Beber Vino, punto a favor de nuestra Salud

¿Has oído hablar de las bondades del vino en nuestra salud; realmente son ciertos todos los beneficios que se le atribuyen? Por qué es esta bebida altamente recomendable y no así otras como la cerveza, el vodka o tal vez el ron.

El vino es  una de las bebidas alcohólicas, más antigua del planeta,es por ello que su historia y popularidad se ha extendido por miles de años. Quién no recuerda incluso, que alguna vez Jesús hizo mención del vino en una de sus parábolas.

Vitaminas y mineralesBeber Vino y nuestra Salud

Empecemos confirmando que efectivamente, el vino pese a contener alcohol, es una fuente de diversas vitaminas como la A, C  y varias del complejo B, como la biotina, colina, incositol, ciancobalamina, ácido fólico, ácido nicotínico, pridoxina, tiamina entre otros. A esto se suma sus dosis pequeñas de hierro, por lo que también puede ayudar en controlar afecciones como la anemia.

Polifenoles

Recientes estudios han descubierto que el consumo de vino, especialmente el tinto,  evita que el omega-3 se descomponga en el cuerpo, su acción ocurriría en el plasma sanguíneo, beneficiando a nuestro corazón. Es por ello que, actualmente muchos médicos recomiendan tomar vino tinto hasta 300 ml de por día.

Aunque resaltan su consumo moderado y lo asocian con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, los mecanismos subyacentes de estos efectos beneficiosos “no se entienden completamente.”

Contra los coágulos

Otra de las propiedades que se le asigna al vino tinto es su supuesta acción anticoagulante, o antitrombótico. Se ha comprobado que los consumidores esporádicos o moderados de vino tienen menor nivel de proteína fibrinógena que promueve la formación de coágulos de sangre.

Longevidad

Quien no ha oído alguna vez a una persona mayor o de la tercera edad, afirmar que el secreto de su longevidad es tomar una copita de vino después del almuerzo. Esto justamente es confirmado por un grupo de investigadores europeos, quienes sugieren que el consumo diario moderado de vino tinto, entre 22 a 32 g de alcohol, tiene un efecto protector sobre la mortalidad por cualquier causa.

Esto es respaldado por otros estudios en Francia, Reino Unido, Finlandia y Dinamarca, que alegan que es el vino la bebida espirituosa más beneficiosa para el ser humano.

Mejora la digestión

Por su acción en favor a la secreción salival se indica que el vino resulta provechoso para una buena digestión, especialmente en el caso de proteínas, cuando se comen carnes, pescados y quesos.

Aterosclerosis

Una de las buenas noticias, es que el vino ayuda a  prevenir enfermedades como la arterioesclerosis. Los polifenoles presentes en el vino tinto parecen favorables a mantener los vasos sanguíneos saludables mediante la promoción de la formación de óxido nítrico (NO), sustancia química fundamental y factor de relajación que juega un papel importante en la regulación del tono vascular.

Dosis sana

Para que el consumo de vino tinto nos resulte beneficioso se aconseja que no exceda de dos copas diarias, tomar un mínimo de cuatro veces a la semana, degustar la bebida junto con las comidas y evitar en mujeres embarazadas y niños.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
7 Comentarios
  1. diciembre 10, 2012
  2. diciembre 13, 2012
  3. enero 11, 2013
  4. enero 11, 2013
  5. abril 21, 2013
  6. mayo 23, 2014
  7. julio 13, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR