Aprende sobre los Principales Tipos de Masajes y sus Beneficios

Es cierto que los masajes son bien conocidos por su capacidad de relajarnos y ¿quién no disfruta de un rico masaje? Pero no solamente nos pueden servir para  relajarnos si no que además nos ayudan a mejorar la flexibilidad y la circulación; nos ayuda a eliminar los depósitos de grasa y ayudan a la tonificación muscular. En este espacio te voy a compartir algunos de los masajes más populares, las diferencias entre uno y otro, además de las contraindicaciones.

Fotolia_22871885_XS1.jpg

Si te interesan los masajes y quieres aprender un poco más de ellos no dejes de leer este artículo.

Antes que nada quiero compartir algo de historia sobre los masajes; los masajes para aliviar el dolor son casi intuitivos, llevarnos una mano a una zona donde nos hemos dado un golpe o donde sentimos dolor. Los masajes son casi tan antiguos como las primeras civilizaciones, los griegos, chinos, romanos y otras antiguas civilizaciones ya los practicaban. Por ello no es de extrañar que sean efectivos y existan tantas variantes y estilos para dar masajes.

Los romanos usaban los masajes como una forma de relajación y también como un tratamiento más de belleza, para los chinos se trata de una técnica para tratar algunas enfermedades o dolencias. Mientras que en la Edad Media los masajes fueron considerados pecado ya que cualquier forma de caricia o roce de la aún con fines medicinales era visto como algo prohibido.

Sin embargo, tras ese periodo poco a poco retomó la costumbre de los masajes en Europa y el resto del mundo; tanto que en la actualidad es uno de los métodos más reconocidos para tratar diferentes padecimientos, embellecer o relajar.

Tipos de Masajes

Masaje Estético: este tipo de masajes es uno de los más populares ya que son útiles para mejorar el aspecto de la piel, reducir medidas, perder grasa y mejorar el tono muscular; estos masajes se enfocan en reducir los depósitos de grasa y mejorar la apariencia de los músculos. Entre estos masajes podemos encontrar:

Enoterapia: este masaje es una terapia muy completa que nos ayuda a mejorar la piel, los músculos y también es indicado como masaje relajante ya que actúa sobre las terminaciones nerviosas. Vuelve la piel más suave y flexible, barre impurezas de la piel y desprende adherencias. Consisten en un masaje con vino tinto, aceite de uva, seguido de un masaje con piedras volcánicas y por último con un cataplasma de arcilla y uva. No es recomendado para personas con piel sensible, lesiones en la piel o varices.

Reductivos: dentro de los masajes estéticos son uno de los más solicitados, este tipo de masaje ayuda a reducir tallas, disminuir la grasa corporal y también a moldear la figura; entre los más populares puedes encontrar el masaje con ventosa, masajes drenantes, anticelulíticos, etc.

Masaje Deportivo: este tipo de masajes son importantes antes, durante y después de un ejercicio vigoroso en especial para aquellos deportistas de alto rendimiento; se utilizan para calentar y preparar los músculos, con la finalidad evitar lesiones. También son de gran importancia para tratar una lesión, mejorar la flexibilidad y tono muscular del deportista.

Masaje Relajante: como su nombre lo dice estos masajes están enfocados en brindar una sensación de alivio, con las técnicas empleadas se busca reducir el estrés, crear un alivio psicológico y físico, por lo que aún sin ser su objetivo principal son masajes terapéuticos.

Masaje Terapéutico: se consideran masajes terapéuticos aquellos que como finalidad pretenden mejorar la circulación, la movilidad debido a un músculo o tejido dañado, aliviar o combatir el dolor.

 Masaje Sueco: este es uno de los masajes más clásicos y consisten en utilizar 5 movimientos que nos ayuden a relajar y reducir la tensión muscular, fomentan una relajación profunda, mejora la circulación sanguínea y linfática. Por ello es muy recomendable para aliviar las piernas cansadas.

Masaje Shiatsu o presión con los dedos: este masaje es de origen japonés y  es un estilo de masaje que como su nombre lo dice se basa en hacer presión en distintos puntos con los dedos, es un tipo de acupresión destinado a aliviar distintas dolencias actuando sobre el sistema nervioso.

Masaje con piedras (frías o calientes): Uno de los masajes más relajantes, se utilizan basaltos de distintos tamaños que pueden colocarse fríos, calientes o una combinación de ambas. Las piedras frías son excelentes para relajarte, las piedras frías se utilizan para las piernas cansadas y las várices.  Las piedras calientes son muy recomendadas para las personas que padecen de insomnio y dolencias musculares.

Masajes con aromaterapia: este masaje se realiza con aceites esenciales que se frotan en la piel, al mismo tiempo los aromas que despiden ayudan a relajarse, disminuir el dolor, inflamación, también nos ayuda a mejorar la respiración y digestión.

Masaje Maya: este masaje se concentra en la zona del vientre y el tórax, es un masaje ideal para reajustar los órganos y sobre todo se suele recomendar como un masaje para mejorar la fertilidad de la mujer. Actualmente es un masaje muy popular por esta propiedad.

Reflexología: consiste en un masaje de pies, se basa en que cada zona del pie corresponde a un área de nuestro cuerpo, por lo tanto al masajear y hacer presión en ciertas zonas se logra tratar ciertas dolencias y enfermedades de los órganos, sistemas o también algunos problemas emocionales, es un masaje rápido pero con múltiples beneficios.

Los masajes están contraindicados cuando:

  • Durante los 3 primeros meses del embarazo: no está completamente prohibido pero siempre deben realizarse con prescripción médica y bajo supervisión, además asegurarse de que sean masajes suaves y evitar zonas como la columna y el tórax.
  • Tras una intervención quirúrgica: al menos debemos esperar 6 meses antes de practicarnos cualquier masaje, ya que nuestro cuerpo aún se encuentra en período de cicatrización.
  • Debido alguna enfermedad o padecimiento: es importante enlistar nuestras enfermedades o dolencias antes de iniciar cualquier terapia de masajes, ya que algunos pueden no estar recomendados para cierto tipo de padecimientos.
  • Enfermedades infecciosas de la piel: si estas atravesando un cuadro de infección de la dermis por hongos, bacterias etc. es recomendable suspender los masajes ya que promueve la proliferación y el contagio de esta enfermedad.

Si detectas que el masaje que llevas a cabo está agravando el problema o surge un dolor o incomodidad tras las sesiones es un indicativo de que hay que suspender o cambiar el tipo de masaje y nunca te olvides de siempre consultar un experto y asegurarte que el masajista tenga las licencias necesarias para la terapia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
4 Comentarios
  1. septiembre 6, 2016
    • septiembre 8, 2016
  2. septiembre 6, 2016
    • septiembre 8, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR