar por lo menos 30 minutos. Si queremos tomarla, primero hay que colar en otro envase de vidrio y adicionar la miel y el vinagre de manzana. Hay que beber de 2 a 3 cucharadas de esta infusión hasta 3 veces al día, para combatir las afecciones respiratorias.

Otras preparaciones

A continuación te recomendamos otras dos preparaciones, sin embargo éstas no debes beberlas. Una se usa como enjuague y la otra es usada para inhalarla.

Enjuague nasal

Si estás con la gripe o el resfrío no dudes en hacerte un enjuague nasal a base de 1 taza de agua embotellada, o agua mineral, ½ cucharada de sal, 1 cucharadita de palillo en polvo.

Preparación

En una jarra de vidrio, echas el agua, la sal y el palillo, luego mezclas bien y pasas esta mezcla a una botella de boca estrecha. Para usarla colocas una fosa nasal a la altura de la abertura de la botella y aspiras. Hazlo con mucho cuidado, como te repito, la botella debe tener una abertura finita para que no te atores o ahogues. Si el líquido llega a pasar por todo el conducto respiratorio, acomoda tu cabeza hacia atrás, para que salga por la boca y lo elimines. Haz el mismo procedimiento con la otra fosa nasal. Repite esta operación cinco veces al día para despejar los conductos nasales de mucosidad.

Concentrado de eucalipto

Prepara este concentrado con 2 litros de agua y 3 gotas de aceite esencial de eucalipto.

Preparación

En una olla a fuego medio, calienta el agua hasta que hierva, luego vierte con cuidado el agua hirviente en un bol. Añade el aceite esencial de eucalipto. Para inhalar, coloque su cabeza sobre el bol, a una distancia de 30 centímetros y cúbrala con una toalla grande hasta tapar el bol. Inhale el vapor por unos 15 minutos. De esta manera lograrás descongestionar el pecho. Repite esta acción cada vez que tengas dificultad de respirar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 2,33 out of 5)
Loading...
5 Comentarios
  1. abril 3, 2014
  2. abril 4, 2014
  3. abril 16, 2014
  4. marzo 2, 2015
  5. septiembre 24, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR