Adiós a los Lentes con Microcirugía Ocular

¿Sabías que actualmente son cientos las personas que corrigen su visión con una cirugía ambulatoria que dura menos de 10 minutos por ojo? Pues sí se trata de la cirugía refractiva, una microcirugía ocular de gran precisión a la que se someten hombres y mujeres mayores de 18 años, con el fin de mejorar su visión y en otros casos dejar atrás sus anteojos o lentes de contacto.

La operación ambulatoria es indolora, pues se aplica anestesia en gotas.

En esta intervención, se usa el rayo láser acoplado a un sistema computarizado que utiliza la luz ultravioleta invisible del láser para remodelar la forma de la córnea de los ojos, específicamente la parte arqueada, redonda y transparente.

Sin dolor

Para el procedimiento, se aplica como anestesia una gota ocular que adormece la superficie del ojo, de esta manera no hay sensibilidad ni dolor. Luego se humedece el ojo y se le coloca un anillo de succión para impedir su movimiento. Con ello se estabiliza la córnea de forma correcta para que el láser haga su trabajo.

No se hacen puntos, posteriormente se coloca un parche transparente para proteger la membrana el primer día del post operatorio. Lo mejor de todo es que a las pocas horas de la cirugía el paciente ya puede ver, aunque de forma borrosa; sin embargo en menos de 48 horas su visión estará recuperada hasta en un 90 por ciento.

Posteriormente el tratamiento es sólo con un antibiótico ocular, aproximadamente durante una semana. Asimismo el especialista convendrá si es necesario recetar el uso de lágrimas artificiales por unas semanas.

Qué males corrige

La Cirugía Refractiva, es el conjunto de técnicas quirúrgicas para tratar los defectos refractivos oculares como la miopía, astigmatismo o hipermetropía, que afecta a personas de diversas edades. Estos errores refractivos hacen que la imagen se conciba de manera anómala, como una visión borrosa.
Debes saber que normalmente, la imagen ingresa en el ojo a través de la córnea y del cristalino, hasta programarse en la retina. Este proceso es conocido como refracción. La retina se encarga de transmitir la imagen al cerebro a través del nervio óptico.

Candidatos para la cirugía

– Toda persona mayor de 18 años de edad, no gestantes, ni amamantando.
– No estar medicado con Accutane o prednisona por vía oral.
– Debe estar en buenas condiciones de salud.
– No es recomendado para pacientes con diabetes, lupus, artritis reumatoide o infecciones oculares.
– Para ser considerado apto para esta cirugía debes pasar unos exámenes que te realizará el médico oftalmológico.

Examen exhaustivo

Pasos previos que realizará el médico especialista:

– Dilatación de sus pupilas para afinar su prescripción.
– Examinar sus ojos para verificar que estén sanos.
– Prueba de detección de glaucoma
– Examen de la retina.
– Medición de la curvatura de la córnea y de las pupilas.
– Topografía de sus ojos para descartar que no padezca un astigmatismo irregular
– Medición del grosor de su córnea.

Enfermedades oculares

La cirugía refractiva pueden mejorar imperfección de la forma de la córnea, del cristalino o globo ocular como:
-La Miopía: Es cuando las personas que sólo pueden ver de manera clara los objetos cercanos.
-El Hipermetropía: Este término utilizado para aquellos que sólo pueden ver de manera clara y distinguible los objetos lejanos.
-El Astigmatismo: Este defecto es cuando las imágenes se ven borrosas, tanto de cerca como de lejos.

Algunos riesgos a evaluar

Sin querer ser alarmista hay que resaltar que no todos los pacientes son candidatos idóneos para esta intervención. Asimismo existen algunos riesgos, que debe asumir el paciente, sin embargo éstos tienen bajas probabilidades de ocurrencia, lo ideal es que puedas esclarecer todas tus dudas e inquietudes con tu médico, a fin de que tomes una decisión.
Algunas de las complicaciones, que repetimos son de baja probabilidad, son las siguientes:
-Una inflación o un desperfecto del aparato laser, puede provocar ceguera y daño ocular irreversibles.
-Disminución de la visión.
-Problemas en la visión nocturna.
-Disminución de la sensibilidad de contraste
-Sequedad ocular grave.
Para evitarlos, debes buscar a un especialista y acudir sólo a centros médicos ópticos especializados.

Debes tomar en cuenta

Si usas lentes de contacto, debes dejar de usarlos porque éstos cambian la forma de la córnea y encubren los resultados de las medidas durante el examen preoperatorio.
Es recomendable no usar maquillaje en los ojos para evitar infección, por lo menos una semana después de la operación.
La cicatrización es rápida, pero es conveniente dos días de descanso.
Evita hacer deportes bruscos por lo menos, durante cuatro semanas
Después del procedimiento sentirás molestias en el ojo por algunas horas.
No debes frotarte, el médico te recetará un calmante.
Durante quince días no debes practicar natación, ni someterte a baños de inmersión de agua caliente.
Si no cumple con las condiciones requeridas para la cirugía refractiva, no pierdas las esperanzas pues existen otras alternativas quirúrgicas como el implante de un lente intraocular.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. junio 23, 2015
    • julio 7, 2015
  2. junio 23, 2015
  3. junio 24, 2015
    • julio 7, 2015
  4. junio 24, 2015
  5. junio 25, 2015
  6. junio 25, 2015
  7. junio 27, 2015
    • julio 7, 2015
  8. agosto 7, 2015
  9. febrero 17, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR