Aprende a reconocer una Apendicitis

Aunque es una afección que puede resolverse con una rápida intervención quirúrgica, la apendicitis continúa ocasionando lamentables muertes cuando no se acude a tiempo a un centro de salud y desencadena en una peligrosa peritonitis.

Es importante por ello que todas las personas sepan diferenciar bien una apendicitis de cualquier otro dolor estomacal y pasar a una revisión médica; pues entre el chequeo y todas las pruebas que ordena el doctor, se pueden pasar más de cuatro horas para un diagnóstico definitivo y la apendicitis puede ir agravándose.

Por qué se originaAprende a reconocer una Apendicitis

En general, aún no existe un consenso o un estudio que defina por qué se origina la apendicitis, en algunos casos se sabe que es causado por una obstrucción del apéndice por materias fecales que se acumulan en él.

Cómo distinguirlo

Normalmente una apendicitis empieza con un dolor abdominal alrededor del ombligo, náuseas, vómitos, falta de apetito y en algunos casos estados febriles ligeros hasta ir en aumento.

Luego, el dolor va incrementándose gradualmente hasta desplazarse a la zona derecha del abdomen, el paciente a su vez puede sentir deseos de orinar urgentemente, en un número anormal de veces, en casos donde los afectados son niños de dos años, los síntomas más frecuentes son vómitos y un abdomen hinchado, además del intenso dolor, que por ratos puede ser intermitente hasta volverse más agudo y persistente.

Procedimientos médicos

Una vez que se ha acudido con el especialista, el diagnóstico se dará luego que se le tomen diversos exámenes entre los que destacan los análisis de sangre, de orina, radiografías de abdomen y tórax, así como una tomografía axial computarizada (TAC) de la zona afectada. Claro que eso dependerá del médico, que tal vez con una simple palpación del abdomen y de lo avanzado del mal, pueda advertirlo.

En ese caso, la solución es una intervención quirúrgica para extirpar el apéndice, llamada apendicetomía, sin grandes consecuencias en la posteridad para el paciente. Esta cirugía se realiza bajo anestesia general.

Peritonitis

Si no se acude a tiempo del diagnóstico, el apéndice que es el órgano del tamaño de un dedo que está adosado al intestino grueso en la parte inferior derecha del abdomen, puede reventarse e infectar a todo el organismo con las bacterias y materia fecal que podría haber estado en su interior. Esto se conoce como peritonitis.

Los pacientes en ese estado de gravedad pueden sobrevivir si la infección no se ha diseminado por todo el cuerpo sino sólo por algunas zonas donde pueden hacerlo drenar; sin embargo eso no ocurre en todos los casos, donde algunos pacientes mueren en pocos días por sepsis, o en otros casos la muerte es casi fulminante.

Prevención

¿Se puede prevenir la apendicitis?, esa es una pregunta frecuente y como no se conoce la causa exacta de por qué se obstruye el apéndice y se infecta de materia fecal, existen algunas aproximaciones que pueden acercarse a la verdad y que muchas veces los médicos recomiendan.

Lo primero es llevar una dieta alimenticia lo más saludable posible, rico en fibras, que son las que posibilitan un mayor movimiento de las heces.

Otras posturas no comprobadas señalan que la ingesta de semillas y las pepas de las frutas también pueden obstruir la irrigación del apéndice.

Como no se tiene la causa exacta es mejor poner atención a lo comentado, total las “pepitas”, por ejemplo del tomate y del pepinillo, no nos aportan nutrientes, entonces es mejor deshacernos de ellas y no consumirlas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. noviembre 21, 2012
  2. noviembre 23, 2012
  3. noviembre 28, 2012
  4. junio 3, 2013
  5. agosto 8, 2013
  6. julio 31, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR